La noche más larga del año, alrededor del mundo

Como todo el mundo sabe y los informativos del día se encargarán de recordar en varias ocasiones, la de hoy es la noche más larga del año en España. Como cada último domingo de octubre, la madrugada dominical tendrá una hora más. Afortunadamente para nosotros, no somos los únicos en realizar el cambio de hora. En la misma madrugada, toda Europa, de Polonia a las Azores y de Noruega a Malta, realiza el cambio simultáneamente, a la una de la mañana UTC. Con esto se consigue evitar que países contiguos cambien de hora en momentos distintos (con los problemas de horarios o coordinación que esto podría conllevar). Pero, ¿qué pasa cuando el cambio no se hace, no ya simultáneamente, sino ni siquiera la misma noche en territorios vecinos? ¿O cuando una parte de un país no observa el horario de verano y el resto sí? ¿Y en el hemisferio Sur? ¿Es allí  la de hoy la noche la más corta del año?

Mapamundi indicando la observancia del horario de verano (click para ampliar). En azul, los territorios que lo usan. En naranja, los que lo hicieron tiempo atrás pero ya no lo observan, y en rojo los que nunca lo hicieron. Se puede apreciar que en las zonas ecuatoriales del planeta es mucho menos común el cambio de horario.

La historia de por qué se usan horarios distintos para el invierno y para el verano es bien conocida. La idea de adelantar el reloj en verano la propuso en 1905 un caballero londinense llamado William Willet, al que molestaba tener que acortar sus recorridos de golf durante el verano, pero no tuvo demasiado éxito. Tampoco lo había tenido diez años antes el entomólogo neozelandés George Vernon Hudson diez años antes. Una década más tarde de la propuesta de Willet, y ya en plena Primera Guerra Mundial, Alemania adoptó la medida con el objetivo de ahorrar carbón y aprovechar más las horas de sol disponibles. El Reino Unido y gran parte de los países europeos les siguieron poco después. Durante los años posteriores a la Gran Guerra muchos países revocaron la medida, pero durante la crisis del petróleo de los años setenta el DST, o Daylight Saving Time, fue adoptado de nuevo en muchos lugares.

Un funcionario adelanta el reloj del Senado de EE.UU. en 1918, primer año en que se aplicó la medida

Los diferentes criterios seguidos para la aplicación del horario de verano alrededor del mundo provocan situaciones curiosas. En Europa , y desde hace casi quince años, se sigue la norma del último domingo de octubre y el último de marzo, pero en el resto del mundo la cosa no es tan simple. En Estados Unidos, por ejemplo, el cambio de hora se produce el segundo domingo de marzo y el primero de noviembre, siempre a las dos de la madrugada hora local, lo que provoca que, momentáneamente, zonas horarias contiguas tengan una diferencia de dos horas o, por el contrario, compartan la misma hora. Un caso especialmente curioso es el de Arizona. El estado, a diferencia del resto del país, no realiza cambio horario alguno en verano, por lo que durante algo más de seis meses al año se encuentra una hora por detrás de los estados adyacentes. Dentro de Arizona, y extendiéndose también a Nuevo México y Utah, se encuentra la Reserva India de los Navajos (en la que, por cierto, se encuentra Four Corners), una entidad subestatal que tiene competencias propias entre otras cosas, sobre la hora oficial. Los Navajos sí que realizan el cambio horario, por lo que durante seis meses al año aproximadamente el tiempo discurre una hora por delante que en el resto de Arizona. Pero la cosa es más complicada aún. Enclavada dentro del territorio Navajo se encuentra la Reserva de los Hopi, que, como la parte no-Navajo de Arizona, tampoco realiza cambios de hora a lo largo del año. Así las cosas, durante seis meses al año tenemos un, digamos, enclave horario que a su vez se encuentra dentro de otro. Para mayor diversión, el territorio Navajo tiene un pequeño enclave dentro de la reserva Hopi (¿meta-metaenclave horario? ¡Viva!) y los Hopi también poseen un pequeño enclave en el territorio Navajo. Recorrerse en verano la Carretera Estatal 264 de Arizona supone cambiar la hora del reloj en seis ocasiones en una distancia de apenas 250 kilómetros.

Mapa de las zonas horarias de EE.UU (clic para ampliar). La zona rayada de Arizona (y Hawaii) indica el territorio donde no se observa el horario de verano. Debajo, mapa de las reservas indias Navajo y Hopi.

En Canadá sucede algo parecido, sólo que más complicado. La provincia de Saskatchewan no observa el horario de verano, a diferencia del resto del país, exceptuando el pueblo de Lloydminister, que posee la particularidad de estar partido en dos por la frontera entre Saskatchewan y Alberta. Un par de distritos de la Columbia Británica tampoco realizan cambio horario alguno, al igual que la Isla de Southampton, en Nunavut y un par de pueblos en Ontario y Quebec. Un sindiós. Sin salir de América del Norte, México tiene su propia Arizona, el estado federado de Sonora, que, por compartir frontera con Arizona, decidió aplicar el mismo horario que sus vecinos del Norte. En México el cambio horario se realiza el primer domingo de abril y el último de octubre, excepto en diversos municipios fronterizos como Tijuana o Ciudad Juárez, donde se realiza simultáneamente al cambio en EE.UU.

Diferencia horaria entre la costa este de Estados Unidos y la zona central de Brasil. Al solaparse el horario de verano del hemisferio norte con el de invierno del hemisferio sur la diferencia oscila entre las hora y las tres horas, pese a que las dos zonas se encuentran en el mismo huso horario teórico.

La mayor parte de los países asiáticos no usan el horario de verano. Las excepciones se encuentran, sobre todo, en la ribera mediterránea. Dos de los países que sí realizan cambios de hora son Israel y la Autoridad Palestina. Pero el cambio lo realizan en distintas fechas; Israel realiza el cambio a horario de verano el último viernes antes del dos de abril (alrededor de la fiesta del Pésaj) y termina en el domingo que cae entre el Rosh Hashaná y el Yom Kipur. Para un no judío, difícil de recordar. El territorio controlado por los palestinos el horario de verano termina más tarde que en Israel, lo que en una zona tan caliente puede provocar situaciones macabras, como la que sigue: En septiembre de 1999 un comando de terroristas palestinos preparó tres coches bomba para ser detonados en territorio israelí. Pusieron sus cables, su dinamita y sus relojes y fijaron la hora de la explosión para las cinco y media de la tarde, hora local palestina. Los conductores de los coches, sin embargo, ajustaron sus relojes a la hora oficial israelí, que justo en ese momento era una hora menos que en los territorios palestinos. El resultado de la confusión fue que las bombas reventaron una hora antes de lo previsto por los conductores, matándolos a todos. Esta acción les valió la concesión de un Premio Darwin, al haber mejorado, sin duda, la herencia genética de la humanidad al autoeliminarse de manera fundamentalmente estúpida.

¿Y en el hemisferio sur? Dado que allí las estaciones están invertidas con respecto a la mitad norte del globo terráqueo, es ahora, cuando en el hemisferio norte empezamos a transitar la larga senda de noches cada vez más largas que el día, el momento en el que se pone en marcha el horario de verano. Pero de diferentes maneras. En Brasil, por ejemplo, sólo algunos estados del Sur realizan el cambio horario, todos a la vez. Chile lo realizó hace un par de semanas, Uruguay, hace tres (durante dos semanas han ido una hora por delante de sus vecinos brasileiros) y Paraguay el domingo pasado; en el sur de África sólo Namibia cambia la hora. Pero donde tienen montado un cacao importante con los cambios horarios es en Australia. La Isla de Lord Howe, por ejemplo, es el único territorio del mundo en el que el horario de verano está adelantado sólo media hora respecto al resto del año. En Australia cada estado decide si realiza el cambio o no. Cinco de los ocho estados y territorios australianos lo hacen, cada uno a su hora correspondiente, pero hasta hace bien poco no se ponían de acuerdo en cuándo realizarlo. En 2006, por ejemplo, Tasmania hizo el cambio el 1 de octubre, Australia Occidental el 3 de diciembre y el resto de territorios el 29 de octubre. Eso es coordinación y lo demás, tonterías.

Zonas horarias en Australia durante el verano (basadas en UTC)

En cualquier caso, si resides, querido lector, en Europa, que disfrutes de la noche más larga del año.

Fuentes wikipédicas (además de las enlazadas en el texto): 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7. Para calcular diferencias horarias, es útil daylight-savings-time.info

Si te gustó esta entrada, tal vez también te guste Feliz año nuevo… alrededor del mundo.

About these ads

Etiquetas: , ,

45 comentarios to “La noche más larga del año, alrededor del mundo”

  1. Tucumano Says:

    que interesante!
    como afectara el cambio de horario en la vida diaria en la triple frontera? ;)

  2. La noche más larga del año, alrededor del mundo Says:

    [...] La noche más larga del año, alrededor del mundo fronterasblog.wordpress.com/2010/10/30/la-noche-mas-larga…  por ucedaman hace 2 segundos [...]

  3. Mostrenco Says:

    Existe un poderoso motivo para no realizar cambios horarios en las zonas situadas entre los dos trópicos, y es que en ellas existen DOS fechas al año en las que se produce la noche más corta, y otras DOS en las que se produce la más larga, dependiendo, para más inri, de la latitud exacta.

    Por otro lado, la diferencia de duraciones entre unos días y otros es mucho menos acusada cuando más cerca estamos del Ecuador.

    El año pasado escribí un artículo al respecto que podría resultar interesante:

    http://empollonintegrista.wordpress.com/2009/03/28/%C2%A1cambio-de-hora/

  4. Frefo Says:

    [...]toda Europa, de Polonia a las Azores y de Noruega a Malta, realiza el cambio simultáneamente[...]

    perdona mi ignorancia, pero el punto mas al sur de europa no son las islas canarias? lo digo por que aki tambien tenemos que cambiar la hora TT siempre marginados XD

  5. Caminante Says:

    Muy interesante todo eso del cambio horario, y muy currada la entrada!!

    Creo que al final lo más lógico sería que se cambiara entorno a los equinoccios, que al fin y al cabo es cuando empieza a haber más noche que día (y al revés).

  6. muskarditz Says:

    Sin ánimo de molestar, el punto más al sur de Europa no es en ningún caso las Canarias.

    Si buscamos el sur de la Europa geográfica, no pueden ser las Canarias, porque aunque histórica, política y culturalmente son indudablemente europeas, geográficamente son parte de Africa.

    Y si consideramos la Europa política, el punto más al sur son las islas Sandwich del Sur, de soberanía británica.

    Pero incluso si nos limitamos a los territorios que forman parte efectiva de la UE, más al sur de las Canarias están Guadalupe, San Bartolomé, San Martín, Martinica, la Guayana francesa, Mayotte y la isla Reubión. Todos esos terriotiorios pertenecen a Francia y forman parte, como las Canarias, de los territorios ultraperiféricos de la UE. De hecho, sólo tienes que fijarte en el mapa que viene en el reverso de los billetes, que ahí aparecen.

  7. Frefo Says:

    Muchas gracias por ilustrarme muskarditz XD pero canarias pertenece a españa, ke si es de la union europea, en cuyo caso citaria a españa… pero bueno, como bien has dicho geograficamente no pintamos nada XD

    Entonces por ke tambien cambiamos la hora si estamos en medio de los tropicos @.@ XD perdonden mi ignorancia, pero la geografia no es lo mio XD

  8. Blanco Africano Says:

    “”En la misma madrugada, toda Europa, de Polonia a las Azores y de Noruega a Malta, realiza el cambio simultáneamente, a la una de la mañana UTC.””

    ¿Y Europa va de Polonia a las Azores? XXD Por otro lado, no veo que la Guayana francesa haga el cambio horario.

    Canarias es con diferencia la RUP de mayor importancia, incluso con mayor peso que algunos de los estados “continentales” de la UE si fuera independiente. Y no, Canarias no está entre los trópicos. De hecho está a la altura de Estados Unidos.

  9. Blanco Africano Says:

    Por cierto, enhorabuena por la entrada, está muy bien ;)

  10. jmtb Says:

    Felicidades por la entrada. Interesante y bien explicada. Y, para los seguidores del blog, buen guiño al enclave del enclave horario. Pongo un enlace en mi blog

  11. Tony Montesdeoca Says:

    Efectivamente, el Trópico de Cáncer se encuentra a 23º 26′ 17” latitud norte del Ecuador, sin embargo, la isla de El Hierro (la más septentrional de las Canarias) está a 27º 37′. Canarias siempre ha sido considerada una región subtropical, no tropical. Y, sí, estamos en África (aunque eso de que a la altura de EEUU suena muy mal -no obstante, es cierto, concretamente de la Florida).

    De todas formas, aunque me ha encantado la entrada, no estoy de acuerdo con su título. Esta no es la noche más larga del año. Quien use el despertador podrá ser el único beneficiado que disfrutará de una hora más para dormir, pero la noche (como periodo que transcurre entre la puesta y la salida del sol) durará lo mismo. De hecho, sobre el papel, la noche durará menos, ya que amanecerá una hora más pronto que el día anterior.

  12. Blanco Africano Says:

    El Hierro es la más meridional (la más al sur), no la más septentrional. No veo que problema hay en señalar que Canarias está a la misma latitud que Estados Unidos, concretamente de estados como Florida, Georgia, Alabama, Mississippi, Texas, Arizona o California. Pero al fin y al caso, el norte de EEUU está a la altura de Francia.

    Subtropical… es la que está más allá de los trópicos, el clima subtropical no es mas que el templado cálido, que es el que hay en la mayor parte de Estados Unidos y en el Mediterráneo. Y en Canarias hay que tener en cuenta además la Corriente fría de Canarias.

    • Tony Montesdeoca Says:

      DIsculpe la errata, Blanco Africano. Meridional. A la altura de EEUU me sonó igual que a la altura del betún (no es que lo piense), sólo dije que suena muy mal.

      Por cierto, a qué te refieres con más allá de los trópicos. Aunque no soy geógrafo (ni nada que se le parezca), entiendo que si un territorio está en el espacio marcado entre los dos trópicos es tropical, pero si está (de alguna manera) cerca de uno, aunque por fuera, sí puede ser subtropical. Por cierto, que el clima de las Canarias se parece bien poco al del Mediterráneo. Y… qué parte es “la mayor parte de Estados Unidos”. Apenas conozco ese país, pero creo que es demasiado grande como para compartir un mismo clima en la mayor parte de su territorio.

      • Blanco Africano Says:

        Dije altura en lugar de latitud, por aquello de que suele decir “arriba” o “abajo” a veces de manera informal. No pretendía hacer consideraciones políticas, tan solo que se tome conciencia de cuál es la localización real de Canarias: África, pero en la misma latitud que EEUU.

        “Subtropical”, no es mas que aquello que es contiguo a lo tropical, pero no lo es. Es templado “cálido”, en contraste con el oceánico (predominante en el Norte de Europa). Más frío es el continental (como en Rusia y Canadá) donde uno de sus tipos es el subartico.

        A Canarias al parecer se la clasifica como “subtropical oceánico”, lo que viene a reflejar inviernos suaves y veranos “frescos” que le confiere su notable estabilidad térmica a lo largo del año. En cualquier caso, la climatología de Canarias cambia bastante a lo largo de su geografía, lo mismo, claro está, que pasa en Estados Unidos. En cualquier caso, no dije que el clima de Canarias fuera mediterráneo, sino que forma parte del mismo grupo, al menos en teoría.

        Este mapa sobre la comparación de los climas templados de ambos hemisferios creo que puede ser interesante:

        http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/db/Latitud_templada_comparativa.jpg

  13. Elentir Says:

    Tuiteado, como siempre.

  14. Cambio de hora « alfanje Says:

    [...] de hora Por alfanje Esta noche cambia la hora. Anteayer me desayuné con una estupenda entrada sobre el particular en el blog Fronteras. En especial, me llamó la atención la situación que se [...]

  15. kozure okami Says:

    diego:

    viendo el mapa me nace una duda sustancial. Dices que “en naranja” : En naranja, los que lo hicieron tiempo atrás pero ya no lo observan, (esto es, el horario de verano”.

    Entre ellos veo mi pais , colombia. Pero, que yo sepa, nunca ha habido formalmente “Horario de verano”-. Lo que si hubo (y lo recuerdo bien porque iba a la escuela en esa epoca) fue esto:

    “La reducción en las reservas de agua en los embalses, agravada por el fenómeno de El Niño, condujo a una reducción en la producción de energía hidroeléctrica que forzó a las autoridades a implementar una serie de apagones programados que duraron más de un año entre 1992 y 1993. Para contrarrestar los efectos negativos de los cortes de energía eléctrica, el gobierno del entonces presidente César Gaviria Trujillo tomó la decisión de adelantar una hora los relojes en el país, pasando de UTC-5 a UTC-4 a la medianoche del 2 de mayo de 1992. La medida, conocida informalmente como Hora Gaviria, duró once meses.[8] Desde entonces, Colombia no ha vuelto a adoptar el horario de verano, pero ante una posible crisis energética en 2010, es muy posible que se restablezca el horario de verano en dicho país.”

    pero creo que, aunque el Horario de verano en el mundo se establece segun leo tu explicacion para salvar recursos energeticos, no creo que “la hora gaviria” pueda ser incluida aqui.

    Aunque “doctores tiene la iglesia”..-. espero que alguien me responda.

    saludos, me encanta fronteras!

  16. Jon Says:

    El año pasado se dio un casi curioso en Argentina, que me afectó personalmente por estar de viaje en aquel país: Estando programado el cambio horario por estas fechas, no se llegó a realizar por discrepancias entre los distintos territorios. Esto afectó a los horarios de los 9 vuelos y autobuses que teníamos contratados, y prolongó las escalas en aeropuertos europeos.

  17. Kim Iggy troll Says:

    Decreto la oficialidad única y exclusiva de la hora zulú en todo el orbe. Sea.

  18. Guibuu Says:

    Ahora entiendo mejor por qué mi S.O. descarga tantos parches intentando “resolver los problemas derivados de la legislación revisada sobre el horario de verano y la zona horaria en varios países” xD

  19. José Carlos Says:

    En mi país, Perú, nunca ha habido un “horario de verano” en sentido estricto… cosa que sería absurda, tomando en cuenta que la diferencia entre la puesta del sol en febrero y en agosto es de una hora como mucho. Hubo, sí, lo que Kozure Okami dice sobre Colombia. Hará unos 20 años (no recuerdo el año exacto, sólo que era un niño pequeño y me pareció de lo más loco cómo de repente “empezó a oscurecer tan tarde”) hubo serios problemas de energía, con apagones, racionamiento de luz y todo eso, y se adelantó una hora para aliviar un poco el asunto. No duró tanto como en Colombia, habrá sido por unos 2 ó 3 meses., después todo volvió a la normalidad.

    Y ya que andan en el tema, tal vez alguien me puede responder algo que siempre me pregunté sobre España: ¿A qué se debe la hora tan distorsionada (corrida hacia el este) que usan? Porque digo, el GMT+1 no pasa por territorio español ni por casualidad. ¿Es algo reciente, o “siempre” fue así?

    ¡Saludos!

    • Josu Says:

      José Carlos, eso me pregunto yo también. La razón que se esgrime para tener el GMT+1 es para estar con la misma hora que Europa Central, o por lo menos eso es lo que tengo entendido. Pero viendo que el Meridiano 0 se para al pais, en plan 90%% al oeste y 10% al este, bien deberíamos tener el mismo horario que Portugal, Reino Unido e Irlanda, por poner unos ejemplos.

    • Abogangster Says:

      Leí una vez, en otro momento de cambio horario, que en España la hora oficial española “actual” se fijó durante la Segunda Guerra Mundial, para estar en la misma hora que Berlín. No sé si es cierto o leyenda. Ahora se justifica para estar en la misma hora comercial que la Europa continental occidental.

      Lo que sí es cierto es que a buena parte del territorio del Estado español le “correspondería” estar en la franja horaria del Reino Unido, Irlanda, Portugal o Marruecos, en la medida en que está al oeste de Greenwich.

      En plan político, en Galiza el BNG ha planteado en alguna ocasión que la hora oficial gallega sea la misma que la de Canarias o Portugal, es decir, una hora menos que la presente. No es una propuesta absurda, pero por cuestiones políticas siempre la derriban (como la planteas tú, digo no y ni se discute la propuesta; si esa idea se me ocurre a mí, entonces es buena… políticos). Cuando anochece en Barcelona (o en Mahón) en Vigo todavía queda luz para un buen rato, y cuando ya ha amanecido en el Mediterráneo en el Atlántico gallego todavía es noche cerrada… Saludos

      • muskarditz Says:

        Como me ha picado la curiosidad he investigado un poco y parece ser que la elección de horario de España es anterior a la Segunda Guerra Mundial.

        Todo arranca en 1884, cuando se celebró en Whasington la Conferencia Internacional del Meridiano, en la que se definieron los husos horarios teóricos que conocemos hoy día. Una vez establecidos, se dio libertad a cada estado para adoptar el huso que deseara, y no siempre se escogió el que con el mapa en la mano correspondía. En aquella época la nueva potencia emergente europea era la Alemania unificada de Bismarck, lo que hizo que países como Francia u Holanda ajustaran sus relojes con Berlín y no con Londres como teóricamente les correspondía. Y sí, España hizo lo mismo.

        Según he leído, esta elección hace que España sea el país europeo en el que el sol sale y se pone más tarde, y explica, al menos en parte, que sigamos unos horarios tan distintos al resto de europeos. En realidad, estamos siguiendo inconscientemente el horario que realmente nos corresponde. Por ejemplo, en toda Europa se come alrededor del mediodía solar. Pero mientras en la mayor parte del continente el mediodía solar se produce en torno a las 12 o las 13 horas oficiales, en España se produce en torno a las 14 o las 15 horas oficiales.

        Spain is different, sí, pero por culpa de Bismarck.

  20. Cambio de hora: el domingo 31 a las 3:00 serán las 2:00 « Bladecyberpunk's Blog Says:

    [...] siempre recomendable blog Fronteras ha dedicado una anotación a ésta la que será La noche más larga del año, alrededor del mundo debido al cambio horario de invierno, que tendrá lugar en la madrugada de mañana domingo. Entre [...]

  21. Menda Says:

    Gran Post!! (los enclaves, dentro de enclaves, dentro de enclaves… acojonantes!!)

    …y a mi me tienen fascinado las diferencias horarias… de 30 minutos!!

  22. Marcelo Argentino Says:

    En Argentina hasta el año pasado la Provincia de San Luis tenia una hora menos respecto del resto del país, luego quedó igual.
    Hasta hace algunos años exista un grupo de Provincias ubicadas al Oeste que retrasaban su hora y habia 3 o 4 localidades con jurisdiccion en Santiago del Estero y Catamarca (provincias ubicadas a ambos lados de la línea horaria), imaginen los problemas para los horarios laborales y de escuelas.

  23. iesounonies Says:

    Una corrección:

    “La Isla de Lord Howe, por ejemplo, es el único territorio del mundo en el que el horario de verano está adelantado sólo media hora respecto al resto del año.”

    No es del todo correcto. Venezuela tiene un UTC-4:30

    http://es.wikipedia.org/wiki/Hora_legal_de_Venezuela

    • José Carlos Says:

      Pero el -4:30 Venezuela no es horario de verano respecto a un hipotético -4 “de invierno”, que es lo que se afirma sobre la isla Lord Howe. El -4:30 es el huso horario regular, de todo el año. Lo mismo ocurre con la India (y, me parece, también Sri Lanka), que usan el +5:30.

  24. Diego Says:

    Felicidades por el artículo.

    Una sola corrección, si se me permite. Este año en la Autoridad Palestina se decidió cambiar a horario de invierno a principio de agosto, con el inicio del Ramadán. Se supone que para adelantar el atardecer y minimizar los peligros y longitud del ayuno diurno.

    Un saludo desde Ramala.

  25. Pablo (yo) Says:

    En la Argentina, dice la leyenda que regía el huso horario GMT+4 hasta que se cambió en un verano a GMT+3. Por algún motivo nunca se volvió a GMT +4 y ahora el horario oficial es GMT+3.
    En los años que se cambia el horario, se lo hace a GMT+2!!! ocurriendo que tenemos horarios más al este que Uruguay o las Islas Malvinas…..
    Durante esos meses, en el extremos Suroeste del país (El Calafate o Ushuaia) aún es de día a las 23:00 hora local…

  26. Sergio Badajoz Says:

    Alucinante este artículo y el blog entero.
    ¿Cómo haces para tener tiempo de preparar estas maravillas del conocimiento?
    Un saludo.

  27. Enlaces Recomendados de la Semana (Nº75) Says:

    [...] porque sólo están documentados en menos del 0,1% de estas especies." (Extracto) La noche más larga: Siempre es divertido descubrir que algo que no te parecía demasiado interesante antes, [...]

  28. stage7 Says:

    Diego, no tiene nada que ver con esta entrada en concreto, pero creo que esta noticia te gustará: http://www.xornal.com/artigo/2010/11/05/galicia/santiago-territorio-vaticano-dia/2010110514040400814.html

  29. martinyfelix Says:

    Muy interesante entrada. Los australianos son unos liantes de cuidado, vaya complicación al cambiar de estado.

  30. xyz765 Says:

    Aqui tambien hay un lio.

    En mexico se cambia la hora una semana antes que en USA. En esta ciudad (Mexicali) pegada a la frontera no se realiza dicho cambio nacional, y esperan aque los estadounidenses cambien su hora, con el fin de estar a la misma hora que al otro lado de la frontera. lo que se presta para confusiones extra.

  31. Castelao Says:

    Interesantisimo artículo, me ha encantado!

  32. horario de verano Says:

    el horario de verano es uno de los acontecimientos que cambia la cotidianidad de casi todas las personas. Se deben ajustar a otros ritmos, asumir hacer sus cosas cambiándolas indistintamente…

  33. dugutigui Says:

    En contraste a la noche mas larga, el día más lento del año

    El día más lento del año.

    Una Navidad, hace unos años, me encontraba sentado en frente de Bobby en un bar de Río de Janeiro, viéndolo sorber su pollo –sus dientes se habían caído varios años atrás, posiblemente debido a su hábito de meterse 5 gramos de cocaína al día.

    Le comentaba acerca de lo que acababa de leer en el National Geographic, sobre un antropólogo que estaba tratando de determinar los límites territoriales de una tribu amazónica conocida como los “flecheros”. Se les había dado ese nombre porque que cada vez que alguien osaba adentrarse en su área de la selva, estos le rociaban con flechas. Y, aunque el sueño de un antropólogo es siempre llegar a hacer el primer contacto con una tribu por descubrir, en esta ocasión, el objetivo -más modesto- consistía en establecer una zona de protección alrededor de esta tribu, para que nunca necesitasen verse expuestos a un mundo moderno que, con seguridad, destruiría su modo de vida.

    Le decía a Bobby que yo no podría estar más de acuerdo con esta noble iniciativa, como ya lo había estado en Colombia la última vez que una tribu fue obligada a salir fuera de la selva y enfrentarse al despiadado mundo moderno. Los “Nukak” -o “Creyentes” como llegaron a ser conocidos- habían estado viviendo en paz en la selva tropical hasta que los combates de la interminable guerra civil colombiana les habían obligado a abandonar sus tierras. Al parecer, lanzas y cerbatanas no eran mucho rival para las armas semi-automáticas.

    Recordaba haber visto a los primeros de ellos a su llegada a Bogotá, caminando descalzos por las calles, ajenos al tráfico, vestidos sólo con taparrabos y llevando, a sus espaldas, fardos de papaya y ñame. Y también que, sorprendentemente, no se encontraba sobre sus rostros la huella de una arruga o alguna línea de preocupación y que aunque posiblemente tenían pocos motivos para sonreír, cuando lo hacían se revelaban sus dientes afilados, inmaculadamente blancos, que nunca habían conocido la decadencia de una dieta de cazadores-recolectores. Y si bien se podría haber esperado encontrar en ellos un cierto nerviosismo ante las “maravillas” de la civilización -ninguno de ellos había visto antes una bolsa de plástico, por no hablar de electricidad, coches o rascacielos-, más bien llevaban su exilio estoicamente. Sus expresiones de profunda calma solo eran levemente traicionadas por la tristeza en forma de sutil brillo en los ojos.

    Se les podía encontrar acampados durante la noche en los parques, acurrucados alrededor de pequeñas fogatas, cantando melancólicas canciones. Lograban sobrevivir asando las verduras que eran capaces de recoger del suelo de los mercados y -como se podía deducir por los huesecillos que se encontraban alrededor de sus fuegos- su nueva dieta se completaba con gatos callejeros.

    Bobby seguía sorbiendo su pollo. No estoy seguro si prestaba mucha atención a lo que le estaba contado.

    Unas noches más tarde -continué- en la televisión, a un antropólogo llamado Luis González -quien había hecho la investigación de campo sobre los “Nukak”- se le concedieron 45 segundos de fama en las noticias. González era un hombre corpulento de barba espesa que, de algún modo, compensaba su calvicie y que, evidentemente, estaba enfadado. Reclamaba al gobierno que tomase medidas inmediatas para proteger esa “gente especialmente vulnerable” -los “Nukak”- que eran conocidos entre los académicos como “los Creyentes” -explicó- porque su lengua no contenía los verbos “mentir” o “engañar”. En su hábitat natural en la selva, esta tribu estaba acostumbrada a tomar uno al otro por su palabra: Si uno gritaba “jaguar” todos trepaban inmediatamente a un árbol. Si otro decía “nido de abeja” todos venían corriendo a degustar la miel.

    ¿Cómo -preguntaba González- se podría esperar que esta tribu prosperase en nuestra difícil y engañosa sociedad?

    Pero Colombia, en aquel tiempo, era un país con otras preocupaciones. Había una guerra civil contra dos diferentes grupos guerrilleros, paramilitares fuera de control y la autonomía de las ciudades amenazada por los poderosos carteles de la droga. El destino de “los Creyentes” difícilmente iba a ser considerado como un asunto de mucha importancia y en consecuencia, las autoridades prefirieron dejar que la naturaleza humana resolviese, en su lugar, el problema.

    No fue ninguna sorpresa que las mujeres fueran las primeras en caer. Pronto, se las pudo ver vestidas con prendas provocativas y maquillajes mal aplicados, de pie en las esquinas de las calles, bajo la atenta mirada de los proxenetas locales. Los hombres “Nukak” no tardaron mucho en encontrarse trabajando 18 horas al día en obras de construcción por toda la ciudad, a cambio de un puñado de plátanos.

    Otros “Creyentes” tuvieron una suerte mas discutible, cuando fueron detenidos por los paramilitares o los grupos guerrilleros y llevados de regreso a la selva para combatir en la guerra civil. Y allí se hicieron famosos por ser fieros guerreros que luchaban con uñas y dientes por lo que creían ser una causa noble -Ley y Orden o Libertad y Justicia, dependiendo del lado que los detenía en primer lugar.

    Un par de meses después de que la mayoría de los “Nukak” hubiese desaparecido de las calles, me encontraba en un bar viendo como un presentador de noticias en la televisión apenas podía contener la risa cuando anunciaba que un “Creyente” había sido detenido con 10 kilos de cocaína en la frontera. Cuando se le preguntó por qué lo había hecho, el pobre diablo al parecer había respondido: “me dijeron que lo hiciera”.

    Oí a alguien toser con cierta violencia y fue cuando me di cuenta de que a un par de metros de distancia estaba sentado el antropólogo, Luis González. Pedí un par de cervezas y me acerqué a él.

    “Si tan sólo le hubieran escuchado a usted.”

    “No tenían dinero, ni voto y ninguna influencia. ¿Por qué iba alguien a escucharme?” -dijo González, sin siquiera darse la vuelta. Se bebió la cerveza que puse delante de él sin ninguna pregunta y luego se volvió hacia mí con una expresión cansada.

    “Lo gracioso -dijo- es que cuando regresé de vivir con los “Nukak”, hace años, pensé que me resultaría difícil readaptarme a la vida moderna. Pero ¿sabes qué? Me di cuenta de que los Creyentes están en todas partes. ¡Solo has de mirar a tu alrededor! Están rezando en las iglesias, marchan con los ejércitos, hacen cola en los grandes almacenes. Donde quiera que mires hay gente que cree en casi todo lo que les dicen. La única razón por la que no los sacan en las noticias se debe a que no se visten con taparrabos.

    Y con eso, González se puso de pie, tumbando su taburete, y salió tambaleándose del local.

    Bobby ya había terminado su pollo, pero eso no parecía haber mejorado su atención. Siempre estaba a mil por hora, lleno de química confianza en sí mismo y actuando como si se encontrara en la cima del mundo. Aquel día, sin embargo, parecía estar unos cuantos peldaños más abajo.

    “Llevo aquí 20 años y eso está bien -cambió de tema Bobby, repentinamente. Desde luego, no echo de menos Canadá. Es solo que los domingos y el día de Navidad me sacan de quicio.”

    Si -pensé-, Bobby tenía razón. Pregúntale a cualquier expatriado, incluso aquellos que están viviendo bajo un indulgente sol tropical, en alguna parte, felizmente libres y meciéndose en el regazo del Paraíso, y te dirán que cuando la Navidad comienza a desarrollarse a su alrededor, siempre se produce una extraña sensación de vacío. Incluso a aquellos a los que no les importan para nada las raíces paganas de una religión que barrió culturas como si de un virus se tratara, o los que detestan la insana adoración del consumismo que la Navidad representa; Aún así, a pesar de todo, sigue siendo para ellos el día más largo del año.

    Y si bien, a menudo, los viajeros nos reímos de la idea de un hogar, una morada. Siempre desesperados por poder escapar de las trampas culturales y financieras que nos tienden nuestros lugares de origen, enseñándonos a nosotros mismos a odiar nuestras propias raíces, tan dispuestos a dejar nuestros países como lo estuvimos, en su día, a abandonar la casa de nuestros padres. Y aún, en algún lugar dentro de uno, late un íntimo deseo, como una necesidad de pertenecer a alguna parte, que cuando todo el mundo se encuentra jugando a la familia feliz enfrente del árbol, no hay forma de ocultar.

    A un biólogo se le preguntó una vez cómo los pájaros pueden saber en que dirección han de volar, a la hora de migrar. Él reflexionó por un momento y dijo:
    “Vuelan en la dirección en la que disminuye su nostalgia.”

    Quizás todos nosotros seguimos -en algún nivel- ese tipo de llamada inconsciente, eligiendo nuestro camino a través de los caprichos a los que la vida nos enfrenta constantemente.

    O si no, siempre podemos negarlo bajo un barniz de cinismo, o con un comportamiento sexual compulsivo o durmiendo todo el día. O con 5 gramos de cocaína.

    De cualquier manera, el 25 de diciembre, para los expatriados como Bobby (y yo mismo), los minutos no pasan con la suficiente rapidez.

    El día más lento del año – Dugutigui
    http://damantigui.wordpress.com

  34. El caos horario | Calendario Says:

    [...] la hora de Arizona. Y por si fuera poco, dentro de este existe un subenclave navajo. De modo que, como se comenta en Fronteras, hay que cambiar seis veces el reloj en 250 km cuando se viaja por la Estatal [...]

  35. Alberto Says:

    Por cierto, Rusia ya no volverá al horario de invierno después del cambio del pasado marzo.
    http://lenta.ru/news/2011/02/08/zimynebudet/

  36. aschzflfn Says:

    Al viajar desde Panamá a México, cuando está en uso el horario de verano en México, pasa algo curioso; ya que al salir de Panamá a Costa Rica, atrasas una hora el reloj, lo lógico si viajas de oeste a este; y así, después de atravesar los demás países de Centroamérica, al cruzar de Guatemala a México, adelantas una hora (horario de verano en México), regresando al horario con que inciaste en Panamá unos 1800 km al este.

  37. perder kilos Says:

    perder kilos…

    [...]La noche más larga del año, alrededor del mundo « Fronteras[...]…

  38. Más sobre el horario de verano | Calendario Says:

    [...] para su situación especial el extremo calor estival durante las horas centrales del día. Pero su caso es excepcional: la Reserva de los Navajos, que se extiende por su territorio, sí sigue el horario de verano. Peor [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: