Scíathos, el San Martín griego

Salvo que hayas estado fuera de Internet desde 1998 en adelante, seguro que conoces el Aeropuerto Princesa Juliana de la Isla de San Martín, y sus apocalípticas aproximaciones sobre la playa de Maho que le han hecho convertirse en el aeropuerto favorito de los spotters del mundo entero. San Martín es único. O bueno, no, porque si no no habría titulado esta entrada como lo he hecho, obviamente. Es más, ni siquiera la habría escrito. A lo que iba. Resulta que en en una de las innumerables islas que al Creador se le cayeron en el Mediterráneo Oriental como a tí se te cae la calderilla del bolsillo cuando te quitas los pantalones, y que luego la Historia asignó a Grecia para cabreo de sus vecinos turcos, hay un aeropuerto digno de ser comparado con el remítico Princesa Juliana. Eso sí, sólo unos cuantos meses al año, porque la inmensa mayoría de vuelos que aterrizan allí son chárter y estacionales. Con todos ustedes, amados lectores, el Aeropuerto Internacional Alexandros Papadiamantis.

skiathos1Aterrizaje de un 737 de ThompsonFly en Scíathos (© Foto ET)

Para empezar, situémonos. Islas Griegas. ¿Cuántas hay? Muchas. Muchas de verdad. O sea, no muchas en plan necesitaría papel y lápiz para acordarme de todas, no, más bien muchas en plan por el amor de Dios, no me extraña que Ulises tardara la de Dios en volver a casa si tenía que andar esquivando todos estos peñascos. Mogollón, vamos. Entre 1.200 y 6.000 dependiendo del criterio de tamaño mínimo que utilicemos para denominar a un pedazo de roca como isla. Las miles de islas griegas están divididas en archipiélagos. Las Islas Jónicas, las Cícladas, las Sarónicas, el Dodecaneso y luego Creta, que es enorme y va a su bola. Por lo que a nosotros respecta nos centraremos en las Islas Espóradas Septentrionales, que se llaman así para distinguirlas de las Espóradas Meridionales (ya he dicho que había muchas islas) y también de las Espóradas Ecuatoriales, que no están en Grecia sino a tomar viento de allí, en mitad del Pacífico, y cuya mención, por tanto, no viene a cuento salvo para recordar que aparecieron en Fronteras hace cinco años y medio.

islas_griegas_mapa_EN

Los archipiélagos griegos.

La palabra “esporádico” proviene del griego σποραδικός (sporadikos), o sea “disperso”, y ahora ya sabéis por qué las Espóradas se llaman así. El archipiélago está compuesto por una docena de islas mayores y otras cinco o seis docenas de peñascos, islotes y pedazos de roca sin excesivo interés. De todos esas islas sólo cuatro están habitadas, y nuestra protagonista de hoy es la más pequeña de las ellas.  La isla de Scíathos, también llamada Skiathos o Eskiatos (o Σκιάθος), es una pequeña ínsula de apenas 48 kilómetros cuadrados. La mayor parte de su exiguo territorio está cubierto de bosques y sólo hay cuatro asentamientos en todo el lugar. La población de Scíathos es de unos seis mil habitantes; cinco de cada seis residen en el pueblo llamado igual que la isla. En verano recibe una apreciable cantidad de turistas que, sin embargo, no llegan a hacer inhabitables las sesenta o setenta playas de arena fina que circundan toda la isla. Como hecho curioso y completamente prescindible cabe mencionar que el musical Mamma Mia que protagonizaron un hierático James Bond Pierce Brosnan y una sobreactuada Meryl Streep fue filmado allí, y también en la vecina isla de Skópelos.

skiathos2

Una de las muchas playas de la isla (fuente)

A diferencia de otras islas griegas donde los visitantes son mayoritariamente jóvenes hiperhormonados y puestos hasta las cejas de todo lo imaginable provenientes de toda Europa y parte del extranjero buscando drogas, alcohol y sexo fácil (simultáneamente, si es posible), los turistas que vistitan Scíathos buscan paisajes apacibles, playas calmadas y un baño cerca para poder hacer pipí cada 50 minutos, más o menos. Quiero decir que tienen ya una edad y las pastillas que toman son con receta médica. Algo de marcha hay, pero ni punto de comparación con otras islas griegas. Ahora bien, playas, las que quieras. Si hay playas hay guiris y si hay guiris hay aeropuerto. Que es de lo que veníamos a hablar, pero en Fronteras nos gusta más dar rodeos que a un neozelandés las ovejas.

Skiathos_Satellite

Vista satelital de Scíathos (fuente). El aeropuerto se encuentra en la parte superior derecha de la imagen.

El caso es que sitio sitio lo que se dice sitio en la isla no sobra y menos lo suficientemente plano para poner una pista de aterrizaje. De hecho, el aeropuerto, que se inauguró en 1972, está construido ganándole terreno al mar. Con todo y eso, la pista les quedó bastante corta, apenas kilómetro y medio de longitud, algo que limita bastante la operativa del aeropuerto. Para empezar, nada más grande que un 757 puede aterrizar allí (aunque en cierta ocasión un Jumbo de carga aterrizó en el aeropuerto, pero sin carga ni apenas combustible). Para continuar, la brevedad de la pista hace que los aviones que llevan y traen a simpáticos jubilados galeses no puedan despegar con plena carga de combustible y tengan que parar a repostar en su camino hacia alguno de los diversos aeropuertos  que por cuestiones de marketing se siguen llamando “London-Algo-Airport” pese a que están a dos horas de coche de Londres y donde suelen tener sus bases las compañías chárter. Así que es común que los aparatos que parten de Scíathos hagan escala en Tesalónica u otros aeropuertos griegos antes de continuar hacia su destino final.

Skiathos9

Pista del aeropuerto de Scíathos (fuente). Debajo, cartel indicando el peligro de situarse tras el avión durante el despegue (fuente)

SkiathosB

La pista no sólo es breve, es estrecha como una viuda de Wisconsin. Y además tiene cierta inclinación que hace que, vista desde la cabina del piloto, parezca aún más corta de lo que es. El destino es tan complicado que los pilotos que aterrizan allí reciben adiestramiento adicional por parte de sus compañías. El detalle final, que hace que este pequeño aeródromo que recibe no más de 200.000 pasajeros al año merezca tanta atención es su cercanía a la orilla del mar. Si habéis observado atentamente la fotografía satelital de hace un par de párrafos habréis notado cuán pegada al mar se encuentra la pista de aterrizaje. A diferencia de lo que sucede en San Martín, la ruta de aproximación no pasa por encima de la playa pero sí de una pequeña bahía donde fondean algunas chalupas, y también de una carretera regulada por un semáforo que interrumpe el tráfico cada vez que se acerca una aeronave. La razón es obvia, siendo la pista tan extremadamente corta (es la pista para aviación convencional más corta de Europa) más vale tocar tierra cuanto antes, y eso obliga a los aviones a ir lo suficientemente bajos como para recortarles una tonsura a los potenciales espectadores del aterrizaje.

Skiathos7

Semáforo en la carretera junto al aeropuerto de Scíathos (fuente). Debajo algunas imágenes de aterrizajes y despegues épicos en el aeropuerto (fuentes 1, 2, 3)

Skiathos8 SkiathosA Skiatthos6

Por otro lado, cuando los aviones despegan se producce el fenómeno contrario. Se sitúan tan cerca de la verja del aeropuerto y de la carretera junto a ella que cuando meten potencia para el despegue el vendaval que desatan los motores es capaz de derribar a cualquier enajenado que se encuentre detrás del avión observando la maniobra. Hay carteles que avisan en inglés del peligro de hacer el ganso en mitad del potentísimo chorro de aire que lanzan los aviones. Por suerte o por desgracia el tamaño del aeropuerto hace que los aterrizajes y despegues no sean demasiado frecuentes. El aeródromo no es capaz de gestionar más de dos aviones simultáneamente y además únicamente funciona mientras hay luz solar, así que en los días más movidos del verano sólo aterrizan y despegan una docena de aviones. Eso sí, qué despegues y qué aterrizajes, oiga.

Skiathos3

Fuente de las fotos: 1, 2, 3

Skiathos4 Skiathos5

Más info y fuentes: 1, 2, 3

Si te gustó esta entrada tal vez también te apetezca leer:

Aterriza como sepas, una lista de los aeropuertos más chungos del planeta en la que Scíathos no está pero quizá debería

Nicosia, el aeropuerto congelado en el tiempo, un aeropuerto abandonado a su suerte y tomado por el polvo y la maleza

Despegando de San Martín. el Scíathos del Caribe. Un epílogo a la entrada dedicada a San Martín, la Isla dividida

San Bartolomé, un aeropuerto sólo apto para suicidas.

El vuelo internacional más corto del mundo, sobre eso mismo, y El vuelo doméstico más largo del mundo sobre, sí, lo has advinado.

El cielo de las aerolíneas (y su segunda parte), una colección de esquelas de aerolíneas que un día fueron grandes y ahora no existen

Etiquetas: , , ,

19 comentarios to “Scíathos, el San Martín griego”

  1. Scíathos, el San Martín griego Says:

    […] Scíathos, el San Martín griego […]

  2. Daniel Says:

    En España tenemos nuestro St. Maarten, por ejemplo, el Aeropuerto de Arrecife, en Lanzarote. Saludos

  3. Luis Says:

    La pista es estrecha como una viuda de Wisconsin? jajajajajajajaja

    • tucumano Says:

      Justo estaba por festejar esta original expresión.
      Hablando de ser esporádico, que tal si volvés al Fronteras clásico que todos conocemos. Por ejemplo, ahora que hablás de Grecia: ¿Qué tal un artículo sobre el Monte Athos?

  4. anuro croador Says:

    Me gusto, yo todos los dias me muevo en vehiculo por atras de la pista del aeropuerto de Santiago de Chile, pero a la hora de pasar rara vez coincido con un avion, cuando eso sucede noto lo cerca que pasan y eso que la pista es larguisima y comoda para los pilotos, ya me imagino como sera Saint Maartin o esta isla griega. Perdon la falta de acentos, pero no tengo como escribirlos.

  5. Zamba Says:

    Yo también iba a festejar a la viuda de Wisconsin (aunque sin suerte, entiendo), pero me conformo con apuntarme a “nos gusta más dar rodeos que a un neozelandés las ovejas”. Me encantan los temas que tocas en Fronteras, pero si no tuviesen esa pluma… felicitaciones!

  6. Sherlock Says:

    Dos entradas en menos de un mes es algo festejable en este blog, pero estoy con Tucumano: quiero una entrada clásica. Por ejemplo, una sobre, ejem, cierta casa que invadió la frontera cuando fue ampliada…

    • okioki Says:

      En vista de la noticia de hoy, y ya que se están proponiendo temas, creo que estaría bien que Diego hiciese una entrada relacionada con Mandela o con Sudáfrica. Las otras son también grandes ideas, sobre todo el Monte Athos, que es una rareza.

      Por cierto muy buenas las dos ultimas entradas, la de “El último rey de Andorra” me pareció de las mejores de este blog.

  7. Daniel Says:

    Un tema que propuse a Mapache e igual te adelantas podría ser que ciudades han cambiado más de país en un intervalo de tiempo, poe ejemplo 100, 150 o 200 años. El año que viene es el centenario de la Primera Guerra Mundial y sería un buen tema. Saludos

  8. Fidel Says:

    Gracias por tu articulo, desconocia este Aeropuerto, como bien relatas , la peligrosidad de estar detras de la salida de estos jets es marcada y vivi la experiencia en el de St Martin donde una joven ignorante y haciendo caso omiso al letrero avisor fue disparada por el blast de un jets y recibiendo lesiones serias al impactar un muro detras de ella .

  9. Felipe Says:

    El aeropuerto de Donostia-San Sebastián, ubicado en Hondarribia tiene una longitud aproximada de 1.750 metros, y aterrizar en el mismo también tiene su aquel, pues se hace rozando las olas del Cantábrico y sobrevolando la playa de la vecina localidad de Hendaia.

  10. Luis perez Sanchez Says:

    Magnifica entrada, ese aeropuerto da bastante miedo.

  11. iago Says:

    Si se me permite un off-topic,
    cualquiera que este en este blog y le guste procrastinar,
    igual incuentra interesante este reto…

    http://www.bbc.com/travel/feature/20131206-how-well-do-you-know-the-world-play-geoguessr-to-find-out

  12. Sara Says:

    Simplemente impresionante, adrenalina y tension sobre todo en el aterrizaje

  13. Ricardo Carranza Fernandez Says:

    Feliz Navidad y Prospero año Nuevo 2014 a todos y cada uno d los integrantes de este maravilloso blog. Gracias Don Diego por escribir para nosotros.

  14. Daniel Says:

    Gracias Diego por tus divertidos y entretenidos posts. Sólo apunto una corrección a un error demasiado común: La palabra “miles” siempre es masculina, independientemente del género del sustantivo que vaya después.

    “Los miles de islas griegas están divididas en archipiélagos”

  15. Arianovich Says:

    Oiga pero esto me hizo recordar al aeropuerto de San Andres y Providencia en Colombia como tambien el aeropuerto Simon Bolivar de Santa Marta,Colombia:Ambos quedan junto al mar,pero el primero es sumamente corto.Pero jamas comparado con esto.

  16. crisis de panico Says:

    Si hay gente que les da ataques de pánico antes de subirse al avión, ya me imagino cómo será en esa isla…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: