Sexo, drogas y fronteras

El título de esta entrada tal vez parezca un poco sensacionalista (en este blog tenemos una larga historia de amor con el amarillismo en los titulares), pero lo cierto es que se ajusta perfectamente a la historia de hoy, que se desarrolla en el límite entre Bélgica y Holanda, una frontera que ya ha aparecido por aquí en varias ocasiones, normalmente referidas al colosalmente mítico pueblo de Baarle y su frontera enloquecida. La que vamos a ver hoy no alcanza las cotas de enajenación mental fronteriza de aquel lugar (casi nada lo hace, en realidad) pero sí que ha resultado un quebradero de cabeza para los dos países. ¿Por qué? Pues por lo que dice el título de la entrada, leñes. Sexo, drogas y fronteras.

 baarle2

Hacía tiempo que no ponía una foto de estas, con lo que me gustan (fuente)

*Nota: Sé perfectamente que el nombre del país que limita con Bélgica al este es Países Bajos, pero por economía del lenguaje y porque me da la gana, lo pienso seguir llamando Holanda el resto de la entrada. Eso sí, si alguien dice Mumbai o Beijing que se prepare a ser baneado, o tiroteado, o algo peor. 

Parte de la frontera entre Bélgica y Holanda discurre por el río Mosa. El río es navegable hasta más allá de Lieja, uno de esos puertos tierra adentro que en el resto de Europa son tan comunes. Justo al sur de Maastricht (Mastrique para los puristas) existían unos meandros bastante molestos para la navegación, que fueron objeto de una serie de trabajos de acondicionamiento entre las décadas de los sesenta y los ochenta. El problema es que ese río hace de frontera en la zona y que modificar el río, sin embargo, no supone modificar la frontera internacional. Así que la frontera sigue el antiguo curso del río, pero no el nuevo. Y eso puede provocar disfuncionalidades territoriales, como de hecho fue el caso.

BorderDrugs1

Mapa de la zona, en la parte inferior con los territorios que están en la orilla equivocada del río. Lo amarillo es territorio belga accesible desde holanda, y lo naranja justo lo contrario. (Ver en Google Maps)

BorderDrugs2

La modificación del cauce del río había dejado unos pocos pedazos de territorio en la orilla equivocada del río. Concretamente tres, uno llamado Presqu’ile de l’Islal, una pequeña península que pertenece a Bélgica, una zona de gravilla perteneciente a Holanda y una península sin nombre belga que también es contigua con el territorio holandés. En total apenas suman unas 20 hectáreas de territorio pero que aparentemente han llegado a provocar un cierto dolor de cabeza a las autoridades de los dos países, al convertirse en zonas fuera de la ley. La península de l’Islal, según algunas informaciones no del todo contrastadas, se convirtió en un refugio durante los noventa para la comunidad gay belga y holandesa. Lo cierto es que únicamente se recibió una queja por parte de algún bañista que afirmó ser importunado por otro hombre, pero aún así se pueden leer artículos hablando de la playa gay de Ejsden (el pueblo holandés que limita con ese pequeño territorio belga). Otras informaciones hablan de trapicheos de droga y de fiestas a horas intempestivas. Al ser territorio belga es inaccesible para la policía holandesa, y al estar al otro lado del río la policía belga no tiene posibilidad de llegar fácilmente hasta allí. Lo habitual.

BorderDrugs3

BorderDrugs4

BorderDrugs5

Situación de la frontera antes de los trabajos de reacondicionamiento del río, después, y tras el probable acuerdo de intercambio de territorios. Mapas cortesía de Strange Maps, blog de obligada lectura para cualquier friki fronterizo que se precie. 

El propietario del terreno se ha quejado en numerosas ocasiones a la policía belga de destrozos en la valla que protege su propiedad, pero en todos los casos la respuesta ha sido la misma: sólo podrían atrapar a los autores persiguiéndoles en una lancha rápida. De la cual, por supuesto, carecen. Así que los alcaldes de los dos pueblos implicados (Visé por el lado belga y Ejsden por el holandés) acordaron el intercambio de territorios, y elevaron la pertinente petición a sus respectivos parlamentos, que enviaron las comisiones que estudiaron el tema sobre el terreno y demás. El acuerdo no debería ser difícil dado que es un terreno deshabitado sin apenas interés, y del que ni siquiera hay fotografías decentes. Se supone que hay acuerdo para la demarcación de la nueva frontera, pero la ratificación de éste difícilmente llegará antes de 2015. Será el primer cambio fronterizo para Bélgica en un siglo (Holanda tuvo alguno más tras la II Guerra Mundial). Desde Fronteras no nos oponemos a la eliminación de rarezas fronterizas belgas y neerlandesas, siempre que nadie toque jamás los desquiciados límites de Baarle.

Fuentes y más info: Strange Maps, 24 Oranges, y periódicos holandeses googletraducidos: 1, 2, 3

 

 

About these ads

Etiquetas: ,

15 comentarios to “Sexo, drogas y fronteras”

  1. Sexo, drogas y fronteras Says:

    […] Sexo, drogas y fronteras   […]

  2. Palentino Says:

    buenisimo!!!! Como siempre claro…

  3. tucumano Says:

    Pedazo de amarillista, cuando leí el título pensé en Tijuana (por favor no se ofendan lo mexicanos).

  4. Ricardo Carranza Fernández Says:

    muy buena la última frase de la entrada para rematar, felicidades doblemente

  5. 51114u9 Says:

    Se puede entender más cómo se conectan estos pedazos de territorios extraños es viendo el proyecto OpenStreetMap, acá la situación actual -> http://bit.ly/TOZHd3

  6. Raúl Says:

    Se agradece lo de Bombay y Pekín…

  7. Amerginh Says:

    Cómo dijo un amigo mio cuando twiteo la noticia: “los maricones cambiamos fronteras”.

  8. Marshaleño Hnl Says:

    Soy algo vago así que en vez de hacer un artículo, lo propongo; igual que hay de esos sobre aeropuertos cercanos o lejanos con sus mapas y rayas, estaría bien hacer uno con la distancia entre el original y el nuevo. Poe ejemplo, cuanto hay de Gales a Nueva Gales, de Orleans a N.o, de York a NY, Zelanda y NZ, etcétera e incluso añadir ciudades y su doble, de Córdoba argentina a la española, Murcia a Murcia filipinas, Cádiz a otro Cádiz.
    Cambiando de tema, siempre me ha fascinado la ciudad de Kansas, son una pero dos, un kansas City en Kansas y otra en Missouri, dos aeropuertos, dos ayuntamientos, dos policías con dos jurisdicciones, fronteras urbanas, etc.
    Por cierto, una de las Kansas tiene una biblioteca peculiar:

    https://www.facebook.com/media/set/?set=a.579799025412375.1073741831.144201538972128&type=3

  9. fadelcla Says:

    De acuerdo contigo, Holanda, Pekín, Bombay y Plutón noveno planeta. Dicen que hijos chicos, problemas chicos, hijos grandes problemas grandes. Con los países pasa lo mismo- países chicos problemas chicos, países grandes, problemas grandes.

  10. FranMa Says:

    Cuando dice “ni siquiera hay fotografías decentes” ¿Se refiere a que todas las fotos disponibles son indecentes? Vamos, lo que se entiende por pornografía y otras “guarradas”. Debería aclararlo.

    Y una sugerencia: Isla de los Faisanes.

  11. José Ignacio Merino (@jimerino) Says:

    Con el muro en Berlín pasaba tanto de lo mismo. El trazado del muro en algunas partes no discurría justo en la frontera, con lo que rebaja en esas partes “islas” de terreno que en teoría eran jurisdicción de la república democrática pero que estaban al alcance de la federal.

    Eso ocasionaba que la policía no tuviese jurisdicción en dichas zonas y por tanto proliferaban era el sitio perfecto para albergar asentamientos de ocupas y demás a los que era imposible desalojar o incautar sustancias estupefacientes.

    Por lo visto de ahí viene que la comunidad ocupa en Berlín sea tan numerosa a pesar que hoy ya no hay muro.

  12. Pacou Says:

    acepto lo de Países Bajos, Mumbai i Beijing y subo la apuesta con Myanmar

  13. José Ignacio Merino (@jimerino) Says:

    Vaya, que mal ha quedado la redacción del comentario de antes. Puñetero corrector ortográfico… Pero creo que se ha entendido.

    Por cierto, echa un vistazo a este enlace, seguro que te va a encantar:

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2014/05/04/la-difusa-fronterabrentre-lo-indio-y-l.html

  14. David Esteban Says:

    Hola Diego;

    Aquí David, otro fan de tu blog fronterizo. Te dejo un comentario en la última entrada que hiciste con Bélgica como protagonista porque, primero, no he encontrado mejor manera de comunicarme contigo y, segundo, he encontrado algo que quizá te interese y en la que demuestra una vez más que los belgas en esto de las fronteras son un poco puñeteros con sus vecinos: la vía de tren belga que corta Alemania

    https://www.google.es/maps/@50.6407658,6.1954777,17z

    Una vía de tren en territorio belga que cruza la ciudad alemana de Roetgen, entre otros territorios de los alrededores. Quizá te dé para un artículo guapo de los tuyos.

    Recibe un cordial saludo.

    David Esteban

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: