Olivenza, el Gibraltar portugués

En estas últimas semanas la cuestión sobre el estatus económico y político de Gibraltar ha vuelto, una vez más, a las primeras páginas de los periódicos españoles, debido al incremento de los controles por el lado de fuera (el de España, vamos) en la verja que separa la colonia británica del pueblo gaditano de La Línea de la Concepción. En la prensa internacional, y entre la gente poco informada de España, se suele mencionar como contraejemplo la situación de Ceuta y Melilla, cuando realmente tienen poco o nada que ver. Ceuta y Melilla son parte integral del Reino de España, tanto como las Canarias o Asturias, y nunca han sido colonias ni han formado parte de ninguna, ni tampoco son un paraíso fiscal ni centro internacional de lavado de dinero. Ahora bien, existe un contraejemplo bastante mejor para el caso gibraltareño, y es el de Olivenza, un pueblo de la provincia de Badajoz reclamado por Portugal desde hace un par de siglos.

Olivenza1

Señal de tráfico portuguesa indicando las direcciones hacia España por un lado y Olivença por otro.

Las raíces de la llamada Cuestión de Olivenza las podemos encontrar en su situación geográfica. Se encuentra en la orilla oriental del Guadiana, río que ejerce de frontera entre España y Portugal. Actualmente eso carece de importancia, pero en 1293, fecha en la que se firmó el Tratado de Alcañices por el que Castilla reconocía la soberanía portuguesa, un río de cien metros de ancho era un obstáculo natural muy notable. Para evitarlo Portugal, bajo el reinado de Manuel I, construyó en 1509 el Ponte da Ajuda, o Puente de Ayuda, que cruzaba el Guadiana y unía Olivenza con el resto de Portugal. No mucho después se produjo la Unión Ibérica (1580-1640) y Portugal tuvo por reyes a tres felipes ( II, III y IV, por más señas, un ordinal menos en Portugal, como la hora oficial, vamos). Después los portugueses decidieron que querían tener su propia seleção de futebol y procedieron a levantarse contra España. Nosotros no pasamos de cuartos de final, como era costumbre hasta 2008, y ellos ganaron la guerra. España reconoció la independencia portuguesa en el Tratado de Lisboa de 1688 en el que, por cierto, se reconocía la soberanía portuguesa sobre Olivença.

Olivenza2

Puente de Ayuda sobre el río Guadiana (fuente). Debajo, vista aérea de los puentes antiguo y moderno (fuente)

Olivenza3

Y en esas estábamos cuando a Carlos II, apodado muy delicadamente “El Hechizado” (llamarle “el retrasado” habría sido bastante más ajustado a la realidad; lógico, cuando su madre era simultáneamente su propia prima) le dio por diñarla sin dejar un sucesor al trono. El luctuoso suceso desembocó en una guerra bastante desagradable que acabó con la subida al trono de los Borbones, dinastía que aún reina en España. Volviendo a Olivenza, en plena guerra el Ponte da Ajuda fue volado por las tropas castellanas, un poco por tocar las narices y otro poco por evitar que los vecinos se entrometieran más aún en la guerra civil entre austracistas y borbónicos, que a estas alturas ya implicaba a media Europa. La desaparición del Puente de Ayuda supuso la conversión de Olivenza en un exclave portugués en España (en un periclave, concretamente), al obligar a pasar por territorio español a cualquiera que se dirigiera al pueblo.

Olivenza-mapa

Situación de Olivenza en la Provincia de Badajoz. Además del propio pueblo de Olivenza, la reclamación portuguesa incluye el municipio de Táliga, segregado de Olivenza en el siglo XIX.

En el siglo XVIII construir un puente de 400 metros de largo no era sencillo ni barato, así que Olivenza quedó en una posición extremadamente vulnerable. Hasta tal punto era así que se llegó a recomendar su abandono por cuestiones logísticas, al resultar una plaza muy difícil de defender, cuando no imposible. Así pasó que en 1801se libró la Guerra de las Naranjas y que Olivenza se rindió sin ni siquiera plantear resistencia. El enfrentamiento armado concluyó con la ocupación militar de docena y media de pueblos alentejanos por parte de las tropas españolas, entre ellos, Olivenza. Se firmó entonces el Tratado de Badajoz, por el que Portugal aceptaba la cesión de Olivenza a España. Pero claro, este no es el final de la historia sino el principio.

Olivenza5

Olivenza desde el aire (fuente)

La paz entre España y Portugal se firmó en junio de 1801, pero en las colonias americanas no se enteraron hasta pasado un tiempo. Antes de que la noticia de la firma del tratado de Badajoz cruzara el Charco las tropas portuguesas invadieron las Misiones Orientales. Según la redacción del tratado esto era una violación flagrante del acuerdo de paz; las Misiones nunca fueron devueltas a España y actualmente forman parte de Brasil, y no de Uruguay. España intentó en al menos tres ocasiones que Portugal devolviera esos 90 mil kilómetros cuadrados, pero no se dio el caso y entre unas guerras y otras al final Portugal, y luego Brasil, se quedaron ese territorio. Este es un hecho que nunca mencionan las fuentes portuguesas. Sí que mencionan cómo posteriormente, en 1807, Francia y España firmaron el tratado de Fontaineblau contra Portugal (lo que anularía el tratado de 1801), las tropas de Napoleón invadieron España en su camino a Portugal y se lió parda. Por lo que respecta a Olivenza, Juan IV, príncipe regente de Portugal, declaró nulo el tratado de 1801 durante su huída a Brasil con el argumento de que había sido firmado bajo coacción militar.

Olivenza-Duarte

Entrevista a Eduardo de Braganza, pretendiente al trono portugués, en febrero de 2012. Nótese la mención a la “ocupación” de Olivenza. La podéis leer en portugués aquí

Y así llegamos al Congreso de Viena de 1815, famosísimo hito histórico en el que un montón de señores emperifollados y pomposos decidieron cómo se organizaba Europa geográfica y políticamente tras la derrota de Napoleón Bonaparte. Así, Noruega se anexionó a Suecia, Polonia y FInlandia se reconocieron como rusos y San Marino consiguió ver reconocida su independencia, mientras que Suiza permaneció neutral, algo completamente inesperado. Por lo que a nuestra historia respecta, la delegación portuguesa en el Congreso consiguió la inclusión del Artículo 105, que venía a decir lo siguiente

Las Potencias, reconociendo la justicia de las reclamaciones formuladas por S.A.R. el Príncipe Regente de Portugal y de Brasil sobre la villa de Olivenza y los otros territorios cedidos a España por el Tratado de Badajoz de 1801, y considerando la restitución de los mismos como una de las más acertadas medidas para asegurar entre los dos Reinos de la península aquella buena armonía, total y permanente, cuya conservación en todos los puntos de Europa ha sido la constante finalidad de sus reglas, se obligan formalmente a dedicar, por medio de la conciliación, sus mayores y más eficaces esfuerzos a fin de que se lleve a cabo la retrocesión de los citados territorios en favor de Portugal. Y las Potencias reconocen que esta medida debe ser puesta en práctica a la mayor brevedad

En este párrafo se basa la reclamación portuguesa de Olivenza. Para España, la interpretación fue sencilla: El congreso obliga a negociar, pero bajo ningún concepto a devolver sí o sí Olivenza a Portugal. Y dado que Portugal no negoció el tema americano  (de hecho invadieron todo lo que actualmente es Uruguay, de tal manera que cuando Uruguay se independizó, lo hizo de Brasil, no de España), pues España tampoco negoció lo de Olivenza. Para el país luso, sin embargo, el mero hecho de que se reconozca “la justicia de las reclamaciones” ya viene siendo un reconocimiento de que la soberanía sobre el pueblo debe recaer en Portugal. España, además, firmó el tratado de Viena en 1817, lo cual, según el irredentismo portugués, obliga a España a devolver Olivenza.

Olivenza-Portugal

Mapa de Portugal incluyendo los 750 km² de Olivenza y Táliga

La Cuestión de Olivenza ha estado, desde entonces, flotando en el éter de la Historia. España prohibió la enseñanza en Portugués, lo que ayudó bastante a asimilar el pueblo. Portugal no ha hecho ningún esfuerzo real para recuperar el pueblo más allá de algunas declaraciones de embajadores y conceder ciertos privilegios a grupos irredentistas. Los propios oliventinos se declaran como españoles de forma unánime, reconociendo, eso sí, su identidad fronteriza y la influencia evidente de Portugal, pero ni remotamente queriendo ser portugueses. La única consecuencia práctica de la reclamación portuguesa ha sido que la frontera entre ambos países permanece sin delimitar en el término municipal de Olivenza, siendo el único tramo en la larga frontera común en el que esto sucede.

En España la Cuestión de Olivenza es prácticamente desconocida, pero en Portugal está amplísimamente difundida entre la población de todo el país. Otra cosa es que realmente sea un tema de actualidad, o siquiera uno recurrente. Muy de vez en cuando aparece alguna noticia que aviva el debate. La última vez, hace diez años, cuando el World Factbook de la CIA, un almanaque con información de todos los países del mundo para uso de los empleados de la organización, mencionó de pasada el “potencial conflicto” entre España y Portugal por Olivenza. La respuesta portuguesa fue bastante clarificadora, el ministro de asuntos exteriores portugués afirmó que “la cuestión está congelada y no debe reabrirse”.

Fuentes y más info:

La versión portugesa la podemos leer en la Wiki Portuguesa o en el Grupo de Amigos de Olivenza. La española, entre otros lugares, en las webs del Ayuntamiento de Olivenza o de la Diputación de Badajoz.

Lecturas recomendadas: El País, 2006: La eterna disputa Olivenza-Olivença. Diario Hoy, 2011: Entrevista a Luis Alfonso Priz, archivero de Olivenza.

Otras fuentes: 1, 2, 3

En Fronteras ya se habló de esto hace cinco años, en la entrada dedicada a La Raya. Y también se habló en su día de las Islas Salvajes, el otro territorio en disputa entre España y Portugal

Y si queréis podéis leer más sobre Territorios en Disputa de todo el mundo

P.S. Por si me preguntáis: No, Olivenza no debe ser portuguesa. Ni Gibraltar tampoco retornar a España.

Etiquetas: , , ,

180 comentarios to “Olivenza, el Gibraltar portugués”

  1. Golias Says:

    Muy, muy bueno, Da gusto comenzar la semana así, leyendo una entrada como esta.

    Por cierto que con Portugal tenemos otro “conflicto” que muy raras veces aparece por la prensa, el de las Islas Salvajes. Y alguna que otra fricción por las islas fluviales del Miño, aquí en Galicia. Yo conocía lo de Olivenza, pero ni por asomo con el lujo de detalles que das.

    Lo dicho, mi enhorabuena y sigue así.

    • Diogo Says:

      Desculpe mas Espanha e a Comunidade internacional reconhecem que tanto Olivença, as Ilhas Selvagens pertencem e Portugal, aliás até Espanha reconheceu que as Selvagens eram portuguesas.
      E já agora qual seria a sua reacção se Portugal invadisse espaço aéreo espanhol?

      • Diego González Says:

        España reconoce que las Islas Salvajes son de soberanía portuguesa, lo que no reconoce es su derecho a tener ZEE por considerarlas deshabitadas (el concepto habitado es complejo aquí cuando lo único que hay es un puesto militar).

        La Comunidad Internacional, hasta donde yo sé, no pone en duda en ningún momento la soberanía española de Olivenza, más que nada porque no se ocupan de ese asunto. Por suerte, añado.

    • JG Says:

      Não há nenhum conflito com as ilhas selvagens pois a soberania é Portuguesa. Há divergências que serão apreciadas pela ONU em relação à zona económica exclusiva (ZEE) dessas ilhas e ao alargamento da plataforma continental dos 2 países, pois há uma sobreposição entre o sudoeste da madeira e o oeste das Canárias.

      Segundo dados da Capitania do Porto de Caminha disponibilizados esta quinta-feira à agência Lusa, existem 14 ilhas em todo o troço do rio Minho partilhado entre Portugal e Espanha, quatro das quais são consideradas como internacionais, não sendo “disputadas” por nenhum dos países. São os casos de Morraceira de Seixas, Morraceira de João de Sá e Varandas, estas mais próximas da freguesia de Lanhelas (Caminha), além da Morraceira, mais próxima da costa espanhola.

      Atribuídas a Espanha estão as ilhas Canosa, Morraceira do Grilo, Morraceira das Varandas, Vacariza e Fillaboa. Esta última, com 110.000 metros quadrados, segundo o anúncio público feito pela autarquia galega de Salvaterra, foi adquirida a privados. Antes da aquisição por 300 mil euros, justificada pela autarquia galega em 2010 pelo objetivo de a “converter num bem de carácter público”, a ilha, próxima do município português de Monção, era a única de propriedade privada entre as geridas por Espanha no rio Minho.

      Consideradas território português no rio Minho são as ilhas dos Amores, Boega e Lenta, ambas em Vila Nova de Cerveira, e as de São Pedro e Conguedo, em Valença. Acessíveis praticamente apenas de barco, estas ilhas são usadas pontualmente para caça, apesar de no passado já terem sido áreas de pasto e cultivo. Atualmente não recebem qualquer atividade regular

      .

      • Pescador Says:

        A soverania das Ilhas Selvagens foi ganhada por Portugal ao aproveitar a guerra civil espanhola. Ao fim desta Espanha aceitou a situação ao considerar que os umicos perjudicados eram os pescadores canarios, que eram os que sempre usaram as ilhas como base de operações…

  2. Olivenza, el Gibraltar portugués Says:

    […] Olivenza, el Gibraltar portugués […]

  3. Pepelui Says:

    Habría que recordar que la propia existencia de Portugal se basa en la ruptura del Reino de León por parte de la hija del rey casada con Enrique de Borgoña, y de ahí que su propia Reconquista hacia el sur siempre pegados al Atlántico.
    Olivenza, como excusa para cuatro chalados exmilitares portugueses, era territorio español hasta 1297, y fue capturado de mala manera por D. Dinis, Tardamos 500 años en recuperarlo, del mismo modo que la Reconquista tardó lo suyo….y hay nadie protesta

  4. Merce Says:

    Muy interesante y además muy gracioso escrito. Pero no termino de ver la semejanza con Gibraltar.

    • Rui Says:

      A semelhança é que os tratados internacionais reconhecidos pelas partes litigantes dão a razão ao Reino Unido na questão de Gibraltar e a Portugal com respeito a Olivença.

      • rubrio Says:

        Si alguien pretende ser escuchado en un foro del idioma que sea, debería intentar hacerlo en esa lengua.
        No tengo nada en contra de la diversidad lingüística, pero lo único que podemos replicar los castellano parlantes a sus comentarios es “estupendo, vuelva usted otro día”

        • Rui Says:

          Garanto-lhe que só pretendo “ser ouvido” por gentes cultas e mente aberta, o qual automaticamente deixa-o de fora. A partir de agora têm a minha autorização para não me “ouvir” mais, e entretanto recomendo-lhe que tente assimilar o conceito de ‘Espaço Virtual’.

        • Jaume Says:

          Ahí, haciendo amigos. Luego os extrañaréis de que en Cataluña crezca el independentismo.

        • malallet Says:

          Típica respuesta castellana. Si el pobre portugués no sabe escribir castellano, pero lo entiende, ¿por qué no va a poder responder en portugués?

          ¿Es que realmente sois tan cazurros que no podéis leer portugués? Cualquier catalán mínimamente educado puede leer italiano, francés o portugués sin haberlos estudiado -el rumano ya es otra historia.

          Ala, seguid así.

        • pherkad13 Says:

          Malallet: ¿ “Típica respuesta castellana” ? Pues yo soy castellano y mi opinión va en otra dirección… Mire, aquí cada uno es responsable de sus comentarios. Generalizar no es bueno. Además, se permite llamar “cazurros” a todos los castellanos: a los que puedas conocer y a los que no; e incluso a los que puedan pensar como usted. Si esa es la forma que tiene de diferenciarse del resto de mortales o de sentirse parte de una sociedad más educada, usted sabrá los motivos de su incoherencia.

          Por cierto, hablando de educación, aprovecho el momento para informarle de una noticia que cuenta que en la ciudad catalana de Manresa se han pintado una nuevas señales viales para prohibir a las personas orinar en la calle. Eso no significa que todos los ciudadanos de Manresa o todos los ciudadanos catalanes hagan sus necesidades en la vía pública y que no tengan educación:

          http://www.lavanguardia.com/local/bages/20130820/54378668017/manresa-accentua-lucha-contra-micciones-con-nuevas-senales.html

          Finalmente, decir que me parece muy interesante que en un foro puedan participar personas de cualquier punto del planeta, aunque se expresen en otros idiomas. Sus opiniones nos enriquecen a todos y creo que si en algún lugar tiene especial importancia es en el foro de Fronteras. Si alguna persona tiene dificultades con los idiomas podría utilizar algún traductor de los que pueden agregarse a los navegadores web. Es simplemente una sugerencia que hago con todo respeto. (Al final no somos tan diferentes unos de otros).

        • krankermond Says:

          Se ve que a muchos les hace falta ver esto:

          http://unilat.org/DPEL/Intercomprehension/Itineraires_romans

          Aprovenchelo; sus creadores estaban pensando justo en este lío.

      • ludovico Says:

        Pues precisamente por eso no es similar a Gibraltar: en un caso los tratados favorecen a los demandantes y en el otro a los demandados, es el caso opuesto. Por otra parte Olivença es una parte integral de España en cuanto a derechos y deberes y Gibraltar no lo es de UK.
        En lo que sí se parecen (y en mi opinión es lo que importa) es que los habitantes de ambos territorios no desean cambiar su nacionalidad.

        • Pedro Bravo Says:

          Em Olivença houve limpeza étnica e cultural (imigração castelhana, proibição do português, etc.) o que não fizeram os ingleses. Eis uma diferença mais que notável. Na Galiza somos muitos os que conhecemos e portanto defendemos a causa portuguesa porque é de justiça.

  5. FranM Says:

    Os habéis fijado que casualidad que los oliventinos quieran ser españoles, los gibraltareños británicos y yo prefiera el jamón de Jabugo a la mortadela con aceitunas.

    • Noos.es Says:

      Hola FranM.
      En lo del jamón estoy totalmente deacuerdo.

      Respecto a que los señores de Olivenza quieran ser españoles, es una elección entre “iguales”, o sea, entre España y Portugal.

      La preferencia de los señoritos de Gibraltar no es lo mismo. Se trata de escoger vivir en la cueva de los 40 ladrones a cambio de que Alí Babá te de su calderilla o vivir ganándose la vida trabajando y partiéndose el espinazo como hacen sus paisanos de la zona.

      Volviendo a Olivenza, deberíamos dejarnos de rencillas y unirnos todos los ibéricos para aunar fuerzas y plantar cara a los anglosajones que tienen la cara más dura que el cemento que echan en Gibraltar.

      Es mi punto de vista.

      • Rui Says:

        Essa diferença entre oliventinos e gibraltarenhos é do mais tendencioso. Não venha falar de uniões ibéricas porque o único que Portugal têm recebido de Espanha são traições ao longo da história.

        • Noos.es Says:

          Siento mucho el resentimiento y complejo de inferioridad que se desprende de sus comentarios; vivir con ello debe de ser muy duro.

          Que Diós le ayude.

        • Es lo que hay Says:

          Os separasteis de Iberia (vuestro espacio natural), en favor de los piratas judeo-ingleses. Y así os ha ido: un país (que ya ni nación) prácticamente tercermundista, y completamente infestado por especímenes ajenos a Europa.

          Haya suerte que no justicia.

        • tucumano Says:

          Es lo que hay: Me parece digno de un nazi eso de tildar negativamente de judíos a los ingleses, cuando la enorme mayoría de ellos no son judíos.

          Encima ellos le hicieron la vida imposible a los pobres judíos sobrevivientes del Holocausto que querían llegar a Israel cuando era administrado por ellos mismos.

        • krankermond Says:

          En primer lugar hay tener clara la diferencia entre lo que es un judío y lo que es un sionista. Confundir ambas cosas es tan insultante como tomar a cualquier alemán por un nazi. El sionismo es lo mismo que el nazismo pero en su versión judía. Y el sionismo tiene más de una vertiente: una israelí y otra de la diáspora; y no siempre caminan a la par. El primero, que podemos considerar sionismo beligerante, es el que floreció en Medio Oriente, y en sus inicios tropezó con los intereses británicos en la región; tucumano está en lo cierto, pues en efecto los ingleses tenían que seguir manteniendo a los árabes de su lado a cualquier precio (mientras hubo las condiciones para ello). El “sionismo” financiero ciertamente es un actor importante de la economía gringa y británica y ha logrado mover los instrumentos de poder de ambos imperios –como hicieran antes con los holandeses-, a favor de sus propios intereses (sin llegar a dar crédito a las sandeces de “los protocolos de los sabios de Sión”, el comentario de Es lo que hay no está tan errado). Pero esto no resulta nada sencillo, a tal punto que ambos “sionismos” pueden llegar a contraponerse, pues existen demasiados factores que escapan a su control. Hay otro acierto en el comentario de Es lo que hay. Tal vez como desquite por las devastadoras represalias holandesas en los tiempos de la unión ibérica (patrocinadas parcialmente por los judíos sefardíes expulsados primero de España y luego de Portugal), Portugal se ha empeñado históricamente en alinearse “con los piratas ingleses” para contrarrestar a España, lo cual no ha traído más que desgracias a toda la península: la ola de destrucción que trajo la guerra napoleónica es solo un ejemplo. ¿Pero se imaginan si seguimos buscando culpas hasta encontrar al “primer culpable” (que si fue España, que si fue Portugal, que si todavía no era España, sino Castilla o León…)? ¡Yo paso!

        • tucumano Says:

          krankermond: Respeto tu punto de vista, como respeto los puntos de vista de todos mis semjantes… el conflicto árabe israelí es sumamente complejo dónde ninguno es la madre teresa ni ninguno todo lo contrario. Sería fantástico que ambas partes reconocieran el derecho de existencia de cada una. Comparar al sionismo con el nazismo es ignorar verdaderamente el flagelo que fueron los campos de concentración para la dignidad humana. Que yo sepa no hay campos de concentración ni en gaza ni en cisjordania, todo lo contrario, el nivel de vida es mejor que en muchísimos países árabes. Me podrás decir sobre el muro alrededor de los territorios en disputa, a lo que yo te preguntaré que diferencia hay entre esos muros con los que construyó España en África para evitar el ingreso de ilegales (es mas, hay una entrada sobre los muros en fronteras que demuestra que los muros mas largos no precisamente están en Israel) Desde que Israel construyó esos muros, se terminaron los ataques suicidas, cada país tiene el derecho de defender a sus ciudadanos de ataques externos. Me dirás que no es justo por dónde pasan los muros, yo te diré que tenés razón, y que seguramente el día que ambas partes se reconozcan mutuamente, podrán empezar a negociar por dónde deben pasar la fronteras. No olvides que aca nadie el la madre teresa, ya lo dije y que es un conflicto sumamente complicado, pero creeme que en nada se parece sionismo a nazismo y estoy totalmente a favor que haya un estado israelí libre y soberano al lado de un estado palestino libre y soberano que no se por que no declara su independencia de una vez por todas como lo hicieron todas las naciones del mundo. ¿Será que para hacerlo, es necesario reconocer que Israel también tiene derechos sobre esas tierras?

      • malallet Says:

        ¿Quién leches querría unirse a España? Al paso que va España acabará como Portugal o peor, y al menos ellos pueden vivir en su lengua libremente sin imposiciones castellanas.

      • ann Says:

        Con personas que insultan como Vd.prefiero que Gibraltar siga siendo britanico! Entres sus “paisanos de la zona ” hay 8,000 que trabajan en Gibraltar, porque no lo encuentran en España , a pesar de tener que esperar horas en las colas , lo que demuestra que a su gobierno le importa un pito “sus paisanos de la zona”

    • Pedro Bravo Says:

      Como disse num comentário anterior, os castelhanos praticaram em Olivença a limpeza étnica, o que nunca fizeram os ingleses em Gibraltar. Surpreende, além disso, como mudo o conto (“prefiero honra sin barcos…”) em Castela. Ah, aquilo disse quando não há nada a fazer. Olivença é Portugal.

  6. Fernando Says:

    Me parece recordar que hay un dicho de la zona que dice, mas o menos: “las muchachas de Olivenza son las mas bellas que hay, porque son hijas de España y nietas de Portugal”…

    Interesante reportaje! Gracias!

  7. nuri148 Says:

    El tratado de Alcañices fue suscrito por Portugal y CASTILLA. España todavia no existía en aquel entonces.

    • Portugués Says:

      Quiero aqui dicer que esta question es muy clara para nosotros, portugueses: Olivenca es portuguesa. Vosotros espanoles miran para al lado pero nosotros no. Nadie en Portugal dice que Olivenca es espanola. Vosotros espanoles piensan que nosotros no queremos saber pero queremos saber y mucho. El tratado es muy claro. Está en la hora.

      • ludovico Says:

        Mi opinión es que la voluntad del pueblo, en particular la autodeterminación, está muy por encima de cualquier antigüo tratado territorial.
        Por tanto apoyo el deseo de Gibraltar de continuar bajo soberanía Británica y Olivença bajo la Española.

        • Rui Says:

          Com certeza que essa é a opção más lógica em ambos casos, mas um país tão pequeno como Portugal não pode (nem deve) renunciar sem mais nem menos a 720 km2 do seu território. Aí fica o conflito.

        • Rui Says:

          ¡ “Vontade do povo”! ¿ Também a vontade do povo do País Basco e da Catalunha?

        • Pedro Bravo Says:

          Isso dirá Marrocos no Saara dentro de cem anos… Em Olivença houve limpeza étnica (que se saiba!). O território é Portugal. As gentes poderão escolher a adscrição.

  8. Pablo Aro Geraldes Says:

    Excelente post; no conocía este tema. Da gusto aprender algo nuevo…
    Saludos

  9. Ricardo Carranza Fernandez Says:

    Don Diego, nuevamente felicidades y nuevamente te sacaste un 10, gracias

  10. krankermond Says:

    ¡Excelente! desconocía por completo el asunto. Me recordó al berrinche que hicieron por Goa y a los rumores por los que se atribuyen la verdadera nacionalidad de Colón o incluso el descubrimiento de América.

    • Mariano Mendes Says:

      Se estes temas não te incomodassem, ou não gerassem duvidas, não os referias….Sim, Goa, Damão Dio e Nagar Alveli, posseções portuguesas desde finais do seculo XV até 1961, Porquê tens inveja ?
      E sim, os portugueses tinham conhecimento da existencia de terras a ocidente, não de um continente inteiro.
      Cristovão Colon ? sim, Salvador Fernades Zarco nascido em Cuba
      no Alentejo. Qual é o teu Problema ?, pode ser Genoves sem falar italiano, mas não pode ser portugues tendo casado com um nobre portuguesa e falando portugues ?
      Sim tao portugues como Magalhaes, Queiros, Torres, Seromenho Solis…ficamos por aqui.

    • Mário Says:

      Caro internauta. Sim…e nos mapas do Instituto Geográfico do Exército Português ou mesmo na Direção Geral do Território a fronteira Portugal – Espanha não está traçada no municipio de Olivença.

      Interessante…

      Saudações Ibéricas de Portugal

  11. krankermond Says:

    Una pregunta: si la situación de Ceuta y Melilla es más afin a la de Canarias y se parece menos a la de de Gibraltar, ¿podríamos comparar el estatus de este último -y de la misma Olivenza- con el de Guantánamo?

    • krankermond Says:

      Me responderé a mi mismo (Gracias FranM):

      “Respecto a que los señores de Olivenza quieran ser españoles, es una elección entre “iguales”, o sea, entre España y Portugal [...] La preferencia de los señoritos de Gibraltar no es lo mismo. ”

      Es importante distinguir entre:

      a) un abuso de poder del fuerte sobre el débil (Gibraltar y Guantánamo, enclaves de ocupación por estados NO fronterizos que se derivan un invasión y no de una guerra entre iguales),

      b) anexiones oportunistas entre estados fronterizos basadas en el principio de “pegar primero y callar para siempre”, sin otra justificación que “el derecho” de conquista (el citado caso de la ocupación portuguesa de las misiones, la invasión estadounidense a México)

      c) anexiones oportunistas entre estados fronterizos, más menos justificadas por algún derecho histórico (el diferendo entre Francia y Alemania por Alsacia y Lorena como casus bellis).

      d) secuelas de antiguos conflictos de delimitación entre estados fronterizos que derivan en escaramuzas y ocupaciones oportunistas (eventualmente encuadrados y magnificados por una guerra frontal entre ambos: España y Portugal).

      En todos estos casos, prevalece la ocupación de facto, el ejercicio de la política de los hechos consumados, eventuales vejaciones a los pobladores de dichos territorios (no hay que generalizar), y el silencio, la indiferencia o el cinismo de una de las partes involucradas (“Guantanamo no está ocupada ilegalmente: el gobierno de EU tiene un contrato de arrendamiento [perpetuo] con el estado cubano”; y un largo etc: la armada rusa anclada en Sebastopol, el archipielago de Chagos, la cuestión del Sahara español…)

  12. Jota Says:

    En respuesta a Pepelui, en 1297 no existia el Reino de España, por lo cual, Portugal no puede haber sido desagregado de una nación que no lo era.
    “Non nobis, Domine, non nobis, sed nomini tuo”

  13. Hans Niederstrasser Says:

    Como este tenemos múltiples ejemplos alrededor del mundo. Cuantos territorios se perdieron al fanalizar una guerra? Salida de Bolivia al mar, 50% del t5erritorio mexicano siendo “cedido”a los USA, Silecia en Europa, etc. etc.

    • Rui Says:

      …e esses territórios estão legitimados por algum Tratado?
      Já que na questão de Olivença o Tratado de Paris e o Congresso de Viena dão a razão a Portugal.

      • krankermond Says:

        Con el pais ocupado militarmente y con la bandera norteamericana ondeando en el palacio nacional, el tratado de Guadalupe (1848) fue una farsa para hacer ver la conquista de California, Nuevo México y Arizona como un contrato legítimo de cesión. A cambio, pagaron a Mexico la suma simbólica de 15 millones de dolares “como reparación de los daños”.

        Durante la primera guerra mundial, esto motivó al ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Alemán, Arthur Zimmermann, a ofrecer al gobierno mexicano la devolución de los territorios perdidos a cambio de poner a disposición de Alemania el estacionamiento de tropas y material bélico para atacar a los EU. (ver Telegrama Zimmerman http://es.wikipedia.org/wiki/Telegrama_Zimmermann)

      • krankermond Says:

        Un papel que legitima las cosas no lo es todo; el caso de Mexico no es el siguiente:

        “d) secuelas de antiguos conflictos de delimitación entre estados fronterizos que derivan en escaramuzas y ocupaciones oportunistas (eventualmente encuadrados y magnificados por una guerra frontal entre ambos: España y Portugal).”

        No hay punto de comparación con el “agravio” de Olivenza. Saludos desde Mexico.

  14. Juliana Says:

    No lo sabia, muy interesante!!

  15. Sherlock Says:

    Solo si las mujeres de Olivenza tienen bigote deberían ser portuguesas. Todo el mundo lo sabe.

  16. Eugenio Sánchez Says:

    Muy buen artículo.
    Conozco el conflicto de Olivenza, porque vivo aquí al lado, en Badajoz. Pero lo has narrado con todo lujo de detalles, muchas cuestiones no las conocía.
    Si necesitas alguna foto u otra información, puedes pedírmela y me acerco en un momento a Olivenza.
    Por cierto, hablando de reyes. En Olivenza existe un dulce típico elaborado con almendra, que es comprado y consumido en cantidades por la casa real Española, en navidad. El dulce es conocido como técula mécula.

    • Malatesta Says:

      Pues aprovecha, Eugenio! no desperdicies la oportunidad y acércate a Olivença antes de navidad y una vez allí soborna al fabricante de ese dulce para que lo envenene a tope!
      Aprovecha, Eugenio, aprovecha!!!

  17. Andres Says:

    ¡¡Se extrañaban estas entradas tan interesantes!!

  18. ocellum Says:

    En el nuevo puente de Ajuda hay una cosa curiosa. Si vas de Portugal hacia Olivenza al pasar tienes el típico cartel de entrada en el país (la palabra España enmarcada en la bandera europea), pero de Olivenza hacia Elvas, no hay cartel…
    Por cierto, el nuevo puente de Ajuda, aunque en un principio iba a ser pagado “a medias” entre los dos países, al final Portugal decidió que lo pagaba completo.
    Otra cosa curiosa, cuando, por la construcción de la presa de Alqeva, en el Guadiana portugués, se remitió la memoria medioambiental a España sobre los terrenos inundables en este lado de la frontera, en el informe no se incluyó Olivenza. Ante el error las autoridades españolas protestaron, y el informe se rehizo, titulándolo algo así como “Memoria medioambiental zonas inundables en España y Olivenza”.

    • JG Says:

      Há ainda mais curiosidades sobre a disputa dos territórios de Olivença (incluindo Talega ou Táliga em castelhano).

      Importante: O acordo internacional entre Portugal e Espanha no que concerne às águas dos principais rios ibéricos, segundo o que foi assinado no Tratado de Águas de 1967, dá a Portugal a posse das águas de ambas as margens do Guadiana entre o Caia e a Ribeira de Cuncos, em vez de estar delimitado pelo ponto médio existente em cada rio como aconteceu com os outros rios como o Minho, o Douro ou o Tejo na sua parte internacional. Portugal mostrou assim que também não renunciava a este território, o que não deixou, no entanto, de ocasionar alguns atritos, designadamente na Ponte da Ajuda ou os relacionados com a navegabilidade do Guadiana.

      Importante: Na fronteira entre Portugal e Espanha encontram-se por colocar 100 marcos, desde a desembocadura (foz) do rio Caia no Guadiana, até à desembocadura (foz) da ribeira de Cuncos no Guadiana.

    • Mário Says:

      Caro concidadão ibérico: sim e segundo soube a construção d anova ponte foi empreendida no terreno pela câmara municipal de Évora (Portugal). Na inauguração da mesma não esteve presente qualquer representante de Portugal. Finalmente, como é bem sabido, o mapa oficial de Portugal não possui fronteira traçada no municipio de Olivença…

      No entanto, a invasão Portugal+Brasil de vastos territórios no Uruguai não foi também bonita.

      Saudações ibéricas (de Portugal)

  19. Olivenza, el Gibraltar portugués Says:

    […] Olivenza, el Gibraltar portugués top por escribano en cultura | historia hace nada […]

  20. fadelcla Says:

    Es de esos temas que nunca van a tener solucion, solo hay que evitar que afecte la relacion de los dos paises y sobretodo de la gente del lugar.

    • Rui Says:

      “Relação”! Quál relação? Não creio que a arrogancia e falta de educação dos espanhóis se possa considerar “relação”.

      • fadelcla Says:

        Para mal o para bien son vecinos, obligados tienen que llevarse bien sin renunciar a nada claro esta. En ultimo caso vallan a al tribunal de la Haya que conociendo sus fallos no se la van a jugar por uno de los dos, de seguro reparte el territorio, un poco para España, un poco para Portugal y otro poco para mi que con lo lght que es ese tribunal y queriendo quedar bien con Dios y con el diablo de seguro me concede una parcela.

      • portugues Says:

        Ó amigo Rui, por causa de gente arrogante como voçe estamos tao mal vistos dentro de espanha.

        Deixe a soberba

        • Rui Says:

          Tu és tão português como eu sou chinês. Só assim se percebe um comentário tão estúpido como tu.

      • portugues Says:

        Então tu serás chinês.

        Só acho arrogante e enormemente estúpido (sem querer ofender) entrar numa web espanhola a criticar os espanhóis e a ofender tudo quanto é pessoa quando alguns tentam ter críticas construtivas.

        E sim, vivo em Espanha há mais de trinta anos e por isso não gosto da sua atitude, e tenho a obrigação de dize-lo. Pois graças a comentários como os teus somos mal vistos no outro lado.

        cumprimentos

        • Sherlock Says:

          Pues si vives en España desde hace más de 30 años, podrías tener la educación de hablar en español, que es el idioma de este blog.

        • krankermond Says:

          Soy latinoamericano y a mí no me molesta, en absoluto, ver en un mismo blog que NO TIENE FRONTERAS  (por Dios, esto es internet) el uso de las dos lenguas ibéricas por igual. Estoy en México, y a mí lo que si me repatea es encontrar portorriqueños y chicanos que quieren hablarme en inglés (sabiendo que hablo español, y tal vez por eso) ¡realmente me hacen @*#€!

          Para nosotros resulta inverosímil ver como mucha gente de ambos países (España y Portugal), tan pequeños, que comparten desde hace varios siglos el mismo entorno geográfico y mucho de su historia y de su cultura -no como nosotros con los gringos-, no toleren la lengua del vecino (tan fácil de entender en su forma escrita; me parece que muchas de las quejas solo son mera intransigencia) y hagan tanto lio por un irrisorio pedazo de tierra (deberían ver lo que perdimos frente a los gringos). Yo creo que en todas estas curiosidades podemos apreciar lo más irónico del título, que ya visto de ese modo resulta doblemente afortunado: el Gibraltar portugués. ¡Gracias Diego por esta entrada!

        • Rui Says:

          Rapazinho, só te posso dizer que és um pobre estúpido. Quem de verdade se deveria preocupar com a sua imagem são os espanhóis.

        • Sherlock Says:

          Absolutamente todos los portugueses que he conocido en mi vida (y no son pocos) han sido buena gente, educada, trabajadora y sociable.
          Conozco Portugal mejor que algunos portugueses porque he viajado a menudo allí y me gusta conocer in situ las inquietudes de la gente de los países que visito.

          Las lenguas deben ser instrumentos de comunicación y unión, no de división. Salvo casos puntuales, ni siquiera en Cataluña he tenido problemas de este tipo, porque, en general, existen dos cosas fundamentales que presupongo en cualquier persona: educación y sentido común.
          Y si una persona que esperamos que después de 30 años en España habla castellano nos habla en portugués es, sencillamente, porque quiere tocar las narices.

        • Diego González Says:

          He de decir, como propietario y editor de este sitio, que me encanta que se escriban comentarios en portugués, inglés, catalán o mandarín. Yo no sé hablar portugués, pero creo que se entiende muy bien lo que nuestros vecinos ibéricos han venido escribiendo aquí, insultos incluidos :D, así que por mi parte bienvenidos sean los comentarios en ese idioma.

        • malallet Says:

          Los que criticáis a Portugués sois un poco tontitos. Escribe en portugués porque se está dirigiendo a Rui, que es un portugués maleducado que insulta a los españoles, y Portugués precisamente le está recriminando su actitud.

  21. Rui Says:

    O contexto histórico deste artigo pode parecer interessante mas desvia a atenção e confunde sobre as verdades desta questão.
    Olivença é portuguesa pelo Tratado de Paris (1814) e o Congresso de Viena (1815), ratificados pela Espanha. Ponto final !

    • rubrio Says:

      Repito:
      Si alguien pretende ser escuchado en un foro del idioma que sea, debería intentar hacerlo en esa lengua.
      No tengo nada en contra de la diversidad lingüística, pero lo único que podemos replicar los castellano parlantes a sus comentarios es “estupendo, vuelva usted otro día”

      • Rui Says:

        Repito: …não pense que todos os “castelhanos parlantes” são tão ignorantes e intolerantes como você. Volte quando quizer!

      • LUIS MANUEL DE SOUSA Says:

        ele tem razão amigo há muitos foros portugueses que espanhões comentam em espanhol e ninguem lhe diz para comentarem em portugues, é preciso ter educação cada um fala e escreve no idioma que quizer

    • Diego González Says:

      El tratado de París de 1814 no cita a España, ni mucho menos a Olivenza, en ningún momento, se refiere sólo a las posesiones de Francia y Portugal (los límites de Brasil y la actual Guayana). Del tratado de 1815 ya se ha comentado que no obliga a la devolución sino a negociar. España quiso negociar, Portugal no. En relaciones internacionales no hay ningún “y punto”.

      • Rui Says:

        Não sei quais são as suas fontes de informação, nem de que ano é o Tratado de Paris ao qual você se refere.
        O art.3 do Tratado de Paris (1814) declara nulos os Tratados de Badajoz e de Madrid de 1801 mediante os quais a Espanha apropriara-se de Olivença.

        Não sei se pensar que você é uma pessoa pouco culta, ou tal vez mal informada, ou simplesmente um MENTIROSO!

        • Diego González Says:

          Antes de insultar tal vez deberías conocer mejor de lo que estás hablando. El tratado de París de 1814 lo firman Francia y Portugal, entre otros, y por lo tanto anula el de 1811 en lo que a estos dos países se refiere (así lo dice explícitamente el artículo 3 que citas). España no lo firma, por lo que difícilmente podría verse obligada a nada.

    • John Says:

      Los oliventinos quieren ser españoles (y los Gibraltareños británicos). Ponto final!

    • ludovico Says:

      Dado que Montenegro desapareció antes de firmar la paz con Japón en la 2ºG.M. Desde que se independizó en Mayo de 2006 hasta que se firmó la paz en junio de ese mismo año, ambos estaban técnicamente en guerra.
      Sin embargo, la situación “de facto” era tan evidentente contraria a lo que los tratados estipulaban, que nadie en su sano juicio apoyaría el derecho de Montenegro a atacar un navío japonés (por ejemplo) durante ese periodo solo porque “lo ponía en un tratado”.
      Por eso me sorprende ver cómo puede alguien pedir que Olivença sea portugués o Gibraltar español cuando es tan claramente contrario a la voluntad de sus habitantes.

  22. Pintor Says:

    Para quien no lo haya visto, aqui un link para los “40 Maps That Will Help You Make Sense of the World” o busquen la frase entre comillas en google. Creo que algunos de esos mapas merecerían una entrada en este blog (de hecho ya algunos de esos mapas han aparecido por aca) http :// twistedsifter. com /2013/08/maps-that-will-help-you-make-sense-of-the-world/

  23. Canarias Says:

    Eso de que Canarias no es ni ha sido una colonia… En fin.

  24. Antonio Says:

    Gracias al conflicto reciente con Gibraltar tuve conocimiento de la reclamación de Olivenza por un comentario que dejó un portugués en el foro de un periódico español.
    En estos casos de difícil acuerdo tendría que ser obligatorio una negociación entre los países afectados contando con la opinión de los ciudadanos y en caso de no alcanzarse ninguno, los países deberían estar obligados a compartir titularidad del territorio y los ciudadanos a poder disfrutar la doble nacionalidad y la doble bandera. No es ninguna broma, soy así de utópico.
    Mis respetos al pueblo portugués y, por supuesto, al mío propio, el español.
    En cuanto a Gibraltar, aquello es un Parque de Atracciones de siete kilómetros cuadrados que podría muy bien llamarse “La Gran Evasión”. No es de recibo que se pidan continuas subidas de impuestos a unos ciudadanos europeos mientras que a otros se les facilite la evasión de capitales. Los paraísos fiscales simplemente perjudican a la mayoría de ciudadanos europeos y deberían erradicarse. No me importa si se consideran o no británicos, lo que me importa es el uso que le dan al territorio.
    Por cierto, Las Malvinas son argentinas.
    Don Diego: muchas gracias por este estupendo trabajo.

  25. Jose M Says:

    Gibraltar y 13 “gibraltares” mas en todo el mundo:

    http://www.diariosur.es/rc/20130818/mundo/gibraltar-201308172046.html

  26. martincx Says:

    Muy buena entrada.

  27. Sherlock Says:

    Absolutamente todos los portugueses que he conocido en mi vida (y no son pocos) han sido buena gente, educada, trabajadora y sociable.
    Conozco Portugal mejor que algunos portugueses porque he viajado a menudo allí y me gusta conocer in situ las inquietudes de la gente de los países que visito.

    Las lenguas deben ser instrumentos de comunicación y unión, no de división. Salvo casos puntuales, ni siquiera en Cataluña he tenido problemas de este tipo, porque, en general, existen dos cosas fundamentales que presupongo en cualquier persona: educación y sentido común.
    Y si una persona que esperamos que después de 30 años en España habla castellano nos habla en portugués es, sencillamente, porque quiere tocar las narices: o le falta educación, o sentido común. O empatía. No eres menos portugués por hablar español alguna vez.

    Por desgracia, yo solo hablo español, inglés e italiano. Y siempre, absolutamente siempre que me dirijo a alguien cuyo idioma materno es alguno de estos, les hablo o escribo en ellos.

    • Rui Says:

      O seu comentário mostra o conceito hipócrita que têm da palavra “educação”. Primeiro começa por insultar as mulheres portuguesas, depois critica que aqui se façam comentários em português, mas por outro lado admite não saber português apesar de “ter viajado muito em Portugal e conhecer muitos portugueses”. Isso sim é falta de educação e respeito! Antes de criticar alguém por ‘postear’ em português pense que se calhar essa pessoa não está interessada em que alguém como você o perceba.
      Pessoas como você é que fazem os espanhóis ter má fama em Portugal e em todo lado!

      • Sherlock Says:

        Sé perfectamente que los españoles no tenemos mala fama en Portugal, sino todo lo contrario.
        Por otro lado, admito que un portugués se sienta ofendido por mi primer comentario, pero es una tontería que se dice de la portuguesas que realmente no tiene ningún fundamento y por el que pido disculpas.

        No obstante, me reafirmo e insisto: si hablas español, creo firmemente que deberías hacer tus comentarios en español. Repito: no eres menos portugués por hablar español de vez en cuando.

        Y no, no hablo portugués por desgracia. Haber estado en Portugal repetidas veces no me hace hablar portugués. Probablemente, si llevase viviendo en un país 30 años y me encontrase con un blog de ese país, escribiría en ese idioma. Pero eso depende de la educación de cada uno. A mí, personalmente, me parece una falta de respeto. Si no hablases español, lo entendería. Los orgullos absurdos me resultan patéticos.

    • LUIS MANUEL DE SOUSA Says:

      amigo não deves falar em educação porque se é verdade que viajas assim tanto a portugal e como dizes não falas portugues então estas a espera que os portugueses falem espanhol contigo se é isso então estas a faltar ao respeito aos portugueses, ninguem em portugal é obrigado a falar contigo em espanhol tu como vesitante é que devias falar portugues e se vesitas assim tanto portugal então porque não aprendes portugues?

  28. Oriol Says:

    ‘Ceuta y Melilla son parte integral del Reino de España, tanto como las Canarias o Asturias…’

    Me sabe realmente mal, porque te suelo leer y jamás había leído una frase con tanta opinión y tanta subjetividad histórica.

    • krankermond Says:

      Y yo que pensaba que eran el equivalente español de Madeira y Azores…o de Saint-Pierre-et-Miquelon :p

    • Diego González Says:

      No entiendo por qué decir que Ceuta y Melilla administrativamente tienen exactamente el mismo estatus que el resto del territorio español es subjetividad histórica y opinión. Podemos discutir sobre si debe serlo o no, pero el punto de partida es que a día de hoy Ceuta y Melilla son tan españolas como la Guayana o San Martín francesas, con la diferencia de que no están a un océano de distancia sino a 14 kilómetros.

  29. Rita Says:

    Quisiera apenas comentar que el principe que huyó de Portugal a Brasil fue D. João VI y no IV. Además, Ceuta fue territorio portugués hasta 1580, año del inicio de la Unión Ibérica. Por cierto, durante la Unión seguian existiendo el Reino de Portugal y el Reino de España, con el mismo rey que para Portugal era Filipe I y en España era Felipe II.
    Comentando lo de Olivenza, la verdad es que esa cuestión le importa a 10 portugueses +/-. El resto la utiliza como “broma” para los españoles “queréis Gibraltar, que devuelvan Olivenza”. Pero en realidad nadie se queda pensando en ese tema. Como decir a la gente que lleva siglos siendo española que ahora es portuguesa?
    Por fin, creo que hay que respectar todos. Los portugueses tenemos una questión de inferioridad, pero los españoles tienen una arrogancia tremenda en lo que trata de Portugal. Las bromas recurrientes de que “las portuguesas tienen bigote” o “Portugal deberia ser España” no molan. Portugal nació del Condado Portucalense, regalado por el rey de Castilla a su yerno. El resto de Portugal fue conquistado a los moros, no fue una independización de España que, por cierto, no existia como tal (existian los reinos de Castilla, León, Navarra, etc) cuando Portugal cerró las mismas fronteras que tiene hoy, en 1143.
    Por fin, referir que soy portuguesa pero vivo en España hace 5 años.

    • Brandel Says:

      Un inciso: Es cierto que el Condado Portucalense fue un regalo de un rey leones a su yerno, pero NO para que se independizara de él. Es como si yo tengo un chalet con piscina y casa en un arbol, le “regalo” la piscina y la casita a mi hija y su marido… y plantan una valla electrificada para quedarselas en exclusiva.
      En ese momento histórico, el ánsia de independencia de la población “portuguesa” rozaba el cero absoluto. Otra cosa es lo que luego, con el paso de los siglos, fue sucediendo a base de separar lo más posible a las gentes y las lenguas, pues está clarísimo que el idioma portugues se ha ido separando del resto de las lenguas peninsulares de manera artificial, buscando siempre sus clases dirigentes una progresion lo más divergente posible.

      • Rui Says:

        Recomendei à Dona Rita que estudasse mas não seu caso recomendo-lhe que mantenha a boca fechada.
        – O Condado Portucalense foi uma DOTE, e quando te ‘regalam’ algo poderemos fazer o que quisermos com ela. De todas formas a independência de Portugal não foi uma questão de ‘vontades’ senão de ‘TOMATES’ (cojones).
        – Quem independizou o Condado não foi o “Genro” senão o ‘Neto’ (filho da filha …e do genro).
        – O reino de Leão não era Espanha, já que a Espanha nem se quer existia. Por tanto não sei por que tantos espanhóis se dão como aludidos neste episódio da História.
        – Ao igual que Portugal, Castela também se independizou do reino de Leão, mas parece que nesse caso já não incomoda.
        – Na Idade Media não existia o conceito de “vontade” do povo. Nem em Portugal, nem em Castela, nem nos outros reinos que tentaram manter-se independentes e acabaram por ser conquistados por Castela (excepto Portugal).
        – É evidente a similitude entre todas as línguas ibéricas latinas, excepto o castelhano, que é uma coisa à parte.
        Em fim: tenha vergonha!

      • Mariano Mendes Says:

        Errado !!!, mais uma daquelas balelas que devem ensinar na escola para justificar a diferença entre os idiomas e sugerir que o lingua portuguesa só é diferente do espanhol porque os portugueses fizeram por isso.
        Mas eu posso te ajudar a chegar lá sosinho, isto se quiseres ser ajudado claro.
        Pensa comigo, a Galiza é o reino mais antigo de toda a peninsula iberica, certo ? concordas comigo ?
        Ainda hoje o idioma portugues se parece mais com o idioma galego que qualquer outro idioma, estamos de acordo ?
        Então a conclusão a que deves estar a chegar é que se alguma coisa se desviou da lingua mais antiga da peninsula foi o idioma castehano pois por maior influencia do contacto com o arabe surgiu com particularidades reconhecidamente proprias do arabe como o el o al por exemplo.
        Aconselho-te a pensares pela propria cabeça em vez de repetires barbaridades como essas, pois os elementos estão ai a disposição de qualquer pessoa basta pensar um bocadinho e juntar 2+2.

    • JG Says:

      Rita, se é portuguesa não parece…
      Desde já digo-lhe que aprecio muito os hábitos, costumes e usos espanhóis e nas várias viagens que fiz por diversas zonas de Espanha foram poucas as situações que me desagradaram. Este ano estive na Catalunha e posso afirmar com grande segurança que ainda mais que os Galegos, os Catalães têm aversão a quase tudo que é castelhano. O problema da Espanha é os políticos espanhóis que têm que nunca respeitaram os tratados que assinaram com Portugal.

      Informo ainda que Ceuta foi oficialmente portuguesa até 1668, pois aquando da Restauração Portuguesa em 1640 não quiseram continuar portugueses.

      Faz aqui uma afirmação sobre Olivença que deveria ter consciência que é falsa. Não é verdade que Olivença seja uma questão que só interesse a “10 portugueses +/-.”. Basta dar uma vista de olhos nos jornais, blogs e sites de jornais portugueses para ver que isso não é verdade.

      Desde que Olivença foi ocupada pela Espanha em 1801 e com maior ênfase no período da ditadura do generalíssimo Franco, assistiu-se a um processo de perseguição e discriminação social de todos os oliventinos com origens portuguesas, com vista ao esquecimento da sua história, língua e cultura acompanhado pelo repovoamento com espanhóis de vários pontos de Espanha. Inclusive esses mesmos oliventinos foram coagidos a adulterar para castelhano a toponímia e os apelidos portugueses.

      Embora já bastante tarde, é chegada a hora de se fazer justiça e de se colocar a questão de Olivença e Vila Real (Alandroal) como um desígnio nacional em Portugal, pois esta matéria está inclusive prevista na constituição da república portuguesa no seu Artigo 5.º (Território) nº 1 e nº 3. O Estado Português deve abandonar duma vez por todas, as eventuais atitudes de impotência e submissão perante o Estado Espanhol, consubstanciadas nas alegadas “políticas de avestruz” colocadas em prática pelos sucessivos regimes e governos de Portugal.

      Deste modo, todos os órgãos de soberania portugueses, partidos e a sociedade portuguesa em geral devem unir-se em torno desta causa, tomando como exemplo, a questão de Timor-Leste versus Indonésia que gerou um amplo movimento e consenso nacional, o que se traduziu na prática, em objetivos previamente definidos que foram amplamente atingidos.

      Quanto à sua argumentação “Como decir a la gente que lleva siglos siendo española que ahora es portuguesa?” a minha desposta já foi dada neste fórum: “a realização de um referendo não é condição “Sine qua non” para a restituição dos territórios de Olivença e Vila Real (apresento vários argumentos) ” e “o que está em causa são os territórios de Olivença, não as pessoas (apresento vários argumentos).”

      Concluindo: espero que estas minhas explicações e argumentos a façam ter uma visão diferente relativamente à questão de Olivença e da questão de Vila Real (Alandroal). Fiz ainda vários comentários recentes sobe este assunto, que poderá ler…

      • Rita Says:

        Lamento que considere que não pareça portuguesa. Desde que vivo em Espanha que tento sempre defender o meu país e os meus costumes, e garanto que sei perfeitamente o que normalmente pensam os castelhanos sobre Portugal e os erros que são normalmente cometidos quanto à nossa história, sendo a questão mais recorrente a da nossa “independência” a partir de Espanha.
        Se não fui bem entendida lamento, no entanto não poderia deixar de responder a alguém que põe em causa o meu sentimento enquanto portuguesa.

        • JG Says:

          Rita: Terá que se informar melhor sobre determinados assuntos relacionados com Olivença e Vila Real que são questões distintas e que têm em conjunto 750 km².

          Em 25 de Junho de 2004 no Parlamento Português
          foi apresentada e discutida uma petição assinada por mais de 5.000 cidadãos portugueses, (eu fui um dos signatários) que tinha sido entregue a 8 de Junho de 2001 sobre a questão de Olivença. Tendo em atenção o respeito pela Lei Internacional consubstanciada no Direito internacional, foi referido que Olivença é território português.

          Todos os deputados da Assembleia da República portuguesa expressaram como sua vontade que o governo desse resposta à petição, analisando o diferendo para encontrar uma solução, sendo considerado um fator de grande importância para as relações futuras entre Portugal e Espanha.

          É portanto claro que esta questão é importante para milhares de portugueses.

          Os responsáveis do Estado Português devem defender o interesse nacional e abandonar duma vez por todas, as eventuais atitudes de impotência e submissão perante o Estado Espanhol, consubstanciadas nas alegadas “políticas de avestruz” colocadas em prática pelos sucessivos regimes e governos de Portugal e iniciar as negociações com a Espanha sobre este assunto.

          Todos os órgãos de soberania portugueses, partidos e a nossa sociedade em geral devem unir-se em torno desta causa, tomando como exemplo, a questão de Timor-Leste versus Indonésia que gerou um amplo movimento e consenso nacional e que se traduziu na prática, em objetivos previamente definidos que foram amplamente alcançados.

          Cumprimentos,

    • Rui Says:

      Faça favor de estudar um pouco, Dona Rita.
      – Ceuta passou a ser castelhana (não espanhola) em 1668 (Tratado de Lisboa).
      – Não houve especificamente uma união ibérica senão monárquica.
      – Portugal continuou a independente baixo a casa real dos Habsburgo, ao igual que Castela, e Aragão, já que Espana não existia como Reino.

      • Rita Says:

        Tem razão, cometi um erro relativamente a Ceuta, peço desculpa. Referi União Ibérica apenas para deixar claro que existiam 2 reinos diferentes com um mesmo rei, se não entendeu isso, talvez não me tenha explicado bem, mas claro que sei que foi uma união monárquica.
        Não acho que o seu tom seja o mais apropriado sinceramente, estamos todos a trocar ideias, mandar uns e outros estudar só transmite arrogância.

        • Rui Says:

          Uma vez mais comete um erro. Não havia DOIS reinos senão um só Reino, já que o Reino era todo o território onde governava um Rei. Este domínio podia estar dividido em unidades administrativas independentes chamadas Coroa. Neste caso em concreto, na Península havia três Coroas: a de Portugal, a de Castela e a de Aragão, mas não havia ainda nenhuma Coroa (nem Reino) de Espanha. Isso só aconteceu em princípios do século XVIII devido à união administrativa de Castela e Aragão com os Decretos de Nueva Planta (Nova Estrutura). Cumprimentos.

  30. Suso Says:

    Creo que el paralelismo entre Gibraltar y Olivenza es extraordinario. En ambos casos, se trata de territorios conquistados militarmente que no han sido devueltos a sus antiguos dueños. Y en ambos, los actuales pobladores de los territorios anexionados son mayoritariamente favorables a que no se revierta el status actual. Acho, amigo Rui, que deve prevalecer a opinião dos oliventinos e gibraltarenhos sobre a dos portugueses e espanhóis, e o seu desejo de serem, respectivamente, espanhois e gibraltarenhos/británicos. E nesta altura histórica, se calhar deveríamos viver todos amigábelmente na Península sem importarnos de questões de orgulho patriótico, particularmente no caso de Olivença, onde não há fronteira. Mas é apenas a minha opinião. Saudações desde a Galiza.

  31. tucumano Says:

    Antes que nada: El respeto es lo mas importante, cuando lo perdemos estamos mas cerca de la guerra que de la paz.

    Una pena ver algunos comentarios irrespetuosos, restan en vez de sumar.

    Curiosamente, los comentarios estuvieron mejor que la entrada en sí.

    Es imposible comparar Gibraltar, Olivenza, Las Malvinas, Cachemira y todos los territorios en disputa de nuestro planeta. Cada caso es único y debe estudiarse como tal.

    Me dolió leer comentarios que consideraba extintos en un siglo de unión y tolerancia democrática (Considero que los británicos son unos piratas, pero decirle piratas judeo-ingleses es digno de Hitler… por favor, no mezclemos las cosas).

    Por suerte aca en latinoamérica los brasileños con los demás países hispanoparlantes nos llevamos muy bien: Nosotros visitamos sus playas (y sus garotas) y ellos visitan nuestras pistas de esquíes (y seguramente nuestras garotas también). La única pelea es Pelé vs. Maradona o Messi vs… ¿Neymar? (…) Pero solamente queda ahí… la verdad es que estoy contento de vivir en un país pacífico con vecinos pacíficos también.

    Amigos Europeos: No se pelen para ver de quien es cada km2 entre uds, mejor vean como hacer para tener mas hijos y lograr que los siglos de cultura de los cuales deben estar muy orgullosos no desaparezca ante los aluviones demográficos externos… ese si que es un problema.

  32. fadelclafadelcla Says:

    Se esta yendo de las manos este tema, creo que este blog no es para discutir tan enserio.

  33. Manuel Franco Says:

    Buenas tardes….soy de Olivenza y me gustaría romper una lanza en favor del buen ambiente que se respira en nuestro pueblo con todo nuestro entorno, tanto español como portugués……discrepo con las opiniones aquí vertidas en cuanto al deseo o no de de ser portugueses. En Olivenza se disfruta de esta peculiaridad que nos ha dado la historia, incluso se intentan conservar lo mejor posible todos los rasgos que nos hace sentir, si se puede, un poquito especiales: nuestra forma de hablar, nuestra arquitectura, nuestra música, nuestros dulces, e incluso nuestro carácter . No se respira disputa fronteriza alguna, bromeamos incluso con los vecinos de Portugal al respecto y disfrutamos unos y otros cuando comparamos nuestros monumentos o nuestras calles con otros tantos y tantas de Portugal. Os invito a todos, incluso a los americanos (jeje), a comprobarlo in-situ y a que disfrutéis de todas las peculiaridades reseñadas……En definitiva, no existe en Olivenza sensaciones de grandeza con las que mirar hacia Portugal por encima del hombro, al contrario, somos cada vez más los interesados en conseguir la nacionalidad portuguesa (manteniendo la española), como símbolo sentimental de lo que alguna vez fuimos……..Un saludo a todos, y en especial a Portugal.

  34. Mariano Mendes Says:

    Eu, até compreenderia os argumentos espanhóis, no que diz respeito ao Uruguai se por ventura o Uruguai se tivesse emancipado de Espanha, mas na realidade não foi isso que aconteceu, o Uruguai independizou-se do Brasil, o facto de hoje os 4 milhões de uruguaios falarem espanhol, deve-se ao facto de algures pela década de 70 do século 19, portanto, como pais há mais de 50 anos, o idioma espanhol ter sido imposto por decreto, até então tratava-se de um território com uma importante presença do idioma Português, alias como ainda hoje o é mas em menor medida. Para mim este argumento deita por terra a argumentação de que Portugal não devolveu os territórios ultramarinos que invadiu em consequência da agressão de que foi vitima em 1801. Existe ainda o caso da Guiana francesa que foi invadida pelos portugueses aquando da invasão napoleónica, e que foi posteriormente devolvido a França no final do conflito, muito embora se compreendesse que a titulo de indemnização de guerra a sua manutenção sob domínio português de pudesse entender, (pelos milhares de mortos pilhagens e destruição que causaram a Portugal) mas, os acordos internacionais estipularam a devolução e Portugal cumpriu.
    Eu sei que o território que hoje dá pelo nome de Uruguai foi sempre disputado por Portugal e por Espanha, também sei que está dentro do paralelo espanhol no que diz respeito á delimitação do tratado de Tordesilhas ( bem como a maior parte do Brasil) mas também sei que por altura da independência do território Cisplatina essa questão estava definitivamente arrumada, e o que é hoje o Uruguai fazia parte do território do Império Brasileiro, penso, se a memoria não me falha que foi um acordo que teve que ver com a pretensão sucessória da rainha portuguesa D. Carlota Joaquina espanhola de nascimento (filha da Rainha de Espanha D. Maria Luísa e irmã do soberano espanhol).
    Concluindo, trata-se apenas de uma questão linguística, se por um lado hoje teríamos uma pais chamado Uruguai que fala espanhol pelos motivos que referi anteriormente, e que seria maior em tamanho , também é verdade que se fizesse parte do Brasil, falaria português e ninguém estranharia, sendo que neste caso, duvido que alguém utilizasse o argumento da não devolução de tais territórios ultramarinos.
    Acredito que a escolha lógica do idioma Castelhano naquela altura, terá tido muito a ver com a vontade de afirmação do novo pais independente em relação ao Brasil, e com a procura de alianças com outros países vizinhos como a Argentina e o Paraguai, no intuito de assegurar e perpetuar a sua independência.

    Parabéns pelo Blog, é raro ver algo escrito em espanhol, sobre este tema, tão bem informado e tão imparcial.

    • Rui Says:

      Foi exatamente assim, embora a maioria dos portugueses o desconhecem.
      Até na formação inicial da Argentina aconteceu algo parecido. Durante o período das Províncias Unidas da Plata (1810-1831) e da Confederação Argentina (1835-1852) a língua portuguesa tinha a mesma presença que o castelhano devido à enorme emigração desde Portugal. Uma vez mais o castelhano foi imposto por decreto.

      • tucumano Says:

        ¿En serio? Tenés algún link que hable del tema (no importa que esté en portugues… eu falo tambem) :-)

        • Mariano Mendes Says:

          isto vai te ajudar :

          http://lusotopia.no.sapo.pt/indexOPArgentina.html

        • Mariano Mendes Says:

          http://lusotopia.no.sapo.pt/indexOP04Uruguay.html

          Ou esta, mas não sejas preguiçoso, procura na internet que vais encontrar muitos dados sobre este assunto, abraço

        • Mariano Mendes Says:

          Os portugueses estavam na linha da frente da luta pela independência das colónias espanholas.

          Independência da Argentina

          O movimento que conduziu à proclamação da Independência da Argentina, em 1816, na cidade de San Miguel de Tucamán, está ligado à comunidade portuguesa local e contou nos seus momentos decisivos com o apoio de Portugal.

          Em resposta à invasão de Portugal pelas tropas espanholas apoiadas pelos franceses, em 1801, os portugueses invadiram os que hoje constituem o Uruguai e o Paraguai, criando um foco de tensão na região. As tropas espanholas ai estacionadas viram-se impotentes para travarem estas incursões, revelando a sua enorme fragilidade da região. O exemplo estava dado aos revolucionários dos povos das colónias espanholas..

          Após a invasão de Portugal pelos franceses, apoiados pelos espanhóis, a corte portuguesa mudou-se para o Brasil (fins de 1807). Os portugueses promovem uma activa rebelião contra os espanhóis, atacando os seus interesses nas colónias americanas.

          Acontece que a mulher do rei português D. João VI era uma princesa espanhola (Carlota Joaquina), a qual não tardou a reclamar o direito aos territórios espanhóis na América, uma vez que os franceses haviam ocupado do trono de Espanha (1808, por abdicação de Fernando VII). Portugal viu nesta acção uma forma de expandir o Brasil, incorporando novos territórios.

          A maioria dos descendentes portugueses (crioulos) nascidos na Argentina, Uruguai e Paraguai, estão na linha da frente na defesa da independência destes territórios.

          Após ter rebentado a revolução em Buenos Aires, a 25 de Maio de 1810, as autoridades espanholas mudaram-se em força para Montevideo (Banda Oriental), solicitando ao Consejo de Regencia espanhol o envio de um novo vice-rei, tropas e armas para reprimir o levantamento. A partir daqui ficou claro que os povos da Banda Oriental, não aceitariam unir-se aos argentinos no caso da independência se concretizar. Quando em 1816, os argentinos proclamam a sua independência em Tucamán, os povos da Banda Oriental recusaram-se a participar na formação do novo país.

          É neste momento crucial que os portugueses intervém, em 1816, com a concordância dos argentinos e dos paraguais, ocupam a Banda Oriental, incluindo Montevideo (20/01/1817), levando à posterior retirada de José Gervasio Artigas Arnal (1820).

          Portugal também foi o primeiro país a reconhecer a reconhecer a independência da Argentina (1821).

  35. Enrique Says:

    Creo que el ponerse a discutir sobre la territorialidad de Olivenza estaba bien antes, cuando había fronteras, aduanas, etcétera. Ahora que cualquier portugués puede ir en coche a Olivenza al igual que cualquier español puede ir a Juromenha sin tenerse que parar en tales obstáculos ni arriesgarse a que te miren mal por ello, debatir sobre esto es hablar por hablar

    Eu acho que discutir sobre a territorialidade de Olivença estava bem antes, quando havia fronteiras, costumes e assim por diante. Agora que qualquer Português pode dirigir-se a Olivenza como qualquer espanhol pode ir Juromenha sem parar em tais obstáculos ou correr o risco de tê-lo ficar mal, discutir isso é conversa solta

    • JG Says:

      Não concordo. É precisamente o contrário.

      O que está em causa são os territórios de Olivença, não as pessoas.

      Quem não quiser ser português ou a dupla nacionalidade (espanhola-portuguesa), poderá continuar normalmente a fazer a sua vida mesmo tendo apenas a nacionalidade espanhola. Como cidadão europeu tem nessa qualidade praticamente os mesmos direitos de qualquer cidadão português.

      Neste fórum elaborei uma Proposta de devolução de Olivença que eu preconizo para os Oliventinos. Ficariam a viver muito melhor do que vivem atualmente e “no melhor dos dois mundos” castelhano e português.

      Há muitos espanhóis que trabalham em Portugal, e ninguém é discriminado. Os oliventinos seriam bem recebidos e bem tratados, mesmo os que não tivessem origens portuguesas.

      Portugal teve na década de 70 de acolher 500.000 pessoas que retornaram das ex-colónias portuguesas.
      Os oliventinos (incluindo Talega ou Táliga em castelhano) mais os habitantes de Vila Real (Villarreal em castelhano) serão perto de 13.000 habitantes e assim sendo, não haverá problema em conseguirem serem integrados na sociedade portuguesa.

  36. JG Says:

    No que concerne à questão dos territórios de Olivença, para além do tratado de Cádis de 1810, há ainda o tratado que foi subscrito pela Espanha em 1817 (Convenção de Viena de 1815) que no seu artigo nº 105.º prevê a restituição dos territórios de Olivença. A Espanha, como país da União Europeia que é, “deveria agir de boa-fé” e cumprir os tratados que assinou. Refira-se ainda que o tratado de Viena está válido e não tem estipulado qualquer prazo para Portugal reclamar a devolução do território. Logo Portugal só terá que solicitar diplomaticamente à Espanha que faça a restituição dos territórios de Olivença e Vila Real (Alandroal).

  37. JG Says:

    Proposta de devolução de Olivença:
    1) Período de transição ou cossoberania de 5 a 10 anos. 2) Gradualmente nas escolas e em todos os locais públicos, placas em português e castelhano. Também todos os órgãos de comunicação social seriam bilingues. 3) Ensino obrigatório do português nas escolas. 4) Dupla nacionalidade portuguesa-espanhola para todos os oliventinos que o quisessem nascidos no concelho de Olivença, Talega e Vila Real. 5)Transformação de Olivença em “cidade franca” com um regime de impostos especial, bastante inferior ao praticado em Portugal e Espanha.

    6) Todos os descontos das reformas dos Oliventinos assumidas proporcionalmente pela Espanha até ao período de transição e após esse período proporcionalmente assumidas por Portugal. 7) Devolução de todo o património de Olivença para a soberania portuguesa sem exceção. 8) Todos os funcionários do Estado Espanhol nascidos no concelho de Olivença poderiam continuar a trabalhar na Administração Portuguesa em Olivença desde que reconhecessem a soberania portuguesa e aprendessem português e as leis portuguesas. 9) Forte Investimento do Estado Português e das empresas portuguesas em Olivença, para que os Oliventinos se tornassem cidadãos com os mesmos direitos e obrigações dos restantes portugueses.

    10) Única zona de Portugal onde para além do Português, o Castelhano seria língua oficial.
    11) Os territórios de Olivença e Vila Real teriam um regime administrativo especial (mas não autonómo), durante pelo menos 50 anos. Não dependeriam directamente do Alto Alentejo (distrito de Portalegre) mas sim directamente de Lisboa. Seriam uma região administrativa única.

  38. JG Says:

    Ainda sobre os que argumentam da “inevitabilidade” de um referendo sobre Olivença e de que já passaram mais de 200 anos…

    A questão de Olivença e a questão de Vila Real fazem sentido hoje e farão sentido sempre.

    Num referendo que ocorreu em 2002 sobre Gibraltar, 99% dos votantes rejeitaram qualquer proposta de partilha de soberania entre o Reino Unido e a Espanha. Se optarmos pela ótica dos referendos, Gibraltar nunca será Espanhol.

    Não partilho também da opinião, dos que defendem que a realização de um referendo é condição “Sine qua non” para a restituição dos territórios de Olivença e Vila Real.
    Então quando Olivença foi invadida em 1801, os castelhanos também perguntaram aos oliventinos se queriam ser espanhóis? E os espanhóis nem podem invocar esse argumento, pois nesse caso, teriam também que fazer referendos na Catalunha, Galiza, País Basco e eventualmente nas Canárias e Andaluzia…

    Há um tratado que foi assinado pela Espanha em 1817, (Convenção de Viena de 1815) e a Espanha, como país da União Europeia que é, “deveria agir de boa-fé” e cumprir o tratado que assinou.
    Esse tratado continua válido e não tem estipulado qualquer prazo para Portugal reclamar a devolução do território. Logo Portugal só terá que solicitar diplomaticamente à Espanha que faça a restituição dos territórios de Olivença e Vila Real.

    Acrescento ainda, que o que está em causa são os territórios de Olivença, não as pessoas. Quem não quiser a dupla nacionalidade (espanhola-portuguesa), poderá tranquilamente continuar a fazer a sua vida. É cidadão europeu e tem nessa qualidade praticamente os mesmos direitos de qualquer cidadão português. Ou os espanhóis que trabalham em Portugal, alguma vez se queixaram de ser discriminados? Muito pelo contrário, alguns até são beneficiados a vários níveis!

    Mais uma vez reitero, se a questão não for resolvida diplomaticamente terá que ser resolvida no Tribunal de Justiça da União Europeia e/ou no Tribunal internacional de Justiça em Haia (Nações Unidas).

  39. JG Says:

    A questão de Vila Real (em castelhano, Villarreal) versus questão de Olivença
    O Tratado de Alcanizes, de 1297, estabelecia Olivença (incluindo Talega) como parte de Portugal. Em 1801, através do Tratado de Badajoz, denunciado em 1808 por Portugal, o território foi anexado a Espanha. Em 1817 a Espanha reconheceu a soberania portuguesa subscrevendo o Congresso de Viena de 1815, comprometendo-se à devolução de Olivença. Os Espanhóis para justificarem a atual ocupação deste território, consideram que se encontra em vigor o tratado de Badajoz.
    No entanto, a aldeia de Vila Real, situada na margem esquerda do Guadiana, hoje anexada a Olivença, fazia parte em 1801, data da ocupação espanhola, de Juromenha, povoação localizada na margem direita deste rio e que hoje está integrada no concelho do Alandroal. Deste modo, o limite entre Olivença e Juromenha não se fazia pelo Guadiana, mas sim por uma linha terrestre, situada entre a aldeia de Vila Real e a na altura vila de Olivença.
    O Guadiana não seria o limite entre Portugal e Espanha, junto a Juromenha, mas apenas no pequeno troço do rio que servia de limite ao terminus de Olivença, e que ia desde a ribeira de Alconchel até ao monte de Abegões (situado a norte da foz da ribeira de Alconchel). Assim sendo, a nova ponte (ao lado da antiga Ponte de Nossa Senhora da Ajuda), no seu lado poente situa-se no términus de Elvas, enquanto no seu lado nascente situa-se (não em Olivença) mas sim no antigo términus de Juromenha, hoje pertencente ao concelho do Alandroal.
    Quando em 1801, pelo Tratado de Badajoz, Portugal cedeu Olivença ao Estado Espanhol, excluiu dessa cessão a parte do terminus de Juromenha situado na margem esquerda do Guadiana. Considerando a Espanha que o Tratado de Badajoz é válido, a aldeia de Vila Real e o seu território pertencem juridicamente ao actual concelho do Alandroal. A Espanha tinha, assim, de restituir a aldeia de Vila Real e todo o território que lhe pertence independentemente da Questão de Olivença.
    Se há uma questão que é linear e em que os próprios Espanhóis não têm qualquer argumento juridico, a Espanha como prova de boa-fé deveria restituir Vila Real e o seu território, que têm de superfície 30 km².

  40. JG Says:

    Há ainda outras curiosidades sobre a disputa dos territórios de Olivença (incluindo Talega ou Táliga em castelhano).

    Importante: O acordo internacional entre Portugal e Espanha no que concerne às águas dos principais rios ibéricos, segundo o que foi assinado no Tratado de Águas de 1967, dá a Portugal a posse das águas de ambas as margens do Guadiana entre o Caia e a Ribeira de Cuncos, em vez de estar delimitado pelo ponto médio existente em cada rio como aconteceu com os outros rios como o Minho, o Douro ou o Tejo na sua parte internacional. Portugal mostrou assim que também não renunciava a este território, o que não deixou, no entanto, de ocasionar alguns atritos, designadamente na Ponte da Ajuda ou os relacionados com a navegabilidade do Guadiana.

    Importante: Na fronteira entre Portugal e Espanha encontram-se por colocar 100 marcos, desde a desembocadura (foz) do rio Caia no Guadiana, até à desembocadura (foz) da ribeira de Cuncos no Guadiana.

  41. JG Says:

    Ante de mais quero aproveitar para dar os parabéns ao criador deste blog, pois é um espaço para os comentadores de vários países e de diferentes sensibilidades debaterem os vários pontos de vista sobre Olivença.

    O argumento jurídico mais forte que é apresentado por Espanha é o tratado de Badajoz (1801).
    O argumento jurídico mais forte apresentado por Portugal é a ata da convenção de Viena (1815) ratificada pela Espanha em 1817.

    Deste modo é importante analisar o tratado de Badajoz.

    Na minha opinião e na de especialistas portugueses de direito internacional, o Tratado de Badajoz está ferido de várias nulidades portanto é nulo.

    Há uma situação que é extremamente importante: (…) O Tratado de Badajoz de 1801 era um «Tratado de Paz», o que expressamente ficou definido no seu preâmbulo (…).

    De qualquer modo como esta questão é muito extensa vou remetê-los para o Link:

    pt.wikipedia.org/wiki/Quest%C3%A3o_de_Oliven%C3%A7a

    Analisem com atenção os seguintes itens:
    – Nulidade do Tratado de Badajoz
    – Falta de manifestação da livre vontade de Portugal
    – Tratado de Fontainbleau e a violação da Paz
    – Tratado de Paris de 1814
    – O Congresso de Viena e a restituição de Olivença
    Também é referida bibliografia…

    • Diego González Says:

      Es un placer que vengáis por aquí a comentar educadamente, JG. :-)

    • Rui Says:

      Pois, a questão é que em Espanha existe uma enorme manipulação e censura da Historia, o qual leva os espanhóis a afirmar veemente que a Espanha nunca chegou a assinar o Congresso de Viena, o qual é falso. Não assinaram num primeiro momento mas depois acabaram por assinar.

  42. Jose M Says:

    http://www.diariosur.es/rc/20130902/mundo/unos-islotes-perdidos-atlantico-201309021645.html

  43. Toni Says:

    Estoy con Diego. Dejemos las fronteras tal como están que bastantes problemas tenemos ya en España y en Portugal como para buscar más.

  44. Toni Says:

    Y añado y acabo: qué lástima que España y Portugal no sean un solo país. Seguiríamos pintando poco en Europa pero separados no pintamos nada.
    Por cierto, esta tarde me voy a dar una vuelta por Portugal que es algo que siempre me gusta. Estoy de vacaciones en Huelva. :-)

    • Rui Says:

      Os portugueses nunca estivemos em contra de que a Espanha se incorpore em Portugal como se fosse um Distrito mais.

    • JG Says:

      Toni: Para a Espanha a situação é cómoda. Ocupa desde 1801 os territórios de Olivença e Vila Real que têm 720 km².
      Ayamonte era território português e pelas trocas (câmbios) de vários territórios entre Portugal e Espanha através do tratado de Alcanizes de 1297 (também incluiu Olivença e Campo Maior) passou para Espanha. Vamos considerar o seguinte:
      – Se Ayamonte fosse ocupado por Portugal durante 200 anos, a Espanha não iria querer que o território lhe fosse devolvido?
      – A Espanha quer fazer uma troca (câmbio) de Ayamonte por Olivença? Eu não aceito essa troca por vários motivos, mas os portugueses de Vila Real de Santo António e Castro marfim podiam não se importar…

  45. ramón Says:

    La primera foto que has puesto no es del puente de Ajuda.

  46. Manuel dos santos Says:

    Eu nao reconheco Espanha como uma nacao, mas sim varias nacoes juntas, mas tem os dias contados pois dentro de pouco tempo vai deixar de isestir, primeiro a catalunha, pais basco, galiza e por ai fora

  47. JG Says:

    Portugal devia tomar a iniciativa e abordar diplomaticamente com a Espanha a questão de Olivença e Vila Real (Alandroal) nomeadamente utilizando as águas das ilhas selvagens como “moeda de troca” desde que não coloque em causa a soberania das Ilhas, da ZEE e do alargamento da plataforma continental. Por exemplo, não colocando em causa a soberania de Portugal sobre as ilhas e sobre as respetivas águas, autorizar que parte das águas seja explorada pela Espanha apenas para pescar, durante 50 anos. Seria “o preço” a pagar para resolver o assunto de Olivença e Vila Real diplomaticamente.

    Claro que podemos ir para os tribunais internacionais mas iriamos arranjar um conflito diplomático com a Espanha, com repercussões ao nível da nossa economia porque os espanhóis nunca irão entregar voluntariamente Olivença e Vila Real sem quaisquer contrapartidas.

    O que tinha em mente, seria uma situação semelhante ao acordo de parceria no domínio das pescas entre a UE e Marrocos que entrou em vigor em 28 de fevereiro de 2007 e durou até dezembro de 2011, com contrapartidas de vários milhões para Marrocos. A soberania das águas nunca deixou de ser de Marrocos.

    Mas no caso presente, deixávamos os espanhóis apenas pescar, durante 50 anos em zonas de águas perfeitamente limitadas (as que eles reclamam agora), seria uma solução honrosa para os dois países”.
    Não iriamos receber os milhões mas iriamos “receber” a restituição de Olivença e Vila Real e a soberania das águas (já mencionadas) continuaria portuguesa.

    Está implícito que se fosse descoberto petróleo, gás ou minerais mesmo na zona em que os espanhóis seriam autorizados a pescar, a exploração desses recursos pertenceria a Portugal.

    Quem concorda com esta minha posição e quem não concorda?

  48. Mariano Mendes Says:

    Sou portugues, o assunto de Olivença interessa-me, muito embora tambem pense que os seus vizinhos nada tenham a ganhar com o hipotetico regresso a soberania portuguesa, mal por mal ficam como estão porque ao menos as reformas são maiores e os impostos mais baixos, na nossa casa ha que receber quem venha de livre vontade. Mas ha coisas que não posso deixar comentar.
    1° os portugueses não reclamam Ceuta, não reclamam Ayamonte, nem Salvaterra do Minho nem São Felix dos Galegos nem Hermesinde, nem o couto mixto nem a herdade da contenda, esses são assuntos sobre os quais ha concenso, existem acordos que são respeitados, mas reclamam Olivença, porque sera? Porque realmente existe uma grande difrença, não somos doidos e nem o territorio de Olivença esta carregado de petroleo ou diamantes.
    2° o ponto de vista expanhol sobre territorios disputados é o seguinte
    Gibraltar é espanhol, Olivença é espanhola, Ceuta e Melila são espanholas e as selvagens tambem devem ser espanholas porque estão mais perto das Canarias, ou seja varios pesos e varias medidas mas sempre com o mesmo resultado final.
    3° o nome de Olivença consta no arco do triunfo em Paris como uma das cidades conquistadas pelo grande Napoleão. Algo parece ter acontecido para que os franceses considerem este feito de conquista ao ponto de o terem inscrito no conhecido Arco do Triunfo. Para mim que sou apenas um curioso significa que, a invasão de 1801 foi já uma invasão francesa com os espanhois a frente, e portanto Olivença deveria ter sido devolvida pela potencia derrotada em 1814, (a França) da mesma forma que os portugueses devolveram a Guiana.
    Resta-me dizer que nada tenho contra Espanha ou os seus cidadãos, noto que a historia que lhes é contada esta cheia de omissões e deturpações com o proposito de criar uma imagem ficcionada para consumo interno do grande estado espanhol a que todos se devem orgulhar de pertencer, que parece ser o cimento com que se quer manter unido mais do que uma realidade nacional.

    • JG Says:

      Apreciei alguns dos seus seus comentários mas discordo do seu comentário de 4-octubre-2013 a las 12:29 am.

      É claro que a mudança de soberania dos territórios de Olivença e Vila Real não poderia ser feita duma forma leviana…

      Com grande probabilidade Portugal iria receber dinheiros da União Europeia para poder integrar os oliventinos no território português, processo que poderia demorar várias décadas…

      Comentador Mariano Mendes, dê uma vista de olhos (nesta página) na minha “Proposta de devolução de Olivença”, constituída por 11 pontos (após ter efetuado uma pesquisa exaustiva). Com esta proposta
      os oliventinos aceitariam a soberania portuguesa sem quaisquer dramas…

      Os oliventinos ficariam a viver muito melhor do que vivem atualmente e “no melhor dos dois mundos” castelhano e português.
      Há muitos espanhóis que trabalham em Portugal, e ninguém é discriminado. Os oliventinos seriam bem recebidos e bem tratados, mesmo os que não tivessem origens portuguesas.

      Acrescento ainda, que o que está em causa são os territórios de Olivença, não as pessoas.
      Quem não quiser ser português ou a dupla nacionalidade (espanhola-portuguesa), poderá continuar normalmente a fazer a sua vida mesmo tendo apenas a nacionalidade espanhola. Como cidadão europeu tem nessa qualidade praticamente os mesmos direitos de qualquer cidadão português.

      Como deve saber, Portugal teve na década de 70 de acolher 500.000 pessoas que retornaram das ex-colónias portuguesas.
      Os Oliventinos (incluindo Talega ou Táliga em castelhano) mais os habitantes de Vila Real (Villarreal em castelhano) serão perto de 13.000 habitantes e assim sendo, não haverá problema em conseguirem serem integrados na sociedade portuguesa.

      E não se preocupe com as reformas dos Oliventinos: os descontos efetuados pelos Oliventinos até ao final do período de cossoberania ou transição seriam liquidados pela Espanha e só quando começassem a descontar para o estado português é que Portugal começaria a pagar. Um pouco à semelhança dos emigrantes que trabalharam no estrangeiro e em Portugal e por isso têm duas reformas.

      Quanto aos ordenados, os territórios de Olivença teriam um regime de impostos especial (inferior aos de Portugal e de Espanha) e os ordenados dos Oliventinos teriam que se manter pelos menos ao nível que estão hoje, mas com menos impostos…

      Quando Portugal transferiu Macau para a R.P. China, o território ficou com várias condicionantes ao nível da soberania chinesa, por isso é uma região administrativa especial durante 50 anos desde 1999. Os funcionários portugueses que trabalharam em Macau (até à entrega do território) desde 1987 a 1999 tinham ordenados muito superiores aos dos funcionários que trabalhavam em Portugal. Alguém se queixou disso?

      Todos os órgãos de soberania portugueses, partidos e a nossa sociedade em geral devem unir-se em torno desta causa, tomando como exemplo, a questão de Timor-Leste versus Indonésia que gerou um amplo movimento e consenso nacional e que se traduziu na prática, em objetivos previamente definidos que foram amplamente alcançados.

      Termino com o seguinte:

      Temos que articular os interesses de Portugal aos interesses e aspirações dos Oliventinos.
      “Situações excecionais” como será o caso da restituição dos territórios de Olivença e Vila Real “exigem medidas excecionais” e o cenário terá de ser obviamente diferente do que aqui referiu. Temos que acreditar que é possível e estará meio caminho andado para que o “sonho” se torne realidade …

  49. Martiño Rosado Correa Says:

    Rió revuelto ganancia de pescadores, los mismo pasa con las soberanías, ahora que Olivenza esta como una ciudad de envidia, por sus buen cuidado y su buen hacer de sus vecinos, queréis los Portugueses llevarlas a vuestros dominios, anda ya , , , , , y ganar la elecciones con otros cuento y no con Ceuta , Melilla y el Peñon.

    • Mariano Mendes Says:

      Sim, tens toda a razão está sem duvida muito bem cuidada, a calçada Portuguesa a igreja Manuelina da Madalena, muralhas e baluartes torre de menagem…que só por acaso são tudo construçoes portuguesas,..está quase tão bem cuidada como as terras alentejanas a cuja comunidade deveria pertencer e entre as quais se contam algumas que são patrimonio da humanidade como Evora e Elvas e futuramente Estremoz e Vila Viçosa ou Marvão e Monsaraz, por exemplo… penso que devias viajar um pouquinho para abrir horizontes, talvez percebesses quais são as terras que servem de exemplo aos vecinos de Olivença.

  50. Papiloco Says:

    La entrada explica bastante bien por qué Olivenza es española y no portuguesa, aunque hay varios detalles que no explica y que hacen que no tenga nada que ver con Gibraltar, por lo cual el título que yo propondría es: “¿El Gibraltar portugués?”, y no “El Gibraltar portugués”.

    1.- Para empezar, Gibraltar es una colonia, mientras que Olivenza es territorio plenamente español y sus habitantes ciudadanos plenamente españoles, con los mismos derechos, deberes, régimen de impuestos y leyes que el resto de los españoles. Lo cual no sucede con una colonia. Tener en cuenta esto es muy relevante porque, en 1960, la ONU adoptó la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, mediante la cual había que proceder a la descolonización de los territorios que aún quedaban en el mundo sujetos a ese régimen. Como colonia, pues, Gibraltar está contraviniendo estas resoluciones de la ONU. Debe, pues, dejar de ser colonia porque la ley internacional así lo dicta.

    2.- Los países implicados en que Gibraltar haya llegado al estado actual de colonia que es, son España y Gran Bretaña. Gibraltar no es colonia porque lo haya decidido él, ni sólo los ingleses unilateralmente, sino que el tratado de Utrecht decidía que ese trozo de territorio hasta entonces español sería colonia inglesa. El Tratado de Utrecht dice que Gran Bretaña lo conservará “a perpetuidad”; por tanto, el tratado está firmado especificando que tiene validez perpetua. Pero resulta que el mismo tratado especifica claramente que Gibraltar podría ser propiedad británica sí y sólo sí permaneciese en dicho estado de colonia, pero que, si por cualquier razón Gran Bretaña decide “alienar” a Gibraltar de dicho estado, debería retornar este territorio a España. ES MUY IMPORTANTE especificar que el tratado de Utrecht, además de pretender validez perpetua sólo mientras Gibraltar siga en ese estado, es el único tratado sobre Gibraltar ratificado por ambas partes en conflicto.

    3.- Portugal es el país menos indicado para comparar la situación de una colonia con ninguna otra de otro territorio, ya sea éste colonia o no. En 1961 se creó el Comité Especial de Descolonización de la Asamblea General y los pueblos de los territorios, de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas sobre la descolonización. Ésta es una comisión encargada de supervisar y actualizar el proceso de descolonización de los territorios que aún permanecen en el mundo bajo ese régimen, de manera que se agilice su descolonización. España pertenece a este comité de 24 países, no así Gran Bretaña (obviamente, el Imperio no está interesado en estas lides de descolonizar). Portugal tampoco. Así que los portugueses prudentes y sabios deberían permanecer callados y reconocer la españolidad de territorios como Olivenza; en boca cerrada no entran moscas.

    Así pues, el litigio derivado entre España y Gran Bretaña por razón de Gibraltar NADA TIENE QUE VER con Olivenza.

    • Mariano Mendes Says:

      Nao te procupes com as moscas, antes entrarem moscas que sair merda…

    • JG Says:

      Papiloco: a forma como fala (habla) de Gibraltar e de Olivença não tem qualquer fundamento.

      Face ao direito internacional os territórios de Olivença e Vila Real (Villarreal em castelhano) são portugueses.

      Nem me vou preocupar em apresentar muitos argumentos, porque se ler os comentários de vários portugueses que aqui foram feitos neste blog é claro que não tem qualquer razão.

      O problema não está relacionado com a descolonização.

      1 – Tem a ver com tratados que a Espanha não cumpriu, a convenção de Viena que não foi respeitada pela Espanha e ainda com a delimitação de fronteiras que continua por fazer entre a desembocadura do rio Caia no Guadiana, até à desembocadura da ribeira de Cuncos no Guadiana.

      2 – Como explica então, que no acordo internacional entre Portugal e Espanha, segundo o que foi assinado no Tratado de Águas de 1967, Portugal tenha na sua posse as águas de ambas as margens do Guadiana entre o Caia e a Ribeira de Cuncos, em vez de estar delimitado pelo ponto médio existente em cada rio como aconteceu com os outros rios como o Minho, o Douro ou o Tejo na sua parte internacional?

      3 – Se Olivença é Espanhola e Vila Real espanhola porque é que a Espanha deixou que Portugal tenha na sua posse as águas de ambas as margens do Guadiana entre o Caia e a Ribeira de Cuncos? eu respondo-lhe: Porque Portugal ia levantar na ONU a questão de Olivença. E a Espanha cedeu mais uma vez com a promessa que se revelou falsa, de resolver mais tarde, a questão de Olivença.

      4 – Depois fala (habla) do comité de descolonização de 1961 a que Portugal, na altura, não pertencia. Mas como poderia pertencer se Portugal só depois da revolução de Abril de 1974 é que procedeu à descolonização de todos os territórios que eram ultramarinos ou colónias? Até Macau que não era colónia foi devolvido à R. P. China.

      5 – Julgo que devia era preocupar-se com as vossas regiões da Catalunha, País Basco, Galiza e talvez ainda Canárias e Andaluzia onde existem partidos independentistas com grande implantação. E mais tarde ou mais cedo alguma destas regiões como a Catalunha podem tornar-se independentes.

      6 – E se algum dia a Galiza for um estado independente poderá até fazer uma federação de estados com Portugal, porque o português deriva do galego.

      7 – A Espanha tentou “branquear” a verdade e os espanhóis que já se informaram sobre o ponto de vista português e têm mais conhecimentos sobre a questão de Olivença já afirmam que afinal Olivença devia ser portuguesa.

      8 – Não parece ser o seu caso que apenas vem com as suas verdades “que são mentiras fabricadas para consumo interno de Espanha” mas que não têm evidentemente qualquer fundamento. E nem consegue ver o óbvio: A versão espanhola sobre Olivença é uma monstruosa manipulação para tentar justificar a ocupação ilegal de Olivença, Táliga e Vila Real que são portuguesa face ao direito internacional.

      9- Para terminar: Segue o conselho do teu rei: ¿Por qué no te callas? Solo hablas tonterias.

      • Papiloco Says:

        No te has enterado de nada. Además, seguro que no te has leído el artículo, o que, si lo has hecho, no has entendido absolutamente nada de lo que ahí se dice. Y es que tú, como el paleto que entró aquí a insultar, no me pareces muy rápido de entendederas.

        Por partes:

        a) “O problema não está relacionado com a descolonização”. Totalmente de acuerdo contigo. Como resulta que el problema de Gibraltar SÍ está relacionado con la descolonización, entonces estás de acuerdo en que lo que se haga con Gibraltar no tiene nada que ver con lo que se haga con Olivenza. Disculpa, entonces lo que yo escribí no hablaba para ti.

        b)”Tem a ver com tratados que a Espanha não cumpriu, a convenção de Viena que não foi respeitada pela Espanha…” Este tratado no manda a España devolver Olivenza a Portugal, sino que manda a ambos países, España y Portugal, que “se obliguen formalmente a dedicar, por medio de la conciliación, sus mayores y más eficaces esfuerzos a fin de que se lleve a cabo la retrocesión de los citados territorios en favor de Portugal.” A partir de ahí, la entrada del blog está muy clara: “Para España, la interpretación fue sencilla: El congreso obliga a negociar, pero bajo ningún concepto a devolver sí o sí Olivenza a Portugal. Y dado que Portugal no negoció el tema americano (de hecho invadieron todo lo que actualmente es Uruguay, de tal manera que cuando Uruguay se independizó, lo hizo de Brasil, no de España), pues España tampoco negoció lo de Olivenza… etc, etc.” Es decir, que si alguien comenzó por no cumplir tratados, ése fue Portugal.

        Para que lo entiendas más claramente: imagínate que yo te robo cincuenta euros (Olivenza) y tú me robas dos mil (las colonias americanas que jamás devolvisteis). Se firma un tratado para que ambos negociemos la devolución de los cincuenta euros que yo te robé. Obviamente, yo querré que tú me devuelvas mis doscientos a cambio. Tú me dices “muy bien, sí, sí, ya negociaremos”. Pero claro, doscientos euros son mucho más que cincuenta; obviamente, no negociarás mientras estén en tu poder… ¡qué listo! Posteriormente, vas y te gastas los doscientos euros que me robaste mientras yo conservo tus cincuenta… y claro, ahora es cuando quieres que yo te los devuelva, a la hora que te conviene, sin negociar y gratuitamente, porque los doscientos que me robaste ya no los tienes…

        ¡Pues qué listo nos ha salido, el tío..!

        ¿Claro el ejemplo?

        • Mariano Mendes Says:

          O texto no qual te baseias parece ser a unica informação de que dispões, que não é de todo completa, vou-te dar alguns dados que podes perfeitamente confirmar como verdadeiros na internet :
          O tratado de Badajoz foi um tratado de paz, neste tratado foi cedida Olivença e não refere quaisquer territorios na America do Sul.
          Embora espanhois se esforcem por omitir, foram aliados de Napoleão, e como fantoches de França, voltaram a agredir Portugal em 1808. Este acontecimento so por si, já seria suficiente para sustentar a pretenção portuguesa.
          O Uruguai foi sempre territorio dispotado , tendo por varias vezes mudado de mãos por tratados e acordos, veja-se a cidade de Colonia de Sacramento, talvez a cidade mais antiga do Uruguai e sem duvida nenhuma o seu tesouro turistico mais conhecido e divulgado, se Espanha teve em Africa a Guine Equatorial foi por trocas precisamente nesta zona.
          Aproveitando a fragilidade da Espanha em 1810 o Uruguai declarou a sua independencia por José Artigas, em 1811 foi invadida pelo Reino Unido Portugal Brasil, com capital no Rio de Janeiro, por forma a proteger o Imperio das tendencias independentistas e republicanas.
          Em 1816 o Uruguai foi anexado ao Imperio Brasileiro, com a aceitação dos paises vizinhos tambem eles já independentes.
          Existiu na Ameriaca do Sul um movimento que defendia que D. Carlota Joaquina a unica Borbon reinante e a viver no Brasil deveria ser a Soberana de todas estas antigas colonias espanholas.
          O Uruguai deve a sua independencia tambem a Inglaterra, super potencia maritima daquela altura e que quis ter um estado tampão de pequena dimensão que lhe assegurasse a navegação no Rio da Prata.
          Conclusão deveria Portugal deveolver territorios que a Espanha perdeu sosinha pela sua aliança desastrosa com a França de Napoleão ???

        • JG Says:

          Papiloco: Vou responder às suas questões ou dúvidas (dudas):

          1 – Diego González é o autor do blog a quem desde já saúdo. Tentou (intentou) ser imparcial mas não conseguiu…

          2 – Ao contrário do que afirmas, li e entendi o artigo. Não posso é concordar com ele, porque apenas apresenta alguns dos argumentos dos portugueses para defender a restituição de Olivença a Portugal. Quanto aos insultos, afirmaste:”Así que los portugueses prudentes y sabios deberían permanecer callados y reconocer la españolidad de territorios como Olivenza; en boca cerrada no entran moscas.” Se quiseres ser respeitado, tens que te dar ao respeito, não comeces por insultar os portugueses…

          3 – Vou agora passar à defesa das posições portuguesas: Ricardo Rosa y Alberty, refere: “refere que o Tratado de Badajoz está quatro vezes nulo: primeiro,o caso de Olivença foi um ato de pura usurpação, o que a jurisprudência internacional não admite, nem sanciona, por não reconhecer como legais os contratos forçados entre as nações; segundo, porque o Primeiro Cônsul da França nunca o ratificou forçando Portugal,mais uma vez, a um novo Tratado mais gravoso que o primeiro, – o Tratado de Madrid assinado em 29 de Outubro de 1801; terceiro, porque a Espanha o anulou, quando declarou guerra a Portugal em 1807 e o invadiu, quebrando as condições estipuladas no Tratado de Badajoz; quarto, porque o Príncipe Regente D. João, em virtude da nova invasão, no seu Manifesto do Rio de Janeiro a 1 de Maio de 1808, dirigido aos seus vassalos e a todas as
          Nações da Europa, repudiava inteiramente as ações de guerra, como tinha o direito de o
          fazer…”

          4- Segundo adaptação de Luiz Teixeira Sampayo: “Em 30 de Maio de 1814, com a queda do Imperador Napoleão, os novos responsáveis políticos pela França procuraram a reconciliação com todas as Nações suas inimigas, que se reúnem em Paris para acordarem uma proposta de Paz, que termina com o Tratado de Paris, com uma grande a concordância e assinaturas dos representantes.
          Neste Tratado, foi assinado, entre outros, o artigo adicional nº. 3, pelo Primeiro Ministro
          francês Talleyrand e pelo Conde do Funchal, representante português, o qual referenciava
          que a Espanha devia entregar a Portugal, a cidade de Olivença e o seu território, pois o
          Tratado de Badajoz de 1801, tinha sido anulado.
          O representante espanhol ao Tratado de paz recusou-se a aceitar e assinar o artigo
          adicional, porque segundo afirmou, não tinha diretrizes, nem autorização do Rei de
          Espanha, tornando assim o acordo inviável.
          Como nem todos os assuntos referentes à guerras que dominaram a Europa foram tratados
          em Paris, ficou assente que se reuniriam novamente, no ano seguinte em Viena. A
          representação portuguesa coube a D. António da Gama, Conde de Palmela, que bem antes
          de se iniciarem os debates, teve o cuidado de contactar as grandes potências aliadas a
          quem solicitou que advogassem a seu favor a causa de Olivença , que tinha sido anexada
          indevidamente pela Espanha, com base no já referido Tratado de Badajoz, que como era do
          conhecimento geral tinha sido considerado nulo e sem qualquer efeito prático.
          Mais uma vez o Plenipotenciário espanhol não assinou o Ato Final do Congresso, dando
          mais uma vez, como desculpa, o facto de não ter recebido do seu Governo qualquer diretiva
          sobre o assunto. O que estava em causa, era uma contrariedade recebida no Acordo de
          Paris, tendo ficado ainda assente que os representantes espanhóis estavam devidamente
          autorizados pelo seu Governo e pelo Rei a reconhecer a justiça das reclamações de Sua
          Alteza Real, o Príncipe Regente de Portugal e do Brasil, sobre Vila de Olivença e os outros
          territórios cedidos à Espanha pelo Tratado de Badajoz de 1801.”

          5 – (citando) “A contrariedade espanhola deve-se ao facto de pretender obter, para a sua princesa espanhola os ducados de Parma, Placência e Guastalla, o que não aconteceu, o que levou então o representante espanhol a não assinar qualquer documento, inclusive o artigo 105º., não permitindo assim que houvesse qualquer efeito, ou solução prática para a questão de Olivença.
          A 10 de Junho de 1817 foi assinado em Paris um novo Acordo, em que os ducados de
          Parma, Placência e Guastella passariam para a Arquiduquesa da Áustria, Maria Luísa, que
          foi a segunda mulher de Napoleão, e após a sua morte passariam para a posse definitiva da
          princesa espanhola, Maria Luísa de Bourbon, irmã do Rei D. Fernando VII, o que tornou
          necessária a assinatura de um representante oficial do Rei, que com todos os poderes, que
          ao fazê-lo validou também o artigo 105º. do Ato Final de Viena, que reconhecia assim,
          Olivença e o seu território como fazendo parte integrante de Portugal.
          Quando tudo se preparava para dar andamento ao já referido artigo 105º., que determinava
          a entrega de Olivença e que devia ser realizada o mais rapidamente possível, afinal não
          chegou a acontecer porque o Rei espanhol tomou conhecimento de que em Janeiro de
          1817, o exército português tinha tomado a cidade de Montevideu na América do Sul, que era
          uma possessão espanhola; assim a Espanha, por esse motivo, não se viu obrigada a
          entregar Olivença e apresentou um protesto internacional, declarando que por esse motivo
          não se via na obrigação de entregar Olivença, a não ser que Montevideu voltasse
          imediatamente à soberania espanhola.”

          6- (Citando Pires Rodrigues) “Entretanto em 1820/21, com a revolta generalizada dos liberais, que afetou a Espanha e
          Portugal/Brasil, tudo voltou ao principio, deixando de haver condições para se tratar e
          resolver, de uma vez por todas, a situação da Vila de Olivença. A revolta liberal chegou à América do Sul e às Províncias Unidas de Buenos Aires que declararam à Espanha, a sua independência que foi imediatamente reconhecida pelo Ministério dos Negócios Estrangeiros do Brasil/Portugal. Por seu lado a Província de Montevideu realizou uma consulta eleitoral para que democraticamente se escolhesse o seu futuro, optando por se anexar ao Brasil tomando a designação de Província Cisplatina ou Uruguai. Com a independência do Brasil, em Setembro de 1822, esta Província do Uruguai, optou também pela sua independência, ficando Montevideu como capital.
          Com toda esta evolução na América do Sul, principalmente com as independências da
          Argentina, do Brasil e do Uruguai, Portugal deixou de ter qualquer ligação direta e de
          responsabilidade para com os novos países e por consequência o problema de Montevideu
          deixou de existir.”

          7 – (Citando): “Há outro facto que incompreensivelmente nos leva, novamente, à perda da Olivença. O facto passa-se quando o grande exército de Napoleão inicia a demandada de Portugal e é levado de vencida pelo exército luso-britânico,que ao chegar a Olivença derrotam as tropas do General francês Soult e cercam a Praça que se entrega a 15 de Abril de 1811. Olivença foi ocupada pelas tropas portuguesas de Caçadores 7, Infantaria 11 e 13, entre outras.
          Dentro da Praça de Olivença encontravam-se apenas soldados franceses, porque os
          espanhóis já tinham regressado aos seus quartéis, em Madrid. Olivença era agora, por
          direito, por todas as razões históricas, politicas e jurídicas e também militarmente
          portuguesa; tinha sido conquistada pela força das armas. Mas o destino continuava a ser
          travesso, turbulento e malicioso para Portugal,
          As tropas luso-britânicas eram comandadas por um oficial inglês, de seu nome Beresford e
          apesar de lhe ter sido referenciado o contencioso Portugal/Espanha sobre Olivença bem como o tratado assinado no Rio de Janeiro (entre o Brasil/Portugal e a Inglaterra,
          em 19 de Fevereiro de 1810) – que comprometia o governo inglês – reconhecendo a justiça da causa portuguesa, não se sabe bem porquê, ou que ordens recebeu de Londres, tomou a decisão de entregar a Praça às entidades espanholas, o que desagradou ao povo oliventino, ao ver as tropas portuguesas abandonarem a sua terra.”

          ” O Duque de Palmela D. Pedro de Sousa e Holsten protestou com veemência e impetuosidade junto do seu congénere inglês; respondendo-lhe Wellesley friamente, que o contencioso devia ser tratado entre os governos dos dois países ibéricos, mas prometeu, que tudo faria para que Olivença fosse de novo entregue a Portugal.
          Triste promessa, já que foi comentado, falado e registado nas crónicas da época que
          Wellesley recebeu presentes, proveitos e honras do governo espanhol.”

          8 – (citando) “Se pretendêssemos (já) concluir, podia-se afirmar que tem havido da parte da Espanha e dos seus governos, falta de integridade, de carácter e sobretudo falta de respeito, não só para com Portugal mas também e principalmente pelas convenções e tratados que dão razão a Portugal e que são reconhecidos pelos países de toda a Europa.
          Sobre Olivença podem os juízes, doutores e advogados espanhóis escrever sobre o Tratado
          de Badajoz de 1801, que de facto não existe, por estar nulo e de nenhum efeito. Mesmo
          usando a pura persuasão, a ficção e a falsidade, não conseguem convencer, porque está
          demonstrada e provada que a verdade é bem outra.”

          9 – Numa primeira abordagem do problema, (mas na minha opinião, não como solução final) o General José Loureiro dos Santos diz, que: ” … Um futuro incerto é provavelmente muito perigoso. É bom acautelarmo-nos. Olivença é um problema que se pode agravar, mas podemos fazer dele um polo de atenuação de tensões entre os estados
          peninsulares. Não deve ser ignorada a realidade atual de Olivença, criada nos últimos dois
          séculos, pela administração espanhola (…) Olivença é, hoje, uma microrregião e com
          características distintas em relação aos portugueses como aos espanhóis. É como se a
          zona raiana tivesse aparecido como um elo de ligação entre os dois povos semelhantes a
          ambos, mas deles diferenciados (…) Para a solução desta questão são de afastar posições
          radicais, sem recuo e sem condições, antes recorrer-se a uma abordagem gradual e “soft”,
          com a tónica na cultura. Há que considerar a hipótese que permita aos oliventinos
          escolherem a dupla nacionalidade. Admitir mesmo a hipótese de se chegar a uma soberania
          partilhada sobre Olivença, como região especial de amizade e cooperação entre os dois
          países que, numa fase inicial, poderia considerar a hipótese de permitir que os oliventinos
          escolham a dupla nacionalidade e assumir vínculos políticos mais fortes com a Espanha do
          que com Portugal (…)”

          10 – (Citando): “O Estado Português tem, ao longo de quase dois séculos, tomado iniciativas com vista à devolução do Território de Olivença. Vários tratados internacionais e contactos bilaterais realizados entre os estados peninsulares permitiram, por diversas vezes, avançar um processo de retrocessão da superfície em disputa, sem que, até ao momento, a transferência de soberania se tenha concretizado.
          A Comissão Internacional de Limites, espaço em que se resolvem problemas concretos de demarcação da fronteira, tem sido o local privilegiado para, no século XX,
          Portugal exigir o cumprimento dos acordos celebrados, aos quais a Espanha sempre se
          eximiu.”

          “Para evitar que a Espanha se servisse de um possível reconhecimento tácito da fronteira do Guadiana, o Ministério dos Negócios Estrangeiros tem reiterado as nossas
          reivindicações territoriais sobre o termo oliventino, fazendo-o prioritariamente nesta
          instituição. Assim sucedeu por várias vezes, como em 1952, em 1958, em 1959 e em
          1968.”

          “Em 1974, estando reunida em Madrid a Comissão Internacional de Limites, ao ser
          abordado o Problema de Olivença, os delegados espanhóis propuseram que o assunto
          fosse entregue para estudo a um jurisconsulto deste organismo. Mesmo sendo espanhol,
          este jurisconsulto reconheceu os direitos que Portugal legitimamente possui para reclamar
          Olivença, facto de primordial importância para as nossas pretensões, tanto mais que ficou
          em ata registado o seu parecer.
          Por duas vezes, neste século, as reivindicações portuguesas estiveram para ser
          levantadas em organismos internacionais. Uma primeira vez aquando da Conferência de
          Paz de 1919, reunida no desfecho da 1ª Guerra Mundial. Uma segunda vez, durante o
          governo de Salazar, ao tempo em que o Embaixador Franco Nogueira dirigia o
          Ministério dos Negócios Estrangeiros. Sempre as razões de ordem política se
          sobrepuseram ao problema jurídico, impondo a conveniência conjuntural de adiar a
          solução do conflito e sujeitando o Povo Português à injúria de ver cativa uma parcela do território português”

          11 – (citando) : “Analisando o trabalho dos políticos de um lado e de outro, dá a impressão de que todos estão de mãos atadas e não sabem como superar a Questão, o que leva a presumir que a solução politica não é viável.”

          “Acreditamos, ser possível haver outras soluções, e que são conhecidas de ambos os
          governos, mas que sejam, por agora inviáveis, ou até antagónicas, mas deverá haver
          soluções técnicas que devidamente estudadas, poder-se-á retirar a solução ideal ou própria.
          Torna-se imperativo que a Espanha e sobretudo Olivença possam comemorar dignamente
          os seus dias mais festivos e os seus centenários, com alegria e felicidade sem a
          preocupação de poder ferir sensibilidades ou que possam avolumar o contencioso existente.”

          12 – Concluindo (citando): “Sabe-se que por vezes a História é um produto perigoso e sabe-se também que os historiadores apesar de beberem nas mesmas fontes, têm por vezes interpretações que divergem da realidade, mas a solução para Olivença parece viável, se os historiadores portugueses e espanhóis se reunissem e preparassem um trabalho para um “Livro Branco”, onde se confrontassem toda a documentação válida e controversa. Numa face posterior, aquele documento e as suas conclusões deviam ser apreciadas pelo Direito Internacional que apresentaria as conclusões, as decisões a tomar e prenunciar-se quanto à forma e o meio de aplicar a solução encontrada.”

          Julgo que seria uma boa solução para “desempatar” e desbloquear esta questão entre os dois países…

        • institutonoos Says:

          Genial Papiloco!
          Fernando.

    • JG Says:

      Olivença versus Gibraltar – semelhanças e diferenças

      (Citando): “Na realidade, as duas situações, a de Olivença e Gibraltar não se podem igualar na
      importância da situação geográfica, que são bem diferentes, como são na situação politica
      e geostratégica.”

      2 – (citando): “Olivença manteve-se na posse de Portugal desde a sua fundação até 1801 (durante quinhentos e treze anos); Gibraltar esteve na posse dos espanhóis até 1704 (durante duzentos e quarenta e três anos), o que nos leva a afirmar que está à mais tempo nas mãos da Inglaterra ( trezentos e sete anos ), do que na posse dos espanhóis. Olivença foi construída de raiz, povoada e valorizada apenas pelos portugueses; enquanto Gibraltar, como cidade, tem um porto importante, bons acessos marítimos, uma fortaleza bem construída, escolas e hospitais, sendo tudo obra exclusiva da Inglaterra.”

      3- (citando): “A cedência de Olivença, pelo Tratado de 1801, foi anulada várias vezes e todos os juristas confirmam que tal Tratado não tem qualquer valor, por ter sido anulado em diversas ocasiões; caso que não aconteceu com Gibraltar, onde o Tratado de Utreque (Utrecht), de 1713, é ainda o documento oficial, que dá definitivamente a posse á Inglaterra, não tendo até hoje, surgido qualquer dúvida, quanto à sua validade, apesar de famosos juristas espanhóis procurarem encontrar razões que o poderiam anular. Além deste Tratado, outros factos e compromissos se deram.
      A Espanha comprometeu-se várias vezes a restituir Olivença, mas nunca cumpriu o prometido; por seu lado a Inglaterra não tomou qualquer compromisso formal ou outro, para entregar Gibraltar.
      Portugal nunca renunciou à posse de Olivença; por seu lado, a Espanha renunciou a posse de Gibraltar por mais de uma vez. Tirando o Tratado de Utrecht; é de referir o Congresso de Soissons, que foi para a Espanha um fracasso nas negociações, o que levou um conhecido historiador, na sua História de Espanha e da Civilização Espanhola a dizer, que o governo
      espanhol não soube conduzir as conversações, o que levou a Espanha, a sancionar a perda de Gibraltar; em 1729. No Congresso de Sevilha, a Espanha renunciou mais uma vez a Gibraltar; em 20 de Janeiro de 1783, confirmando a renúncia feita no congresso anterior, e
      aceitando da Inglaterra, como compensação a Ilha de Minorca e as Antilhas; o que foi confirmado ainda nesse ano, em Setembro, em que o Conde de Floridablanca declarou que a posse de Gibraltar ficava agora assegurada a favor da Inglaterra e isto em virtude do Tratado de Versailles de três de Setembro.”

      4 – (citando): “Hoje em dia, a pretensão espanhola mantêm-se viva e vários são os argumentos e as
      disputas que vão desde assuntos policiais à alta politica; os espanhóis utilizam tudo o que
      possa levantar controvérsias. Os espanhóis criam estas situações na esperança de que a
      transferência se realize a seu favor, procurando vencer pela saturação, mas como se
      constata, estes argumentos que os espanhóis invocam para recuperar Gibraltar contrastam de forma flagrante com as posições que os responsáveis portugueses têm para com Olivença e não só(…)”

      “O facto dos responsáveis portugueses não reclamarem aquela parcela de território, não
      quer dizer que não afirmem que ela continua a ser portuguesa. O que é estranho é a forma
      simples e quase apagada como o afirmam.”

      5- (citando): “Por seu lado a Espanha ofereceu o “Rochedo de Gibraltar” à Inglaterra, procura agora
      recuperar aquela Praça, apesar de, em devido tempo, ter recebido em troca a Ilha Minorca e das Antilhas. Tanto os políticos, como a população espanhola reclamam a devolução, mas fazem-no de um modo aberto, para darem a conhecer ao Mundo que a Inglaterra continua a ter possessões ultramarinas.
      São os artigos nos jornais, nas revistas, são palestras na rádio e na televisão sobre o tema, são as reuniões periódicas com os responsáveis, pedindo que se faça justiça, isto é, que se entregue o Rochedo à coroa espanhola…”

      6- (citando): “Nos últimos anos tem havido abertura por parte da Inglaterra, que com a Espanha e o
      representante politico de Gibraltar têm mantido reuniões em países alternativos, isto é, ora
      se realizam em Londres, ora numa qualquer cidade turística espanhola. O interesse destas reuniões é que todos os espanhóis tem conhecimento não só das reuniões, mas também de tudo o que se passa, através de comunicações oficiais produzidas pelo próprio Ministério de Asuntos Exteriores. Como exemplo, o comunicado 51-2009 da reunião ministerial sobre Gibraltar.”

      7- (citando): “Esta abertura dos dois países parece salutar e pode trazer a solução para a integração de
      Gibraltar na coroa espanhola, bem como dar a Gibraltar uma total independência politica, ou
      ainda aprovar uma administração conjunta – Espanha/Inglaterra. Todo o processo será
      longo, mas com tempo encontrar-se-á a solução.”

      8- Concluindo (citando): “Voltando à situação de Olivença sente-se o efeito do impasse. Para quando os dois países Ibéricos se reúnem e oficialmente tratam da “Questão de Olivença”? Deve ser urgente a
      reunião dos dois países Ibéricos através dos seus respetivos Ministérios. Se isso vier a
      acontecer teremos também meio caminho andado.”

      • Mariano Mendes Says:

        Obrigado JG pelos detalhes e informação que disponibilizas e pelo trabalho que tivestes, parece ser nossa obrigação por os nossos amigos espanhois ao corrente de determinados factos que não lhes são contados, essa é a unica explicação que encontro para tamanha ignorancia que vemos sobre este assunto.
        Resta-me acrescentar para que fique bem esclarecido, mais alguns factos.
        1° o Uruguai tornou-se independente e não pediu nem a Portugal nem a Espanha nem ao Brasil que lhe fossem devolvidos quaisquer territorios, assumiram portanto o tamanho que tinham na altura da independencia.
        2° tanto o Paraguai como a Bolivia perderam territorios para os paises vizinhos depois da sua indepenidencia, nomeadamente para o Brasil. Temos que devolver isso tambem ? Para que nos seja devolvida Olivença? Parece ser essa a logica do papiloco….

        • JG Says:

          Obrigado também Mariano Mendes pelo seu contributo para o esclarecimento da questão de Olivença.
          Tenho apenas que salientar o seguinte: Estes dois comentários que efetuei em 15-10-2013 não são de minha autoria, mas sim duma maneira geral citações de outros portugueses: juristas, políticos, historiadores, académicos, etc.

          As minhas opiniões foram expressas anteriormente, neste fórum, nomeadamente:
          1 – “Proposta de devolução de Olivença” constituída por 11 pontos;
          2 – Não defendo “a realização de um referendo” para a restituição dos territórios de Olivença e Vila Real;
          3- “A questão de Vila Real versus questão de Olivença”;
          4 – Portugal, devia “Abordar diplomaticamente com a Espanha a questão de Olivença e Vila Real (Alandroal) nomeadamente utilizando as águas das ilhas selvagens como “moeda de troca” desde que não coloque em causa a soberania das Ilhas, da ZEE e do alargamento da plataforma continental”.

          Espero dentro de pouco tempo publicar mais algumas informações neste fórum que visam enriquecer o debate sobre Olivença.

  51. JG Says:

    Coloquei aqui em 14/10/2013, um comentário sobre Olivença e outro sobre Olivença e Gibraltar (semelhanças e diferenças), embora algo extensos, têm vários factos novos, inclusive de historiadores portugueses.
    Gostava de saber se os comentários vão ou não ser publicados.

  52. Antonioperes Says:

    OlivencaUma historia verdadeira passada em vila nova del Fresno eu so portugues do sul fui a espanha entrei num cafe e quando pedi o cafe diserom de onde ES so purtugues um senhor falando. em espanhol dise eu so portugues eu dise como portugues vose fala bem espanhol os meus antepassados fomos obrigados a tudo o que nos fursarom fomos muito mal tratados esto esta na nosa memoria fizerom coizas orriveis mas eu so de olivenca portuguesa o meu povo e lusitano eu vi que este senhor se sentio bem em desabafar comigo no fim eu Tinha um embulema no casaco do benfica send eu socio do clube ele dise e o benfica foi sempre o meu clube enfim tired o embulema nao cria mas eu conseguir que ele o aseitase Achava bem o benfica faser um jogo em olivenca um abraso para todos os oliventinos. Antonio

  53. JG Says:

    No início do artigo, Diego González disse:
    “Antes de que la noticia de la firma del tratado de Badajoz cruzara el Charco las tropas portuguesas invadieron las Misiones Orientales. Según la redacción del tratado esto era una violación flagrante del acuerdo de paz;”

    1 – Silvino da Cruz Curado (historiador brasileiro) afirma: “A Paz (tratado de Badajoz de 1801) teve custos muito elevados para Portugal mas, como os tratados nada dispunham quanto à América, reteve o território ali conquistado, correspondente a parte substancial do perdido em 1777, nomeadamente, as Missões Orientais do Uruguai.”
    É portanto claro que o tratado de Badajoz (1801), (contrariamente ao que é inicialmente afirmado no início deste artigo) nada dizia sobre a América (do Sul).”

    2 – “Para tentar perceber as razões e a legitimidade de Portugal na tomada da região dos 7 povos das missões (Misiones Orientales) é necessário conhecer o seguinte:
    2.1. – Em 1679 o Governo Português ordenou a D. Manuel Lobo que fundasse a Colónia do Sacramento (22.02.1680).
    Em torno e em consequência da posse de Colônia do Sacramento, espanhóis e portugueses e descendentes de ambos ,lutaram cerca de 190 anos, transformando a região do Rio da Prata num campo de batalha.
    2.2. – No mesmo ano o Governador de Buenos Aires, D. José de Garro, ordenou o ataque da colónia portuguesa de Sacramento. Os sitiados defenderam-se heroicamente por meses até serem quase todos exterminados por uma sangrenta batalha denominada de um contra dezassete.
    2.3. Em 1723 Portugal fundou Montevidéu de onde foi desalojado por crioulos espanhóis (espanhóis nascidos na América).”
    Cláudio Bento afirma: “Foram esses objetivos geopolíticos em conflito, que fariam a fronteira do Brasil no Sul oscilar, gerando a figura citada, Rio Grande, Fronteira do Vai Vem!”
    2.4. – Cláudio Bento afirma:”Por esta época os jesuítas retornaram ao Rio Grande e fundaram os Sete Povos das Missões e estabeleceram 11 estâncias no Rio Grande para abastecer os 7 povos da margem esquerda do rio Uruguai e 4 povos da margem direita.”

    3 – “Os tratados”:
    3.1. “- Utrecht (1715), devolvia-se Sacramento aos portugueses.
    3.2. – Madrid (1750), Portugal devolvia à Espanha a Colónia do Sacramento em troca do território dos Sete Povos das Missões. Espanha e Portugal, decidiram, em 13 de janeiro de 1750, que na América do Sul seria redefinida a questão de quem mandava, modificando o Tratado de Tordesilhas.
    3.3. – El Pardo (1761), apesar da boa intenção o tratado de Madrid também não foi bem acolhido, foi anulado o de 1750 e devolvia de novo Sacramento a Portugal.
    Cláudio Bento afirma: “- Em 1762 Portugal foi invadido por Espanha e França. No Brasil o governador de Buenos Aires, D. Pedro Ceballos conquistou a Colônia do Sacramento e invadiu o Rio Grande do Sul pelo litoral.
    – Em 1773/74 o mexicano governador de Buenos Aires, D. Vertiz y Salcedo invadiu o Rio Grande do Sul.
    3.4. – Santo Ildefonso (1777), Foi um tratado imposto a Portugal, pelo qual perdeu-se em definitivo a Colónia do Sacramento e temporariamente os Sete Povos.
    Cláudio Bento afirma:”O Rio Grande de 1777-1801 por 20 anos trabalhou com afinco e acumulou riquezas, mas inconformado com o Tratado de São Ildefonso de 1777 – um retrocesso.”

    “A partir de Santa Maria atual, e sem a autorização da coroa portuguesa, 40 dragões e aventureiros, sob a orientação do Cel Patrício , em Rio Pardo, conquistaram sucessivamente a guarda espanhola de São Martinho e os Sete Povos (que foram incorporados novamente no território hoje do Brasil).”

    Conclusão:
    – A região dos 7 povos das missões do Uruguai (Misiones Orientales) era portuguesa (hoje Brasil).
    Em resultado de um tratado imposto a Portugal, Santo Ildefonso (1777), essa região temporariamente deixou de ser portuguesa, voltando a ser portuguesa em 1801, (antes de ser conhecida apenas em 17 dezembro de 1801, que tinha sido assinado o tratado de Badajoz).
    -Saliente-se que a colónia de Sacramento que tinha sido fundada por portugueses nunca foi devolvida a Portugal ou ao Brasil, tendo sido incorporada no território que hoje pertence ao Uruguai.
    – Não é verdade que no tratado de Badajoz conste algum artigo relativo à obrigação de devolver o território dos 7 povos das missões (Misiones Orientales).

  54. JG Says:

    Em 15-octubre-2013 en 12:11 pm , eu próprio afirmo: “Ricardo Rosa y Alberty, refere: “que o Tratado de Badajoz está quatro vezes nulo(…)”.
    Mas a 1ª violação do tratado (segundo outras fontes portuguesas) não terá sido com a assinatura do Tratado de Fontainebleau, mas desde o início, a Espanha nunca cumpriu o tratado!

    1- O autor deste blog afirma que a 1ª violação do tratado de Badajoz terá sido por Portugal:
    “Antes de que la noticia de la firma del tratado de Badajoz cruzara el Charco las tropas portuguesas invadieron las Misiones Orientales. Según la redacción del tratado esto era una violación flagrante del acuerdo de paz;”

    2 – As fontes espanholas em que se terá baseado provavelmente será por exemplo, Luís Alfonso Limpo Piriz, Cronista y archivero de Olivenza, um oliventino que tem uma visão fundamentalista e radical da questão de Olivença.

    Numa entrevista em 13.02.11 ao “periódico Hoy.Es, e nos seus livros e publicações como Olivenza, las razones de España; Olivenza – Antologia esencial e Cuidad Aberta a dos culturas, – Cadernos Populares, número 4, Luís Piriz (que é descendente de portugueses de Moura), contesta todos os argumentos portugueses afirmando duma forma “arrogante” que os portugueses não têm qualquer razão.

    3 – Também Máximo Cajal no livro, “Ceuta, Melilla, Olivenza y Gibraltar. Dónde acaba España?”, afirma: “que a Paz entre Portugal e Espanha regressou a 6 de Junho de 1801 e pela primeira vez Olivença passou a ser território permanente da Coroa espanhola. As restantes localidades conquistadas foram devolvidas a Portugal, e em virtude daquela anexação a linha de fronteira entre os dois países Ibéricos foi fixada no curso do rio Guadiana, ficando assim a divisão numa fronteira natural.”

    Nada disto é verdade!

    2 – No comentário que fiz hoje, em 24-octubre-2013 en 5:34 pm, já demonstrei que essa invasão das Missões Orientais não constituiu nenhuma violação do tratado de Badajoz, porque esse tratado, não contemplava esta situação da América (do Sul).

    3 – Agora irei também demonstrar que Máximo Cajal e Luís Alfonso Limpo Piriz não têm razão.

    3.1. – Mário Rodrigues afirma: “A aldeia de Vila Real, situada na margem esquerda do Guadiana, hoje anexada a Olivença, fazia parte em 1801 – data da ocupação espanhola – do termo de Juromenha, povoação localizada na margem direita deste rio.
    São inúmeros os documentos que o provam. Basta citar o Diccionario Geographico, do Pe. Luís Cardoso, que, referindo-se a Juromenha, diz: “Tem Esta Vila Seu termo, e nele (da outra parte do Rio) huma Aldea, chamada á de Vila Real” (Arquivo Nacional da Torre do Tombo – Vol. 18, n.º 48, pág. 311).”

    3.2. “Quando em 1801, pelo Tratado de Badajoz de 6 de Junho, Portugal cedeu Olivença ao Estado espanhol, excluiu dessa cessão a parte do termo de Juromenha situado na margem esquerda de Olivença.” Refere-se especificamente a Vila Real (ou Villarreal em castelhano).

    “O Art.º III estabelecia expressamente que Sua Majestade Católica “conservará em qualidade de conquista para a unir perpetuamente aos seus dominios e vassallos, a Praça de Olivença, seu territorio e povos desde o Guadiana; de sorte que este rio seja o limite dos respectivos Reinos, n’aquella parte que unicamente toca ao sobredito territorio de Olivença” (Borges de Castro, Colecção dos Tratados, T. IV, pág. 130).”

    3.3 – “A Espanha tinha, assim, de restituir a aldeia de Vila Real. O mesmo artigo estabelecia, expressamente, a obrigação de a Espanha restituir a praça e povoação de Juromenha “com todos os seus territórios” até esse momento conquistados ou que viesse a conquistar, Tratado de Badajoz de 6 de Junho de 1801 (Borges de Castro, Colecção dos Tratados, T. IV, pág. 130).2

    3.4. “Tanto as autoridades políticas como as eclesiásticas protestaram, a partir de 1802, contra a anexação da aldeia de Vila Real realizada em violação do próprio Tratado de Badajoz” (Excertos da obra “Compilação de Elementos para o Estudo da Questão de Olivença”, do Embaixador Luiz Teixeira de Sampayo).”

    3.5. “Não resta qualquer dúvida de que uma parte do actual território do “Ayuntamiento de Olivenza” pertence histórica e juridicamente a Juromenha, a qual, de acordo com a actual divisão administrativa portuguesa, faz parte, consequentemente, do concelho do Alandroal. Dúvida poderia existir quanto ao exacto limite da aldeia de Vila Real.”

    3.6. “Especificamente para o que aqui nos interessa, o importante é saber se a Ponte de N.ª Sr.ª da Ajuda se situa entre o termo de Elvas e o termo de Olivença ou entre o termo de Elvas e o termo de Juromenha. A dúvida que a investigação historiográfica nos suscitou prende-se com a seguinte questão: Malpica de Portugal, situada junto à Ponte de N.ª Sr.ª da Ajuda, na margem esquerda do Guadiana, fazia parte de Vila Real ou de Olivença?
    Da resposta a esta questão ficará a saber-se entre que concelhos se situa a ponte.”

    3.7. “Quando Portugal protestou contra a anexação de Vila Real ao termo de Olivença, as autoridades espanholas procederam à investigação do caso. E tiveram de concluir que a aldeia de Vila Real pertencia efectivamente a Juromenha, pelo que deveria ter sido devolvida a Portugal. Um mapa elaborado em 29 de Janeiro de 1802, existente no Servicio Historico Militar, em Madrid, não deixa dúvida quanto à reivindicação portuguesa. Mas, não esclarece suficientemente bem se a ponte se situa entre Elvas e Olivença ou entre Elvas e Juromenha, já que o limite dos termos de Olivença e de Juromenha é, nesse mapa, estabelecido pela estrada que conduz à ponte (Mapa elaborado em 29 de Janeiro de 1802, existente no Servicio Historico Militar, em Madrid, representando a aldeia de Vila Real como parte do termo de Juromenha (Cópia extraída do Arquivo Municipal de Olivença – Leg../Carp.: 29/4).”

    3.8. “A resposta às dúvidas que subsistiriam exigia uma investigação apurada. A solução é-nos dada por um historiador residente em Olivença, de origem espanhola, cuja isenção, honestidade e competência não é por ninguém posta em causa: Miguel Ángel Vallecillo Teodoro.”

    3.9. “A partir da investigação de diversa documentação, designadamente registos notariais e o Livro da Fábrica da Igreja de N.ª Sr.ª da Assunção de Vila Real, Vallecillo Teodoro concluiu que tanto Malpica de Portugal como Joana Castanha, dois montes situados a caminho de quem vai da Ponte de N.ª Sr.ª da Ajuda para Olivença, pertenciam à aldeia de Vila Real (Excertos da obra “Olivenza en su Historia”, Miguel Ángel Vallecillo Teodoro).”

    3.10. “Assim sendo, a Ponte de N.ª Sr.ª da Ajuda, no seu lado poente situa-se no termo de Elvas, enquanto no seu lado nascente se situa no antigo termo de Juromenha, hoje pertencente ao concelho do Alandroal.”

    3.11. Percebe-se agora, porque “nem sequer foi necessário alegar que Olivença era território juridicamente português para impedir a Espanha de reconstruir a Ponte de N.ª Sr.ª da Ajuda (ou construir a nova ponte paralela à ponte da Ajuda). Nem o “Ayuntamiento de Olivenza” nem o Estado espanhol possuem qualquer fundamento para pretender reconstruir a referida ponte.”

    Conclusão:
    – A Espanha (desde o início do tratado de Badajoz) nunca chegou efetivamente a cumprir o respectivo tratado;

    – Mais grave ainda, face ao direito internacional a Espanha ocupa o território de Vila Real (Villarreal) baseada em quê? Qual é o tratado? No tratado de Badajoz não é!

    – Como já tinha referido, Máximo Cajal quando afirma: “As restantes localidades conquistadas foram devolvidas a Portugal, e em virtude daquela anexação a linha de fronteira entre os dois países Ibéricos foi fixada no curso do rio Guadiana, ficando assim a divisão numa fronteira natural.” , Máximo Cajal não está a dizer a verdade!
    – Não só Vila Real não foi devolvida, como previa o tratado de Badajoz, como a fronteira de Portugal e da Espanha não está delimitada numa zona, pois falta colocar 100 marcos de fronteira, entre a desembocadura do rio Caia no Guadiana e a desembocadura da ribeira de Cuncos (no mesmo rio Guadiana).
    – E “que a Paz entre Portugal e Espanha regressou a 6 de Junho de 1801 e pela primeira vez Olivença passou a ser território permanente da Coroa espanhola.” face ao direito internacional, também não é verdade, Olivença e Vila real continuam a ser portuguesas!

    – Já agora, como é que Luís Alfonso Limpo Piriz, explica a ocupação ilegal de Villarreal? baseado em que tratado?
    É muito triste que um oliventino, ainda por cima descendente de portugueses, negue as evidências, só aparentemente para agradar às autoridades espanholas!
    Mas a realidade e a verdade da questão de Olivença (face ao direito internacional) é bem diferente da versão espanhola!

  55. Mariano Mendes Says:

    Mais uma grande tirada, os meus parabens, bem documentado e com bibliografia de suporte, obrigado pelo trabalho a que te dás e pelo teu tempo, repara que já nem temos contestação, meteram definitivamente as castanholas no saco.
    Obrigado mais uma vez pela tão grande defesa da posição portuguesa, clara, insisiva, esclarecida. Bem haja.

  56. Pepelui Says:

    Olivenza, ¡¡uno de los pueblos más bonitos de España!! http://hoyolivenza.es/actualidad/2013-11-12/olivenza-lista-mejores-pueblos-espana-1255.html

  57. oliventina Says:

    Yo soy de Olivenza, vivo aquí, tengo antepasados portugueses (como casi todos los realmente oliventinos) y me enorgullezco de ello. Mi presente es español, mi pasado es portugués y no me genera ningún conflicto. Al contrario. Voy con frecuencia a Portugal, sobre todo a Elvas, el primer pueblo que hay al pasar la frontera. Y me siento como en casa en ambos sitios. Lamentablemente, no hablo portugués, cosa que sí hacen mi padre, mi madre y mi hermano, aunque lo entiendo y pretendo aprenderlo.

    Aquí sí se fomenta el aprendizaje del portugués, y cada vez más. En las escuelas es obligatorio aprenderlo. Las calles están rotuladas en ambos idiomas. Muchos ancianos siguen hablando el oliventino, que es una mezcla de ambos idiomas.

    Hay muchas asociaciones que colaboran con Portugal y fomentan la cultura portuguesa.

    Algunos oliventinos (cada vez más) están solicitando la nacionalidad portuguesa, cosa que nos conceden de inmediato si demostramos cumplir ciertos criterios, porque en Portugal no nos consideran nacionalizados, sino nacionales (es decir, no tenemos una doble nacionalidad, sino dos nacionalidades distintas).

    Nosotros no vivimos esto como un trauma, es una situación normal, que no genera conflictos. No renegamos del pasado, pero tampoco nos consideramos portugueses ahora.

    Leí en algún comentario que se había cometido genocidio aquí. No lo sé, realmente, yo no lo viví, como es lógico. Pero basta con ver los apellidos de la mayoría de nosotros y se verá cómo hay muchos apellidos portugueses o de procedencia portuguesa (Espadiña, Píriz o Píris, Pova,…) lo que indica al menos cierto grado de “mestizaje” si se me permite la expresión.

    Los invito a que vengan a conocernos. Verán un espléndido pueblo español de raíces, gastronomía y arquitectura portuguesa.

  58. fadelcla Says:

    165 comentarios, debe de ser todo un record, Don diego.

  59. Guillermo Says:

    Absolutamente errado en las consideraciones de Uruguay. Uruguay nunca se “independizo de Brasil”. De hecho, ni lucho contra Brasil nunca. Hasta llego a formar una alianza militar con Brasil y Argentina, en contra de la republica del Paraguay. Uruguay decidio en su propio cabildo cometer sedicion contra el Virreynato del Rio de la Plata, aprovechando la vulnerabilidad de la corona Española para imponer el orden en su segundo mayor enclave americano (luego de Mexico). Apoyado por personalidades locales e instigado por enviados ingleses (deseosos de que la entrada portuaria al Rio de la Plata no perteneceria solo a Buenos Aires.

    Deberias consultar tus bases. La reclamacion portuguesa es absolutamente acertada.

    Por otro lado, Brasil NUNCA invadio ningun territorio reclamado por Uruguay. La unica reclamacion Uruguaya en toda su historia, es hacia la Republica Argentina (por la Isla Martin Garcia), y lo que si invadio Brasil, son territorios reclamados ahora por Paraguay y Ecuador. En su momento, pertenececientes a otros virreynatos, de los que Uruguay nunca formo parte.

    Saludos

    • fadelclaFadelcla Says:

      Uruguay tiene 2 reclamaciones territoriales con Brasil, la Isla brasilera y el Rincon de Artigas. Peleamos varias guerras contra Brasil, la ultima fue la cruzada libertadora que nos independizo de Brasil. Las Misiones orientales fueron territorios reclamados por Uruguay antes de ser independientes. Saludos.

    • Mariano Mendes Says:

      Estás enganado, em 1828 o Brasil tentou conservar o territorio Cisplatina que veio a converter-se na Republica do Uruguay, Não conheço muito sobre essa guerra, nem tera sido muito prolongada nem muito sangrenta, mas tenho conhecimento que foi a primeira guerra onde foram utilizados pela primeira vez baloes com propositos militares, sei tambem que Jusepe Garibaldi e a brasileira Anita Garibaldi (filha de açoreanos) tendo fugido do Rio Grande do Sul e de Santa Catarina que não conseguiram a sua independencia face ao Imperio Brasileiro, tiveram um papel preponderante nas independencia Uruguaya e posteriormente na unificação da Italia.
      Acrescento ainda que a Inglaterra jogou um papel preponderante atraves da diplomacia e do facto de ser a unica superpotencia maritima na altura, na resolução deste conflito, obrigando o Brasil que precisava escoar os seus produtos para a Europa, a reconhecer a Independencia do Uruguay.
      A aliança entre Brasl Argentina e Uruguay na chamada Tripla Aliança contra o Paraguay, so acontece mais tarde, por volta de 1860.

      Cumprimentos

  60. Carlos Eduardo da Cruz Luna Says:

    AS RELAÇÕES ENTRE PORTUGAL E A ESPANHA – DAS ILHAS SELVAGENS À QUESTÃO DE OLIVENÇA – Por CARLOS LUNA.
    by joaompmachado
    UM NOVO GRUPO DE TRABALHO
    A propósito da surpreendente notícia de que Madrid levantara o problema da soberania sobre as águas que rodeiam as Ilhas Selvagens à O.N.U. sem informar previamente o seu aliado e parceiro ibérico, Portugal, reuniram-se as diplomacias dos dois países, com demonstrações de compreensão mútua e de amizade indestrutível. É evidente, todavia, que tal atitude incomodou Lisboa. Caso contrário, não seria necessário a criação de um novo grupo de trabalho, formado por três funcionários de cada país, para analisar trimestralmente as relações bilaterais. O ministro dos Negócios Estrangeiros (Assuntos Exteriores) de Espanha, José Manuel García-Margallo, justificou a novidade, afirmando: «Em termos bilaterais decidimos por em marcha um grupo de trabalho de três funcionários cada que se reunirão trimestralmente para analisar problemas que surgem sempre numa relação que é tão estreita como a nossa«. Rui Machete, o ministro português, desatacou o “particular simbolismo” de estar em Espanha, “parceiro crucial de Portugal em muitos aspectos, económicos, comerciais e de investimento” e parceiro a nível europeu. Perante tais afirmações, dir-se-ia que reina a mais completa harmonia entre as duas nações, e que só alguns espalha brasas quiseram encarar o protesto espanhol como algo de ofensivo. É evidente que ninguém quer que haja um mau relacionamento entre os dois maiores estados ibéricos. Mas, por outro lado, tem de se entender que uma relação sólida passa pela confiança, pela seriedade, pela discussão exaustiva e sincera de todos os pontos que possam causar atritos. Significa isto que a atitude de Madrid, ao levar um problema de soberania às Nações Unidas sem informar o “visado”, não é aceitável. Decididamente, para Espanha, a chamada “razão de estado” está acima de quaisquer outras considerações, e a política portuguesa tem de tomar consciência desse facto. Este novo grupo de trabalho pode começar por ser honesto e coerente. Para tal, tudo o que divide Portugal e Espanha deve ser objeto de reflexão. E, na verdade, o que mais divide é a Questão de Olivença, de que quase todos evitam falar. Em termos jurídicos, há mais argumentos para Portugal reivindicar que seja feita justiça no que toca a Olivença do que os que a Espanha usa para reclamar Gibraltar, ou Marrocos para reclamar Ceuta e Melilla. E, assumamos, do que os que usa Madrid para questionar o mar que banha as Selvagens. Irá este grupo de trabalho discutir o assunto? A hipocrisia que se divisa neste processo é tal, que, por exemplo, Portugal explora as duas margens do Guadiana nas águas do Alqueva por causa de um acordo de 1968 em que essas margens são consideradas de interesse português, isto porque não interessava a Madrid que Portugal levantasse o problema de Olivença numa altura em que ela levantava o problema de Gibraltar na O.N.U. Na verdade, todas estas condicionantes e realidades são omitidas sistematicamente nas grandes cimeiras ou comunicados conjuntos. Mas elas existem, e começa a ser desonesto esconder tal facto tantas e tantas vezes. O cidadão português não é burro, e, como se vê nos fóruns de debate nos jornais, sabe que há algo que Portugal e Espanha têm, mesmo, um dia, de discutir e solucionar. Pacificamente, claro. Mas com vontade e determinação. Portugal pode fazê-lo. Mais corretamente do que fez Espanha em relação aos mares das Selvagens. Basta falar diretamente com o vizinho, antes de recorrer para instâncias internacionais. Essa poderá ser uma primeira tarefa deste novo Grupo de Trabalho. De outra forma, arrisca-se a não ser levado a sério!

    Estremoz, 17 de Setembro de 2013

    Carlos Eduardo da Cruz Luna

  61. Rui Manuel Silva (@rimelsilva) Says:

    Caros amigos, tinha um sonho, o de ser Ibérico. Sou filho de uma Tuga e de um Basco. Já esqueci esse sonho. Porquê? Simples, o Espanhol conseguiu um feito inédito. Já não existe Espanhol. A língua espanhola acabou. Sub-divide-se por várias línguas semelhantes ou parecidas. O Espanhol guerreia-se entre ele. Quando não tem com quem guerrear, guerreia os que se encontram mais próximo. Tugas e bifes (Ingleses). O Tuga por seu lado é tanso e manso. Chora o fado. Diz que inventou a palavra saudade. Come bacalhau (não sabe a nada).Tem 6 milhões de Benfiquistas, capazes de iniciar uma revolução/guerra civil pelo clube mas pela nação foge/emigra com 70€ no bolso. O País, esse, o melhor do mundo. Tão pequeno e diverso. Tem tudo de bom e do melhor. Como dizia o meu Avô: -Um Paraíso! Sobre as Ilhas Selvagens, não chateiem mais. Pode ser que o Cavaco se mude para lá de vez. :)

  62. Canceiro Says:

    Pues enhorabuena al autor del blog y del artículo por traer a discusión un tema que mucha gente desconoce. Sin embargo, me gustaria subrayar que me parece una tonteria eso tipo de “pelea” entre portugueses y españoles. La lenguage empleada en este forúm por algunos utilizadores es de crios y no de gente mayor. Creo que es una tonteria y un error que en lo siglo xxI los dos paises sigan de espaldas. Una unión económica sería mas ventajoso para los dos y nos haría aún más fuertes. A los españoles les pido un esfuerzo para que entiendan mejor nuestro idioma ( Si, soy português). No creo que sean tan distintos nuestros idiomas. Un saludo para todos! / Em primeiro lugar, gostava de dar os parabéns ao autor do blogue e do artigo pelo facto de ter trazido a discussão um tema desconhecido para muita gente. No entanto, aquilo que eu gostava de realçar é que me parece uma estupidez essa pseudo luta entre português e espanhóis. A linguagem utilizada neste fórum, por alguns utilzadores, foi de um vazio racional e assente em muito preconceito. Estou em crer que é uma parvoíce e um erro que em pleno século XXI os dois países continuem de costas voltadas. Penso, mesmo, que uma União Económica (não política) traria mais vantagens para Portugal e para Espanha e, de certa forma, tornar-nos-ía mais fortes. Aos espanhóis peço um pequeno esforço para que tentem perceber a nossa língua. Afinal, não acho que seja tão diferente do Castelhano. Cumprimentos para todos!

  63. Aingeru Daóiz Velarde Says:

    OLIVENZA, HIJA DE ESPAÑA Y NIETA DE CASTILLA.

    El origen de Olivenza es castellano y está ligado a la definitiva reconquista de Badajoz por el último rey de León, Alfonso IX, en la primavera del año 1230.
    Para recompensar la participación que los templarios a su servicio tuvieron en esa campaña, Alfonso IX les concedió los enclaves de Burguillos y Alconchel. Desde este punto, hacia el año 1256, la Orden creó la encomienda de Olivenza, por entonces apenas un conjunto de huertos, chozas y algunas casas surgidas alrededor de un generoso manantial. Allí, en la actual Fuente de La Corna, se reunían a menudo los pastores y sus rebaños. En los veinte años aproximadamente que ejercieron su dominio, los templarios erigieron un templo a Santa María, levantaron un castillo y organizaron la explotación del término.
    La expansión ilícita de las órdenes militares del Temple y Santiago , durante el reinado de Fernando III el Santo, fue pareja a la ocupación portuguesa de la margen izquierda del bajo Guadiana. Alfonso X el Sabio sería el encargado de poner orden en la abandonada retaguardia extremeña. De su reinado, para los fines de la presente exposición, nos interesa destacar dos realizaciones:

    La Convención de Badajoz de 1267, que superpuso a la línea fluvial de los ríos Caia y Guadiana la frontera política entre los reinos de Portugal y Castilla.
    El desalojo de la poderosa orden del Temple del rincón fronterizo de Olivenza y la entrega de sus tierras al Concejo y Obispado de Badajoz.

    Este equilibrio de poderes entre Portugal y Castilla, con una clara y estable divisoria política en la corriente de los ríos Caia y Guadiana, se alteró profundamente durante el reinado de D. Dinis de Portugal. En esos años, Castilla acumula una serie de adversidades que la conducen a una situación crítica: muerte prematura de Sancho IV (1284 – 1295), regencia de Dª María de Molina, minoridad del rey Fernando IV y, como consecuencia de todo ello, la sublevación de la nobleza, la guerra civil y la ofensiva musulmana.

    D. Dinis de Portugal supo aprovechar en su favor el mal momento interno que atravesaba el reino vecino para, combinando la presión militar con la diplomática, conseguir: Recuperar las tierras que habían sido portuguesas en la margen izquierda del Guadiana, el triángulo Mértola-Noudar-Mourão (1295, Convención de Ciudad Rodrigo).
    Neutralizar estratégicamente a Badajoz clavando una cuña en su flanco Norte (Campo Maior, por delante del río Caya) y otra en su flanco Sur (Olivenza, por delante del río Guadiana). Esta fue una de las anexiones territoriales que legalizó el Tratado de Alcañices del año 1297. Un tratado en el que Castilla hubo de comprar cara la paz cediendo pueblos y más pueblos, mientras que a Portugal tocó solo renunciar a dudosos derechos.
    El Tratado de Alcañices de 1297 fue un auténtico golpe de timón en el destino de la pequeña aldea castellana de Olivenza a la que los Templarios dotaron de personalidad histórica. De ser una escala en el eje vertical N/S Badajoz – Alconchel, pasó a ser un enclave além-Guadiana en el eje horizontal E/O Elvas – Badajoz.

    La anexión de Olivenza por el Tratado de Alcañices, del cual, hablaremos en otro artículo de forma más concreta, supuso la revalorización estratégica de sus tierras, en oposición directa e inmediata al hinterland de Badajoz, es decir, el medio geográfico en el cual se desarrolla y expande el Estado, influye en la seguridad y el desarrollo del núcleo vital en razón de dar espacio, para absorber cualquier peligro por rompimiento de las fronteras. Este concepto se aplica específicamente a una región situada tras un puerto o río, donde se recogen las exportaciones y a través de la cual se distribuyen éstas. Pero si es necesario, aunque como ya se ha comentado anteriormente que se hablará en otro artículo sobre el tema, pormenorizar un indicio de lo que fue el citado tratado de Alcañices, y es que, aunque en realidad, ya hemos hablado de las principales causas del Tratado de Alcañices, de la debilidad del reino castellano a la firma de este acuerdo y los conflictos fronterizos. Vamos a centrarnos ahora en el contenido de este Tratado firmado el 12 de septiembre de 1297 en la villa zamorana de Alcañices, que retocaba la línea divisoria entre Castilla y Portugal en tres zonas principales: Sierra Morena, Badajoz y Riba-Côa. Portugal obtiene la posesión de algunos enclaves como Olivenza, Campo Mayor, Ouguela, Moura y Serpa, además de los que ya tenía ocupados en Riba-Côa y la aldea de San Felices de los Gallegos. A cambio, Castilla logra el control definitivo sobre Esparragal, Herrera, Valencia de Alcántara, Aracena, Aroche y Ayamonte.
    Así pues, desde el lado castellano, el Tratado de Alcañices fue una paz necesaria para romper la alianza luso-aragonesa que estaba haciendo tanto daño. Para Portugal, en cambio, fue más bien un tratado de definición de fronteras, mediante el cual salía ampliamente beneficiado. Salvo la todavía reciente y aún protestada recuperación española de Olivenza (hecho que tuvo lugar durante la Guerra de las Naranjas, en 1801), la línea fronteriza pactada en Alcañices ha durado, en líneas generales, hasta hoy, aunque ninguno de los protagonistas del hecho podría haberle supuesto tanto éxito.

    Un segundo punto tratado en 1297 fue la ratificación del matrimonio entre Fernando IV y Contanza, hija de D. Dinis, que se casarían finalmente en 1302. También se celebraron los esponsales entre la hermana de Fernando IV, Beatriz, y el infante heredero de Portugal, Afonso. Por último, el tratado hace referencia a un acuerdo eclesiástico entre la Iglesia portuguesa y la castellana para defenderse de los posibles ataques a sus fueros y libertades.

    Asisten a la firma, en calidad de testigos, lo más sobresaliente de la nobleza castellana y la totalidad del obispado portugués, mientras que del bando castellano solo asiste el obispo de Tuy. Los protagonistas más relevantes del lado castellano son objeto de un estudio por parte de M. García Fernández: Fernando IV, la reina María de Molina, el infante don Enrique (también tutor del rey), los infantes don Pedro y don Felipe, Diego López de Haro, Sancho (hijo del infante don Pedro), Juan (obispo de Tuy), Juan Fernández (Adelantado Mayor de Galicia), Fernán Fernández de Limia, Pedro Ponce de León, García Fernández de Villamayor, Alfonso Pérez de Guzmán, Fernán Pérez (Maestre de Alcántara), Esteban Pérez (Adelantado del reino de León), Tello (Justicia Mayor del Rey) y la Hermandad de Castilla y León.
    Así pues, observamos una lista de confirmantes en donde aparecen actores políticos muy importantes con diferentes intereses en la frontera, en su mayoría nobles o funcionarios muy próximos a la corte, beneficiarios de las concesiones regias. ¿Por qué se firma en Alcañices? Tradicionalmente se ha venido apuntando que quizás se deba a la importancia que quería darse a la Orden del Temple, ya especialmente relevante en la historia portuguesa, de ahí que se firme en uno de sus castillos.

    En relación a las relaciones diplomáticas, 1297 es más bien un punto y seguido en las relaciones entre Castilla y Portugal, ya que la alianza de paz no será muy duradera. La fijación de la frontera tendrá dos repercusiones interesantes: la salida al mar por parte de Portugal, en palabras de Fonseca, y la fortificación de la línea fronteriza, más visible en el caso portugués.
    El principal promotor de esta política será el rey D. Dinis, al que el cronista Rui de Pina le atribuye la construcción o restauración de 44 castillos y murallas en el bajo Guadiana, la frontera de Badajoz, en Beira alta y Riba-Côa, así como en las comarcas de Tras-os-Montes y Entre Douro e Minho, de ahí que se le conozca como el Rei Lavrador. Para Portugal era especialmente importante defender su única frontera terrestre de un vecino tan grande en tamaño y en recursos, de ahí que el rey diseñe todo un sistema de torres, castillos, ciudades amuralladas, iglesias fortificadas, etc.
    Del otro lado, la fortificación fue mucho más tenue. Quintanilla Raso nos dice que las fortalezas de frontera fueron utilizadas por los reyes castellanos como tenencias con que agradecer favores políticos y no como verdaderos instrumentos estratégicos. En Galicia, por ejemplo, observamos algunas villas y fortalezas regias que se refuerzan a finales del XIII y comienzos del XIV, pero en opinión de Romero Portilla son de escasa importancia debido a que la peculiar relación entre Galicia y el norte del Portugal hacía innecesarios los baluartes defensivos. De todas maneras, conviene tener presente que el proceso de construcción y renovación de fortificaciones fue general en los reinos hispánicos por esta época y que la fortificación abaluartada de época moderna será más numerosa.

    A partir de 1297, Badajoz intentará arrancarse de su flanco sur la espina de Olivenza en cuantas ocasiones se le presenten. Olivenza, por su parte, irá acrecentando de forma progresiva sus defensas, así en las épocas de paz como en las de guerra. De ahí que la historia de la Olivenza portuguesa equivalga, en buena medida, a la historia de sus fortificaciones.
    En 1306 D. Dinis reconstruye las defensas del templo, definiendo un cuadrilátero con 14 torres. Su sucesor, D. Afonso IV, las completa en 1335 erigiendo en su interior el recinto del alcázar.

    En las guerras fernandinas del último tercio del s. XIV, Olivenza hizo frente al conflicto cercando sus arrabales con una nueva muralla de forma oval y cinco puertas. No han quedado restos materiales de esta segunda muralla porque fue demolida íntegramente, pero su huella pervive de forma inequívoca en la estructura urbana.

    En 1488 D. João II levantó en el recinto del alcázar la torre de homenaje más alta de toda la frontera (35 m.), rodeando el conjunto por una cava inundable. A lo alto de aquel ojo siempre vigilante sobre Badajoz se accedía mediante 17 rampas que permitían la subida de piezas artilleras. Esta obra, en una época de paz con Castilla, suscitó el lógico recelo de los Reyes Católicos, que no pudieron impedir su terminación. Nuevas obras defensivas se llevan a cabo en los primeros años del reinado de D. Manuel. La barreyra fernandina es derribada por Afonso Mendes de Oliveira para construir, con parte de sus piedras, una tercera muralla.

    El rey D. Manuel fue también el impulsor de una importante obra de ingeniería militar: la construcción de un puente fortificado sobre el Guadiana para asegurar la operatividad de las tropas portuguesas en la margen izquierda. El puente de Ajuda tenía 380 m. de longitud y 5’5 de anchura, 19 arcos y una gran torre defensiva central de tres pisos. Todo Portugal contribuyó a su construcción, menos los oliventinos.

    La importancia estratégica y militar que Olivenza tenía para la Corona portuguesa se acrecentó al convertirse en sede episcopal del Obispado de Ceuta. La residencia en Olivenza del obispo Fray Henrique de Coimbra, compañero de Cabral en el descubrimiento del Brasil, propició la construcción del bellísimo templo manuelino de Santa María Magdalena, réplica monumental del Convento de Jesús de Setúbal. Otras notables construcciones de la época fueron el Convento de San Francisco, la Casa de Misericordia, el portal manuelino de las Casas da Câmara o, realizaciones ya más tardías, el convento de clarisas y la nueva iglesia matriz de Santa María del Castillo.
    Tras el ciclo de paz que hace posible la Unión Ibérica, en el que florece la arquitectura religiosa, Olivenza entra con la Restauración de 1640 en un nuevo ciclo bélico. Las piedras de la muralla manuelina se reaprovechan, una vez más, para dar forma a una cuarta muralla que cuenta con nueve baluartes. Conquistada en 1657 por el Duque de San Germán – después de cuatro tentativas frustradas – fue devuelta a Portugal al firmarse el Tratado de Lisboa de 1668.

    El paréntesis de paz que sigue a este tratado se aprovecha para perfeccionar las murallas y reconstruir el puente de Ajuda, cuyos arcos centrales son dinamitados por última vez en el año 1709 en el transcurso de una nueva guerra, la de Sucesión a la Corona española. La militarización del espacio urbano oliventino se incrementa durante la primera mitad del s. XVIII con obras tan significativas como los cuarteles de caballería e infantería, el llamado Cuartel del Asiento (Panadería del Rey), el polvorín de Santa Bárbara, el Hospital Militar de San Juan de Dios, las puertas del Calvario, los revellines y demás obras exteriores de la fortificación.

    En la segunda mitad de ese mismo siglo XVIII, sin embargo, Portugal redefine la orientación de su política militar frente a España. De una estrategia de inspiración ofensiva se pasará a otra puramente defensiva. Este cambio de orientación tendrá importantes consecuencias para el enclave portugués de Olivenza. Todos los informes de los estrategas extranjeros que la visitan en esos años a petición de la Corona (Rainsford, Valleré, el Príncipe de Waldeck, Myremont) aconsejan su abandono por tres motivos:
    La numerosa artillería, munición, equipos y hombres necesarios para mantener en estado de defensa una plaza con nueve baluartes – Badajoz tenía ocho-.
    La interrupción logística que para el enclave suponía la voladura del Puente de Ajuda.
    La comprometida situación en que se vería envuelto el ejército que pretendiera auxiliarla, con su única línea de retirada cortada por la corriente del Guadiana.
    (Véase al respecto VICENTE, António Pedro.- Manuscritos do Arquivo Histórico de Vincennes referentes a Portugal. París : Fundação Calouste Gulbenkian , 1971. Vol. I y, del mismo autor, Memórias políticas, geográficas e militares de Portugal : 1762-1796. Lisboa :[s.n.], 1971.)

    No tiene nada de extraño, pues, que en la nueva crisis bélica que estalla al apuntar el nuevo siglo (Guerra de las Naranjas), Olivenza fuera por completo abandonada a su suerte. El Gobernador de entonces, Julio César Augusto Chermont, prohibió que se disparara contra las tropas de Manuel Godoy. Olivenza no valía ya la vida de un solo soldado portugués. Después de cinco siglos ocupando una posición insostenible, cayó ingloriosamente como fruta madura ante la sola presencia del ejército español. En la imagen, Manuel Godoy, el llamado Príncipe de la Paz, favorito de Carlos IV.

    Artículo III del Tratado de Badajoz de 1801: ” Su Magestad Católica conservará en calidad de conquista, para unirla perpetuamente a sus dominios y vasallos, la plaza de Olivenza, su territorio y pueblos desde el Guadiana; de suerte que este río sea el límite de sus respectivos Reinos.”
    Después de cinco siglos por delante del río Guadiana, Olivenza regresó a sus orígenes. En 1801, podríamos decir, la Historia se reconcilió con la Geografía, tal y como había previsto Alfonso X el Sabio en la Convención de Badajoz del año 1267. La frontera natural volvió a ser una con la frontera política.

    Española de hecho y de derecho en virtud del Artº III del tratado de Badajoz, Olivenza se mantiene todavía hoy para una exigua minoría de portugueses como una reclamación histórica y jurídica frente a España. Esta circunstancia obliga a esclarecer los fundamentos legales de la soberanía española, las razones de España sobre Olivenza.

    Si la historia de la Olivenza portuguesa se confunde en gran medida con la crónica de sus fortificaciones sucesivas, la historia de la Olivenza española (desde 1801 hasta hoy) resulta a su vez inseparable de la crónica de una obstinada reivindicación. Portugal, que no disparó ni un solo cartucho en la defensa de Olivenza, ha hecho sin embargo correr ríos de tinta durante siglo y medio exigiendo a España su devolución. Causa de ello, el irredentismo portugués.

    Y es que las fronteras del Portugal continental experimentaron una sola variación desde el Tratado de Alcañices a finales del s. XIII: la pérdida de Olivenza en 1801. Esa amputación, insignificante desde el punto de vista territorial, constituye sin embargo una especie de trauma para el subconsciente colectivo de la nación, herida voluntariamente abierta. En la pancarta ¡Olivença é nossa! la historiografía portuguesa tiene uno de sus más recurrentes y arraigados mitos. Un mito surgido a mediados del siglo pasado como consecuencia de la interpretación unilateral de la reclamación gestionada por el Duque de Palmela (1814 – 1819), pero que se fue acrecentando con el paso de los años, alimentado a partes iguales por un nacionalismo de raíz sebastianista y el siempre despreciativo, orgulloso silencio español.

    Renunciando a entrar de lleno en el complejo trasfondo histórico y político que frustró la devolución de Olivenza a Portugal en los años de la tormenta napoleónica, vamos a centrarnos aquí en los aspectos jurídicos del problema de Olivenza. ¿Está legalmente obligado el Estado español a devolver Olivenza a Portugal? ¿Existe algún fundamento de Derecho en razón del cual pueda sustentarse la tesis de que la soberanía española sobre Olivenza es ilegítima?

    Hemos visto ya que Olivenza fue conquistada a Portugal por las armas españolas (10 de mayo de 1801) y formalmente anexionada más tarde (6 de junio) mediante el correspondiente título jurídico (Tratado de Badajoz). “La conquista constituye tan solo un modo de adquirir cuando el conquistador, tras haber consolidado de manera firme la conquista, anexiona formalmente el territorio.” (OPPENHEIM, Tratado de Derecho Internacional Público. Barcelona, 1961. Vol. II, p. 127).

    El título jurídico en que fundamenta el Estado español la legalidad de su soberanía sobre Olivenza, sin embargo, es impugnado por la literatura irredentista portuguesa esgrimiendo siete argumentos que, a continuación, refutamos uno por uno.

    Olivenza había sido conquistada por España en la Guerra de la Naranjas, fruto ésta de una obligación adquirida por España ante Napoleón en el Tratado de Madrid de 1801 (España atacaría a Portugal de seguir éste comerciando con los ingleses). Era una vieja disputa fronteriza, y Portugal quiso aprovechar la caída de Napoleón para que se condenase la ilegalidad de aquella guerra siéndole devuelta Olivenza. Antes de inaugurado el Congreso de Viena, Castlereagh mostró a Labrador la necesidad de restituir Olivenza a Portugal, como muestra de amistad con el príncipe regente de Portugal.
    Labrador (Pedro Gómez Labrador, Marqués de Labrador) pidió instrucciones y el entonces secretario de Estado, duque de San Carlos, respondió que las negociaciones tendrían que llevarse de manera bilateral, el Congreso no debía tomar decisión alguna sobre esto. A pesar de esto el Acta Final de Viena recogió en su artículo 105 la siguiente recomendación:

    “Conociendo las Potencias la justicia de las reclamaciones hechas por S. A. R. el Príncipe Regente de Portugal con respecto a la ciudad de Olivenza y demás territorios cedidos a España por el Tratado de Badajoz de 1801, y mirando la restitución de ellos como uno de los medios propios a asegurar entre los dos Reinos de la Península aquella buena armonía, completa y permanente, cuya conservación en toda la Europa ha sido el objeto constante de sus estipulaciones, se obligan formalmente a emplear, por medios conciliadores los más eficaces esfuerzos a fin de que se efectúe la retrocesión de dichos territorios a favor de Portugal, y reconocen en lo que a cada una perteneciente, que este arreglo debe hacerse cuanto antes.”

    A España, esta injerencia de las demás potencias en un asunto considerado bilateral le sentó mal, y Labrador expuso a los plenipotenciarios portugueses que habían seguido el peor camino para la restitución de Olivenza.
    El Congreso supuso en general un enorme fracaso para España y un ejemplo de cómo no hay que dirigir las negociaciones internacionales. El Gobierno español negoció a tres bandas; con Francia, con Gran Bretaña y con Rusia. Intentó conseguir favores diplomáticos de las tres Cortes, pero Francia y sobre todo Gran Bretaña recelaron del intento de alianza con Rusia, y esta potencia, lejos de ayudar a España, entorpeció enormemente el asunto de los tres ducados. En el momento clave, ninguna potencia apoyó a España, no se sentían obligadas a hacerlo al negociar España caóticamente sin incluirse en ningún bloque de fuerza, oscilando según su interés pero sin finalmente decidirse. El emplazamiento de la reina de Etruria en un territorio importante italiano hubiera sido interesante para España por motivos estratégicos y comerciales, pero se dio una imagen de una diplomacia ambigua recordándose constantemente, para avalar las tesis españolas, la época y los tratados que pactábamos con Napoleón (fue en esta época, recordemos, cuando España obtuvo el Reino de Etruria para la hija de Carlos IV) lo que creaba mala fama para España y borraba, en cierta forma, sus sacrificios en la Guerra de Independencia. Se hizo bien no obstante en no firmar, pues es cierto que Toscana fue arrebatada injustamente a Austria por el Tratado de Luneville, pero Parma, Plasencia y Guastalla no era lógico que quedaran también en manos austriacas, menos en las de la esposa de Napoleón, y menos todavía después de roto el Tratado de Fointenbleau con la aventura de los Cien Días. Labrador hizo bien en no firmar por decoro nacional, estaba claro que se había marginado a España completamente de todas las decisiones importantes, pero de todas maneras, ¿cuáles eran los intereses?

    Las aspiraciones que tenían Rusia, Gran Bretaña, Austria, Prusia y Francia, ya que finalmente fueron las cinco que decidieron prácticamente todo. Rusia quería anexionarse el Ducado de Varsovia y quedar bien con la opinión pública francesa, no exigiendo compensaciones de guerra ni la recuperación de las obras de arte expoliadas por Napoleón. Prusia pretendía doblar su tamaño; como compensación a los territorios perdidos en Polonia (en beneficio de Rusia) quería la Sajonia entera y territorios cerca del rio Rhin, hubiera deseado además despojar de más territorios a Francia. Gran Bretaña aspiraba a preservar sus derechos marítimos no entrando en conversación sobre ellos en Viena, también quería un equilibrio de poderes en el continente que preservara la paz por muchos años; para ello era fundamental no castigar demasiado a Francia pero colocar estados tapones a su alrededor, esto último
    para frenar el expansionismo del que había hecho gala este país desde Luís XIV. Para Austria el norte de Italia era su aspiración; mediante la colocación de príncipes austriacos
    en el mayor número de reinos que pudiera establecería su influencia sobre esta zona, estaba también contra el fortalecimiento excesivo de Prusia y Rusia. Prusia le restaba
    influencia dentro del cuerpo germánico y Rusia era su enemigo natural en los Balcanes, además era un país en clara expansión con el que se tenía frontera; que Rusia adquiriera demasiada fuerza no le convenía. Francia quería ser castigada lo menos posible por sus guerras de conquista y, en cuanto a sus miras geoestratégicas, quería evitar que Sajonia
    cayera en manos de Prusia o que, como mucho, sólo obtuviera una parte. Recelaba del agrandamiento de Rusia hacia occidente; sus fuertes vínculos con la población polaca
    (reforzados durante la época de Napoleón) hacían que quisiera evitar su completa dominación por parte de Rusia.

    ¿Y cuál fue el resultado?
    Rusia se anexiona parte de Polonia, Finlandia y Besarabia.
    Austria se anexiona la región de los Balcanes.
    Inglaterra se queda con la estratégica isla de Malta, Ceilán (Sri Lanka) y la Colonia del Cabo, lo que le garantiza el control de las rutas marítimas.
    El Imperio Otomano mantiene el control de los pueblos cristianos de Europa Suroriental.
    Noruega es anexada a Suecia.
    Prusia se queda con parte de Sajonia, Westfalia, Polonia y la Confederación del Rin.
    Bélgica es obligada a unirse con los Países Bajos, formando el Reino de los Países Bajos.
    Los principados alemanes forman la Confederación Alemana de 38 estados; Prusia y Austria participan en esta Confederación.
    España y Portugal no son recompensados con ganancias territoriales, pero son restauradas sus antiguas dinastías.
    San Marino consigue que su independencia sea reconocida por todos los estados europeos.

    Pero aquí, aparece la cuestión que el irredentismo portugués se obstina en olvidar, o no lo hace más que de pasada. En 1821, Portugal ocupa la Provincia Oriental, actual Uruguay, desde Brasil. Este hecho provocó que se rompiesen las conversaciones sobre la devolución de Olivenza. España exigió a Portugal la devolución de la Provincia Oriental para continuarlas, pero entonces Brasil se independizó impidiendo que se cumpliesen estos acuerdos. Y me pregunto, ¿qué quería Portugal entonces

    El artículo 105 del Tratado de Viena, del que enseguida hablaremos, carecía para España de fuerza legal suficiente para obligarla a que devolviera Olivenza. Y hay que recordar, que era una recomendación. Sin embargo, Portugal continuó utilizando este argumento. Cuando Portugal y España decidieron en 1864 la demarcación de su frontera común, al llegar a la desembocadura del río Caya en el Guadiana, la Comisión Mixta de Límites se vio obligada a interrumpir sus trabajos por la negativa portuguesa a reconocer la soberanía española en el territorio de Olivenza. Dichos trabajos se reanudarían en 1926, pero por debajo de Olivenza, a partir de la desembocadura del arroyo de Cuncos en el Guadiana.
    En la actualidad, Portugal no plantea abiertamente la reclamación de Olivenza y Táliga, pero tampoco renuncia a su reclamación, como es evidente. Algunas fuentes indican que “Olivença” sería uno de los territorios a los que se refiere el artículo 5-A de la Constitución de la República Portuguesa (Portugal abrange o território históricamente definido no continente europeu e os arquipélagos dos Açores e da Madeira.) En 1995, las autoridades portuguesas enviaron a las españolas un informe sobre el impacto que se esperaba que el proyectado Embalse de Alqueva tuviese sobre territorio español. En dicho informe no se recogían los efectos en el territorio de Olivenza. Una semana después, enviaron un nuevo informe que sí incluía a este municipio, pero con el título de «Territorio de España y deOlivenza», lo que evitaría reconocer que Olivenza sea territorio español. Las instituciones portuguesas utilizan mapas del país que no incluyen a la localidad reclamada.

    Pero, si me permiten, quiero dejar claro algunos aspectos que de forma interesada, pasamos por alto, y nos remitimos símplemente a lo que de forma personal, nos interesa. Y esto no es así, hay que dejar claro el contexto general de las cosas:
    Volvemos otra vez al art.105:
    “Conociendo las potencias [firmantes] la justicia de las reclamaciones hechas por SAR el Príncipe Regente de Portugal con respecto a la ciudad de Olivenza… se obligan a emplear [las potencias firmantes], por medios conciliadores, los más eficaces esfuerzos a fin de que se efectue la retrocesión de dichos territorios.”

    Pues bien, España no fue “Potencia Firmante”. Por supuesto, eso provocó la presión de Francia, Rusia, Austria y Reino Unido para que lo hiciera, lo que se efectuó a finales de 1816, año y medio después, con la salvedad de que España rechazó expresamente el artículo sobre Olivenza:
    “Don Pedro Gómez Labrador… Consejero de Estado de SM y su embajador extraordinario y plenipotenciario… ha declarado: que SMC accede por el presente acto al citado tratado de 1815, e igualmente a todas las convenciones y artículos a él anejos, a excepción de artículo 11º de dicho tratado que confirma los artículos 99º (entrega de Parma y Plasencia a Austria) y 105º (devolución de Olivenza) de las Actas del Congreso de Viena, el cual no ha admitido hasta ahora SMC.”
    Ni hizo en lo sucesivo ni él ni ningún otro soberano (real o nacional) español posterior, y quiero que esto quede bien claro, luego, biene la parte más interesante, y posiblemente, más importante, y es que en primer lugar, no fue un tratado, sino un Congreso Internacional. El artículo 105 del Acta Final del Congreso de Viena obliga “formalmente a dedicar por medio de la conciliación, sus mayores y más eficaces esfuerzos a fin de que se lleve a cabo la retrocesión de los citados territorios a favor de Portugal”. Por tanto, se obliga a que exista una negociación entre ambas potencias, España y Portugal. Llegado el momento de la negociación a Portugal no le interesaba ponerse sobre una mesa a negociar, porque había conquistado en América un territorio de 90.000 kilómetros cuadrados a España, en el contexto de la Guerra de las Naranjas. Se trataba de un territorio casi equivalente al Portugal peninsular. Además, el Tratado de Badajoz que determinó el cambio de soberanía para Olivenza, sólo podía ser modificado por otro Tratado bilateral entre España y Portugal, circunstancia que no se produjo.

    Llama poderosamente la atención que Portugal, no haya reclamado formalmente que se lleve a cabo lo que establece el mencionado artículo. Pero es más, ahora quiero remitirme al derecho internacional, que creo que deja las cosas más claras todavía, pero quiero recordar una cosa, y es que Portugal, que no disparó ni un solo cartucho en la defensa de Olivenza, ha hecho sin embargo correr ríos de tinta durante siglo y medio exigiendo a España su devolución.
    Hemos visto ya que Olivenza fue conquistada a Portugal por las armas españolas (10 de mayo de 1801) y formalmente anexionada más tarde (6 de junio) mediante el correspondiente título jurídico (Tratado de Badajoz). “La conquista constituye tan solo un modo de adquirir cuando el conquistador, tras haber consolidado de manera firme la conquista, anexiona formalmente el territorio.” (OPPENHEIM, Tratado de Derecho Internacional Público. Barcelona, 1961. Vol. II, p. 127).
    Ahora bien, vamos a resumir jurídicamente los puntos más importantes:
    El título jurídico en que fundamenta el Estado español la legalidad de su soberanía sobre Olivenza, sin embargo, es impugnado por la literatura irredentista portuguesa esgrimiendo una serie de argumentos que, a continuación, refutamos, como ya hemos dicho antes, uno por uno.

    Primero:
    Olivenza es una posesión legalmente española en virtud del Artº III del Tratado de Badajoz del 6 de junio de 1801 que puso fin a la denominada Guerra de las Naranjas. Dicho tratado no ha sido positivamente anulado ni derogado por ningún otro de igual rango o naturaleza.

    Segundo:
    No existe fundamento alguno de Derecho que determine para España la obligatoriedad de la devolución de Olivenza a Portugal. En el supuesto de que Portugal plantease la reclamación de Olivenza ante el Tribunal Europeo de Justicia o el Tribunal Internacional de La Haya, el caso sería considerado como “no justiciable”, ya que no corresponde a la ciencia jurídica examinar el fondo moral de acontecimientos históricos”. Es más, el Derecho Internacional impide que un tratado en el que se haya establecido una frontera pueda ser considerado nulo atendiendo a la apelación que haga una de las Partes contratantes de un cambio fundamental operado en las circunstancias. La cláusula rebus sic stantibus, que complementa la conocida pacta sunt servanda, sólo puede invocarse en los tratados denominados de tracto sucesivo – pago de indemnizaciones, compromisos de desarme, etc… – Pero nunca puede invocarse en aquellos, como el de Badajoz de 1801, en los que se haya establecido una frontera. Si así fuera, caeríamos en el absurdo de exigir la reposición de las cosas al statu quo ante bellum. Y es que el territorio, como ha escrito Reuter, “define el ser mismo de los Estados. Lo que a él se refiere está desprovisto de todo carácter circunstancial.” (REUTER, P..- Introduction au droit des traités. París, 1972; p. 181.) Luego, claro está, existe otra Convención de Viena, la del año 1969, que regula el derecho de los tratados establece el reconocido principio de irretroactividad, según el cual “todo acto jurídico debe apreciarse a la luz del Derecho de la época”. En otras palabras: no se pueden revisar los actos del Ayer apelando al Derecho de Hoy.

    Tercero:
    No cabe impugnar la legalidad del Tratado de Badajoz alegando que fue solemnemente declarado nulo por el Príncipe Regente en el manifiesto que hizo público en Rio de Janeiro el 1 de mayo de 1808 : ” S.A.R. declara nullos e de nenhum effeito todos os Tratados que o Imperador dos Francezes o obrigou a assignar, e particularmente os de Badajoz e de Madrid em 1801, e o de neutralidade de 1804, pois que elle os infrigiu e nunca os respeitou.”

    ¿En qué puede afectar a la plena validez del Tratado de Badajoz hispano-portugués, y por ende a la legalidad de la soberanía española sobre Olivenza, la declaración unilateral de nulidad de un tratado que, al no contar con la ratificación de una de las partes, nunca llegó a entrar en vigor? Aun en el supuesto de que los tratados de Badajoz luso-español y luso-francés hubieran constituido un único tratado y hubiera sido ratificado por todas las Partes ¿puede considerarse legalmente derogado un tratado que establece una frontera por el hecho de que una de las Partes perjudicadas lo declare nulo en un manifiesto solemne? El argumento es ingenuo.

    Desde la muerte del Duque de Palmela en 1840, Portugal no ha vuelto a reclamar a España ni oficial ni extraoficialmente la entrega de Olivenza. Todos los tratados suscritos entre España y Portugal con posterioridad al Congreso de Viena consagran como la primera de sus obligaciones el respeto mutuo a las fronteras establecidas. En el Artº 2 del Tratado de Amistad y Cooperación de 1977, las partes contratantes “reafirman la inviolabilidad de sus fronteras comunes y la integridad de sus territorios”. La pertenencia de Portugal y España al espacio político de la Unión Europea establecido en el Tratado de Maastricht, con la consiguiente abolición de las fronteras entre los países miembros, hace del todo punto irrelevante la negativa portuguesa a reconocer formalmente en Olivenza el río Guadiana como frontera común.

    Cuarto:
    La “reclamación” de Olivenza constituye una especie de tradición secular que la cancillería portuguesa mantiene de forma pasiva y en estado de latencia, en el ámbito más técnico que político de la Comisión Mixta de Límites. Mito historiográfico con hondas raíces en el subconsciente nacional portugués, a su alrededor se han articulado diversos movimientos irredentistas: Sociedade Pro-Olivença (1938), Grupo dos Amigos de Olivença (1944) y Comité Olivença Portuguesa (1988).

    Quinto:
    Aunque todos estos grupúsculos irredentistas carecen de peso político y han fracasado en su principal objetivo – obligar a la diplomacia portuguesa a retomar de forma activa la reclamación de Olivenza frente a España – despliegan no obstante una intensa labor de propaganda falseando de forma sistemática la historia deOlivenza y escamoteando su posición geográfica. El irredentismo reduce la historia de Olivenza a una mera cronología en la cual, previamente despojados de su contexto, se incluyen los hechos y textos que favorecen sus tesis. Los que la contradicen, sencillamente, se omiten.

    Toda la reclamación de Olivenza se basa en el artículo 105 del Congreso de Viena de 1815, celebrado tras la derrota de Napoleón en Waterloo, donde se reúnen las grandes potencias para reordenar el mapa de Europa, las fronteras. Aprovechando que España está en el peor momento de su historia porque ha ganado la guerra a Napoleón, pero la diplomacia española está hecha unos zorros, Portugal cuela con la habilidad de sus diplomáticos un artículo, negociado con Metternich y con los franceses, por el que, como el espíritu de ese momento es volver a las fronteras anteriores a la revolución, Olivenza vuelva a Portugal y la frontera retorne al estado anterior a 1801. España firma el acta final del Congreso de Viena y se compromete a negociar la devolución de Olivenza, no a devolverla. Hay una conferencia en París de 1817 a 1819, que es la primera que se hace para solucionar los enfrentamientos de manera pacífica, tres años de reuniones intermitentes para devolver Olivenza a Portugal, y ya hemos comentado antes lo que pasó con la invasión portuguesa desde Brasil, anexionandose 90.000Kilómetros cuadrados de la actual Uruguay. Esto aparece recogido en cualquier libro de historia de Brasil, Argentina o Uruguay, pero en los libros portugueses de historia, este episodio está tapado. Cuando se firma la paz, la diplomacia española reclama ese espacio, pero los portugueses dan largas, que en eso son maestros los portugueses, hasta que estalla la guerra en 1808.
    En la Guerra de Independencia, el ejército anglo-luso intenta reconquistar Olivenza antes de la batalla de La Albuera y levantan la bandera portuguesa en el castillo de Olivenza, pero el duque de Wellington, jefe del ejército anglo-luso dice que cuando empezó la guerra, Olivenza era española y tiene que seguir siendo española. Que cuando se derrote a Napoleón y se expulse a los franceses, entonces se hablará de todo lo que haya que hablar. En la conferencia de París, España dice que se devuelve Olivenza a Portugal, pero que entonces, por el mismo principio, la frontera en América del Sur tiene que volver también al estado anterior a 1801. Portugal no está dispuesto a eso. La cosa se enreda, En 1820 el golpe de Riego, el Trienio Liberal y hasta hoy. Brasil invadirá toda la banda oriental de Uruguay en 1816 y en 1823, los uruguayos proclaman su independencia no frente a España, sino frente a sus invasores portugueses.
    Cuando España negocia con el Reino Unido sobre Gibraltar, los Amigos de Olivenza establecen un paralelismo entre el caso de Gibraltar y el de Olivenza argumentando que España se cargaría de autoridad moral para reclamar Gibraltar en el momento que devolviera Olivenza. La prensa británica le dio pábulo a ese argumento, publicando varios artículos en 1958. Hay uno del Times que se titulaba así: “Olivenza, un esqueleto escondido en el armario de Franco”.

    El irredentismo portugués es pionero, ya que a partir de ahí empieza la reivindicación de Puente Ajuda. En esa época, que estaba el puente roto, teníamos más relaciones con Portugal que ahora. Aquí parece que al construirse el puente nuevo, ya no hay nada más que hacer.
    Para hacer una interpretación jurídica del Tratado de Badajoz, las posiciones más nacionalistas portuguesas hacen un vacío previo, excluyendo de forma interesada el contexto histórico sin el cual no se puede tener en cuenta ningún argumento mínimamente creíble.

    Es sabido que la Guerra de las Naranjas estuvo motivada por la presión que ejerció Napoleón, entonces ya primer Cónsul, sobre España, para que ésta obligase a Portugal a cerrar sus puertos a la escuadra británica. Aunque el escenario fue ibérico, el conflicto no fue peninsular. La campaña de 1801 constituyó en realidad un precedente a pequeña escala de la lucha a muerte que se iba a desarrollar años más tarde entre las dos hegemonías que por entonces polarizaban las relaciones internacionales: la continental francesa, contra la marítima inglesa. Tres fueron, pues, las potencias beligerantes en aquella guerra relámpago: Francia y España, como aliadas, contra Portugal, abandonado a su suerte por Inglaterra, esto último es muy importante, y cabe recordarlo ya que, la convención de Viena, a la que tanto se acoge usted, amigo Portugués, ya que su principal aliado, Inglaterra, tenía como principal argumento de la Convención, el tema de los esclavos, pero por intereses particulares, pero sigámos.
    Antes de que el Ejército francés llegara a Portugal, España ya había decidido el curso de una guerra que realmente, fue corta, y los aliados ingleses no hicieron ni aparecer, ¿cuál fue la razón?, lo normal, olvidándonos por el momento de la amigable Inglaterra, que por cierto, después en la Convención hizo su papelón interesado, decimos que lo ideal, hubiera sido que se firmara un único tratado de paz, con el vencido Portugal, pero no fue así, ya que se acordó celebrar dos tratados – uno entre las Cortes de Portugal y España, otro entre Portugal y la República Francesa -, pero vinculados en los preliminares para salvar formalmente las apariencias de la alianza y “sin que en la parte esencial sean más que uno sólo, pues la garantía es recíproca”.

    Godoy, a mi modesto entender, ha sido una de las personas más despreciables de la Historia de España, y eso ha quedado patente en muchas ocasiones, y ha sido criticado hasta la saciedad en muchos de sus actos, pero aquí, al igual que en algún otro que no voy a comentar, tengo que decir que acertó, ya que ideó esta estratagema para evitar que el tratado luso-español, una vez hecho separadamente, no necesitara la ratificación francesa. España, en el pacto de agresión contra Portugal que precedió a la Guerra de las Naranjas, se había comprometido con Francia a ocupar las provincias septentrionales portuguesas. Consciente de que Napoleón necesitaba conquistas para poder cederlas luego en las negociaciones de paz con Inglaterra, Godoy puso rápido fin a la guerra una vez que Portugal accedió formalmente al cierre de sus puertos a la escuadra inglesa. El tratado de paz fue doble porque tenía la certeza de que Napoleón se negaría a ratificar el tratado franco-portugués negociado por su hermano Luciano Bonaparte, embajador de Francia en Madrid, sin que el Norte de Portugal estuviese ocupado. Prueba de ello, fue el gran enfado que le ocasionó a Napoleón cuando se enteró, y la muestra la tenemos en la carta que le envió a su Ministro de Exteriores Talleyrand (luego estuvo en la Convención de Viena, por cierto) al saber que Luciano había firmado la paz sin que el Norte de Portugal estuviese ocupado, Napoleón montó en cólera. A su, escribió diciéndole que miraba el tratado “… comme un des revers le plus éclatants qu’il ait éprouvés dans sa magistrature… Que cela déshonore entièrement le cabinet et que j’aimerais mieux, pour l’honneur de ce gouvernement, avoir perdu une province que de ratifier ce traité…” (FUGIER, A.- Napoleón et L’Espagne. París : F. Alcan , 1930.; p. 158.) Como quiera que Godoy se mantuvo firme en su tratado de paz y las columnas francesas llegadas hasta Ciudad Rodrigo no se bastaban por sí solas para ocupar Portugal, a Napoleón no le quedó otra alternativa que imponerle un nuevo y más oneroso tratado, concluido en Madrid el 29 de septiembre de aquel mismo año, el cual no contiene en sus preliminares ninguna cláusula que lo vincule a cualquier otro.

    Al ver que el valido español, se había mantenido en su idea de dar efectividad al Tratado, y que las tropas francesas llegadas a España no eran suficientes para ocupar Portugal, Napoleón no tuvo más remedio que imponer un nuevo tratado concluido en Madrid el 29 de septiembre de aquel mismo año, el cual no contiene en sus preliminares ninguna cláusula que lo vincule a cualquier otro.
    Para comprender el origen de la reclamación portuguesa de Olivenza, es fundamental dejar bien sentada previamente la total independencia del tratado hispano-portugués firmado en Badajoz el 6 de junio de 1801 (ratificado por D. João VI y Carlos IV) del tratado luso-francés de la misma fecha, mero documento histórico que no llegó nunca a gozar de existencia legal propia, al faltar la ratificación de una de las partes.
    En otras palabras: la no-ratificación del tratado luso-francés de Badajoz no afectó suspensivamente al tratado hispano-portugués, ni mermó en consecuencia la plena juridicidad de la cesión de Olivenza estipulada en el Artº III del mismo. Y ello por mucho que en los preliminares de ambos tratados leamos y releamos que las tres potencias beligerantes “convinieron en firmar dos tratados, sin que en la parte esencial sean más que uno solo, pues la garantía es recíproca, y ésta no será válida en ninguno de los dos si se verifica infracción en cualquiera de los artículos que en ellos se expresan.”
    Rigen siempre en la interpretación contractual dos principios implícitos: el de que lo útil no debe ser viciado por lo inútil, y el de atender antes a la verdad que a lo escrito – in contractibus rei veritas potius, quam scriptura perspici debet.- Así lo entendieron Godoy y el plenipotenciario portugués en aquellas jornadas de Badajoz, al escribir respectivamente:
    – “…la determinación del Rey mi amo es conforme en todo a sus principios y, ratificando su tratado, da por no existentes los preliminares…”
    – “…anuncio a V.ª Exc.ª que o Primeiro Cónsul não quiz retificar o tratado que aqui se concluiu entre Portugal e a República Francesa, e por consequencia tudo fica anulado a respeito desta potencia.” ( Negociação de Badajoz, – códice propiedad de la Casa do Alentejo en Lisboa – fols. 91 y 60.vº)
    En conclusión : la Guerra de las Naranjas se cerró con varios tratados, de los cuales solo subsiste jurídicamente el del 6 de junio de 1801 por el que Portugal cedió a España la plaza de Olivenza y todo su territorio hasta el río Guadiana. El tratado luso-francés de Badajoz de la misma fecha nunca llegó a gozar de existencia legal, al no haber sido ratificado por Napoleón. Y el de Madrid del 29 de septiembre de 1801, sin ninguna cláusula en sus preliminares que lo vincule a cualquier otro, fue solemnemente derogado catorce años más tarde por el Tratado de París. La Convención de Viena, no anuló ni derogó el Tratado del 6 de junio de 1801, ni lo especifíca, ni lo contradice, simplemente, reitero, manifiesta una voluntad de negociación, hablar de otra cosa, es inventar una realidad que no existe.

    Podríamos hablar de la nulidad del Tratado de Badajoz, que es lo que hace el nacionalismo portugués, acogiéndose a varios efectos, primeramente, se habla de que en los años siguientes a 1801 se verificaron infracciones no en uno, sino en varios artículos del Tratado de Badajoz, alegando de que el estado de guerra anula los tratados de paz anteriores. ¿Cabe imaginar, por otra parte, mayor infracción al Artº I del Tratado de Badajoz – “habrá paz, amistad y buena correspondencia, etc…” – que el Tratado de Fontainebleau y la posterior invasión franco-española de Portugal en el otoño de 1807…? ¿en qué forma se podría considerar nulo el Tratado de Badajoz?, Esto es lo que dice una de las bases jurídicas de la época:
    Wattel había escrito en 1758 : ” La lesión no puede hacer un tratado inválido. Si se pudiese deshacer un tratado, porque en él se hallase lesión, nada habría de estable en los contratos de las naciones.” (VATTEL, E..- El derecho de gentes / tr. M.P. Hernández. Madrid : Cruz y Miyar, 1820. T.º II, p. 173), pensamiento que en su momento ya reafirmaron otros pensadores, pero es mas, el Derecho Internacional impide que un tratado en el que se haya establecido una frontera pueda ser considerado nulo atendiendo a la apelación que haga una de las Partes contratantes de un cambio fundamental operado en las circunstancias. La cláusula rebus sic stantibus, que complementa la conocida pacta sunt servanda, sólo puede invocarse en los tratados denominados de tracto sucesivo – pago de indemnizaciones, compromisos de desarme, etc… – Pero nunca puede invocarse en aquellos, como el de Badajoz de 1801, en los que se haya establecido una frontera. Si así fuera, caeríamos en el absurdo de exigir la reposición de las cosas al statu quo ante bellum. Y es que el territorio, como ha escrito Reuter, “define el ser mismo de los Estados. Lo que a él se refiere está desprovisto de todo carácter circunstancial.” (REUTER, P..- Introduction au droit des traités. París, 1972; p. 181.)

    Luego, existe otro argumento, y es la nulidad del ya mencionado Tratado de Badajoz alegando que fue solemnemente declarado nulo por el Príncipe Regente en el manifiesto que hizo público en Rio de Janeiro el 1 de mayo de 1808: ” S.A.R. declara nullos e de nenhum effeito todos os Tratados que o Imperador dos Francezes o obrigou a assignar, e particularmente os de Badajoz e de Madrid em 1801, e o de neutralidade de 1804, pois que elle os infrigiu e nunca os respeitou.” Recordemos que esta declaración fue hecha de forma unilateral, y al no contar con la ratificación de una de las partes, nunca llegó a entrar en vigor, aun en el supuesto de que los tratados de Badajoz luso-español y luso-francés hubieran constituido un único tratado y hubiera sido ratificado por todas las Partes ¿puede considerarse legalmente derogado un tratado que establece una frontera por el hecho de que una de las Partes perjudicadas lo declare nulo en un manifiesto solemne?

    Otro argumento es que el Tratado de París de 1814, anula el de Badajoz de 1801, y eso no es cierto, ya que el Artº adicional nº 3 del Tratado de París: ” Aunque los tratados, convenciones y actos concluidos entre las dos Potencias con anterioridad a la guerra queden anulados de hecho por el propio estado de guerra, las Altas Partes contratantes creyeron, no obstante, conveniente, declarar de nuevo expresamente que los citados tratados firmados en Badajoz y en Madrid en 1801 y la Convención firmada en Lisboa en 1804, quedan anulados y sin ningún efecto, en lo que se refiere a Portugal y a Francia.” Quiere decir que aunque los Tratados de Badajoz francés y español fuesen un instrumento jurídico único, el artº adicional nº 3 del Tratado de París no anularía más que la parte referida a Portugal y Francia, y en este sentido se expresa claramente, aquí no vale anular lo que nos interesa.

    En resumidas cuentas, Portugal no tiene ahora, como tampoco lo tuvo en su momento, demasiado peso específico ni razonamiento jurídico para reclamar Olivenza. Es más, quiso aprovechar el escenario diplomático multilateral del Congreso de Viena para plantear en él su reclamación. Era una oportunidad única: la reunión de las potencias vencedoras de Napoleón estaba presidida, justamente, por el principio de que las cosas, fronteras incluidas, debían volver a su anterior ser y estado, pero aquí surgen algunos problemas de fondo, y es que Olivenza no había sido una conquista francesa, sino española, y como hemos visto, la reacción del Emperador tras la firma del Tratado contra su hermano y su Ministros fue evidente. Otra constante es que España acudía a Viena como vencedora de Napoleón, no como aliada. España acudía a Viena para resarcirse de daños y pérdidas, no para desprenderse de territorios legítimamente adquiridos en los que no había habido participación militar francesa.

    La única potencia que hubiera podido apoyar en firme la reclamación portuguesa – Inglaterra – estaba precisamente interesada en que esta devolución nunca se llevase a cabo. La paz franco-británica de Amiens (octubre de 1801) había sancionado no solo la conquista española de Olivenza a Portugal, sino también la conquista inglesa de la isla de Trinidad a España. Revisar el estatuto fijado en Amiens por lo que se refería a Olivenza era abrir la puerta para que España exigiese a Inglaterra la devolución de la Trinidad. De manera que, por una de esas paradojas que depara la Política, España tuvo en el aliado por excelencia de Portugal la pérfida Albión, el mejor garante de la conservación de Olivenza.

    Por lo tanto, me tomo la libertad de opinar de que El cancionero popular no acierta cuando dictamina en una conocida tonadilla que “las muchachas de la Olivenza no son como las demás, porque son hijas de España y nietas de Portugal”, si no que más bien Olivenza, es hija de España, y, en todo caso, nieta si no de Castilla, bien de León, que en su momento fue lo mismo.
    Eso en lo que toca a este lado de la raya, en el otro una minoría irredentista ligeramente enloquecida mantiene encendida la llama de la reclamación pasándose por el arco del triunfo 200 años de historia, la voluntad de los oliventinos y hasta el sentido común. Comparan el caso de Gibraltar con el de Olivenza, sin percatarse de que el primero fue ocupado y el segundo cedido.

    http://navegandoenelrecuerdo.blogspot.com.es/

    • Carlos Eduardo da Cruz Luna Says:

      La História no es tan sencilla así. Castilla se habia aprovechado de Portugal, en 1267, que salia de una Guerra civil, para ucupar la orilla izquierda del Guadiana, com Ayamonte, Aroche, Aracena, y otras plazas. España ha firmado el texto del Congreso de Viena de Áustria de 1815, que daba razón a Portugal. En Uruguay, Portugal ha esperado el ejército español en 1820, que no ha llegado (estaba haciendo la Revolución en España) . Ese su texto no es suyo. Es cási, palabra por palabra, un texto de 1954, enviado a la Biblioteca y a el Município de Olivença. Tiene más de Político que de histórico,
      Y… lo que España ha hecho en Olivença? Lea el Diário de las Cortes españolas de 9 de Enero de 1837! Ahí está:

      RELATÓRIO DE LAS SESIONES DE CÓRTES (ESPANHOLAS), 9 de Enero de 1837
      (texto integral)

      (Páginas 72, 73, 74, 75)

      (…)

      Pasándose al orden del dia se puso a discusion el dictamen que sigue:

      «La simple lectura de las dos reales órdenes, que en el número 2.º acompaña en copia el ayuntamiento de Olivenza, convence á juicio de las comisiones de que este espediente no se halla en estado de poderse resolver con acierto.De la primera de las dos citadas reales órdenes resulta, que las cortes, al tratar de los arbitrios de la plaza de Cádiz, decretaron en 7 de noviembre de 1820, que tanto en dicha plaza como en todas las demas, en que los hubiese asignados para el ramo de fortificacion, continuasen exigiendose hasra junio de 1821, que era cuando finalizaba entonces el año económico; y aunque puede inferirse de los términos en que este acuerdo de las cortes se halla estendido, que desde 1.º de julio del propio año deberia cesar el cobro de los referidos arbitrios, no es tan esplícita esta determinacion que deba aplicarse en general; pues bien claramente se deduce que las mismas cortes creyeron que algunos arbítrios podrian quedar subsistentes, cuando tuvieron por conveniente prevenir al gobierno, como con efecto lo previnieron, que oyese á los ayntamientos y diputaciones provinciales para ver si podían o debian continuar algunos de dichos arbitrios, y dictar acerca del asunto una medida general.

      “La segunda real orden que cita el ayuntamiento, su fecha 22 de julio de 1821, es relativa tan solamente a que no debia exigirse á Olivenza la tercera parte de los rendimientos de la tercera de sus propios; fundandose el ministerio de la guerra, que fué el que hizo esta declaracion, en que asi estaba decretado por las cortes.

      “Tal vez estas, cuando se espedió por guerra dicha real orden, habian ya dictado la medida genral que indicaron en su acuerdo de 7 de noviembre de 1820; pues no parece suficiente este solo acuerdo para que el gobierno por si hiciese semejante aclaracion, sin que el congreso hubiese decretado antes, si en Olivenza debian ó no quedar subsistentes algunos arbitrios.

      “Pero bien sea que las cortes hubiesen ó no dictado la espresada medida general; y aun en el supuesto de que no fuese necesario tener á la vista tanto el espediente relativo á Cadiz, que produjo la resolucion de las cortes de 7 de noviembre de 1820, como el que se formó en el ministerio de la guerra y produjo la real orden de 30 de julio de 1831 para Olivenza; aun así nunca pueden considerarse como datos suficientes para resolver las dos reales órdenes, cuyas copias acompaña el ayuntamiento, porque este no se limita ahora en su instancia a que no se le exija la tercera parte del producto de sus propios, que es lo único en la resolucion de 30 de julio de 1821, sino que pide ademas la exencion del pago de los cuatro arbitrios que espresa la nota que incluye, señalada con el núm 1.º, siendo asi que las mismas cortes de 1820 creyeron que podrian quedar subsistentes algunos arbitrios.

      “Por todas estas consideraciones, y teniendo presente ademas que otras varias plazas, y señaladamente Cádiz, vendrian con reclamaciones semejantes, para cuya resolucion es indispensable contar con las noticias y conocimientos que solo pueden facilitarse por el gobierno; las comisiones son de opinion que este espediente se pase al mismo gobierno, para que oyendo a la diputacion provincial, y dándole toda la necesaria instruccion, proponga á las cortes lo que crea mas conveniente. Madrid, 27 de diciembre de 1836.-Miguel Calderon de la Barca (1).-Francisco Lujan.-Joaquin Perez de Arrieta.-Pedro de Ortega.-JUan Lasaña.»

      El señor “Gonzalez”(don Antonio): Mucho siento, señores, oponerme al dictamen de la comision que se acaba de leer. Si esta no le hubiera estendido en los términos en que lo ha hecho eludiendo su resolucion, y si hubiera limitado á pedir todos los antecedentes para ilustrar la cuestion, no me hubiera opuesto a él. Pero cuando se trata, señores, de los abusos que se cometen en un pueblo de España; cuando se trata de exacciones onerosas é injustas; es dificil guardar silencio y no combatir el dictamen de la comision, que indirectamente protege estes abusos.

      Si la comision hubiera conocido la situacion en que se halla la villa de Olivenza, y los males que ha esperimentado desde que fue tomada en el año de 1801; creo que en lugar de eludir esta cuestion y de remitir la esposicion al gobierno, hubiera dado un dictámen por el cual desaparecieran todas las cargas que pesan sobre aquel pueblo, y que lo han reducido en el dia á la miseria mas espantosa.

      Las córtes me permitirán que ligeramente manifieste que cuando la plaza de Olivenza en 1801 fue entregada por capitulacion y perteneció al gobierno español se hallaba en un estado tal de prosperidad que podia asegurarse era la mas rica de toda la Estremadura.

      Cuando pasó a componer una parte de esta provincia se estableció en la capitulacion que serian respectadas todas las propiedades de sus habitantes, y que tendrian todas las garantías y proteccion que el gobierno dispensaba á los demas pueblos de la nacion; y la comision, sin tener presente esta capitulacion, que es una ley ue el gobierno debe observar indudablemente; sin conocerque en el dia aquel pueblo se halla reducido á escombros y ruinas; sin conocer que las contribuciones que se le impusieron en su prosperidad son las que paga en el dia y la han conducido á la ruina; opina que se eluda esta cuestion: que se remita el espediente al gobierno; y que la villa de Olivenza siga tan oprimida como lo ha sido hasta aqui.

      ¿De que se trata, señores, en la solicitud que dirije el ayuntamiento de Olivenza? Se trata de que supriman cinco contribuciones injustas : cinco contribuciones especiales que paga Olivenza ademas de las que satisface como los otros pueblos de la provincia de Estremadura

      Si yo hubiera de consultar el espíritu que an manifestado ya las córtes en las discusiones anteriores, promovidas especialmente por la diputacion provincial de Avila para estabelecer un arbitrio con objeto de vestir á la milicia movilizada; no dudaria un momento que se hallaban en el caso de desechar el dictamen de la comision, y mandar que volviera á la misma para que instruyese este espediente, que no ha tenido por conveniente hacerlo.

      El pueblo de Olivenza, pues paga cinco contribuciones especiales; yo hablaré de la naturaleza é índole de ellas, y el congreso conocerá la injusticia con que se grava á aquellos habitantes, exigiendoles hoy las mismas que cuando se hallaban en la prosperidad, habiendo sido efectivas á favor del tesoro público para atender á las necesidades del estado.

      La comision dice que no hallandose el espediente suficientemente instruido debe pasar al gobierno, para que oyendo á la diputacion provincial proponga lo que crea mas conveniente y justo. Esto, señores, es lo mismo que decir :”pase al gobierno para que se sepulte alli; para que las diputaciones nunca den estos informes, y para que la villa de Olivenza continue pagando contribuiciones onerosas que pesan exclusivamente sobre ella.” La comision sin oir al gobierno, sin pedirle los antecedentes sobre esta materia que indudablemente tiene, dice que pase al gobierno; y mucho mas sencillo seria que despues de reunir todos estos antecedentes resolviese lo que creyera mas justo.

      La comision en su dictámen dice que la solicitud del ayunytamiento de Olivenza cita dos reales órdenes; la una motivada por una solicitud de la ciudad de Cádiz hecha en el año de 1820, con el objeto de que se la relevára de los impuestos que gravitaban sobre aquellos habitantes para atender á la fortificacion de la plaza; y las cortes en vista de ella resolvieran que en los presupuestos del año seguiente se tuviera presente esto para colocarlo en el artículo de fortificaciones. La plaza de Olivenza, habiendo promovida igual solicitud en vista de esta resolucion, odtuvo del ministerio de la guerra que la tercera parte de sus propios afecta á la fortificacion de aquella plaza no se pagase, respecto de comprenderse este ramo en el presupuesto respectivo.

      La comision de hecho confiesa que hubo esta real orden, aunque desconoce el origen. Esto es bien claro. Si las cortes habian dicho en el año anterior que se tuvieran presentes estos gastos en el presupuesto del año seguiente, hé aqui aqui en lo que se apoyaba la plaza de Olivenza para que se la exonerase del pago de la tercera parte de sus propios. Sin embargo de esto la comision rehuye dar la direccion conveniente á este asunto, y dice, no obstante lo que se mandó entonces: «continúe pagando y pase al gobierno.» Esto no es justo: si la comision lo confiesa; si en este punto está ilustrada la cuestión; si hubo esa resolucion de las cortes, y en cumplimiento de ella se le exoneró á la villa de Olivenza del pago de la tercera parte de sus propios; ¿por qué no opina que dicha villa quede relevada del pago que se la ha impuesto? Si la comision hubiera dicho que no tenia bastantes antecedentes y datos para resolver, yo todavía la disculparia, aunque siempre insistiria en que los pidiese al gobierno para instruir el espediente; pero decir la comision que subsistan unas contribuiciones que se habia mandado anteriormente que no se exigiesen, confesando al propio tiempo que habia esta resolucion, es una cosa que no se puede comprender; y permítanme los señores de la comision, cuyo juicio respeto, que califique de injusto su dictamen.

      Pero, señores, he dicho antes que me haria cargo ligeramente de la índole y naturaleza de esta clase de impuestos que pesan sobre la plaza de Olivenza. La tercera parte de los propios de Olivenza es el impuesto que se aplica á la fortificacion de la misma plaza.

      Las cortes acaso no sabrán bien que es una plaza inútil: que se ha tomado cuantas veces se ha querido; que es una plaza que no sirve de nada mas que para arruinar á sus habitantes; una plaza que ha servido de pretesto para quebrantar las capitulaciones con el gefe dependiente del reino de Portugal el año de 1801;y su fortificacion que no ha servido mas que para destruir el gérmen de prosperidad y de riqueza que tenia esta poblacion. En el año pasado de 1835 á pesar de las garantías que establecen las capitulaciones de 1801 de que he hablado, para que las famílias de Olivenza fuesen protejidos como los demás españoles, se ha cometido el atentado escandaloso de destruir las propiedades inmedatas ála población, propiedades magníficas de mucho valor, arruinando á sus dueños. Esto se ha hecho creyendose el gobernador autorizado por el reglamento formado por el gobierno en la época calamitosa del despotismo; de manera, que propiedades que habian sido respetadas en tiempo de los franceses cuando sitiaron aquella plaza, y cuando la ocuparan, no(?) lo han sido cuando no ha habido níngun género de peligro. Para esto sirve la plaza de Olivenza que no se puede defender de níngun género de enimigos.

      Pero no es esta sola la contribuicion que tiene Olivenza. Otra es la de “real de agua” que consiste en un impuesto de 20 mrs. sobre cada arroba de carne; de 29 mrs. sobre cada arroba de vino y de otra cantidad de mrs sobre el pescado, que son los artículos de mayor consumo. Esta contribuición está afectada también á la fortificacion de Olivenza; por manera que si por las cortes creyeron justo que no aplicasen la tercera parte de propios, con mas razon les hubieran relevado de este tributo que pesa sobre todos los habitantes; y ainque entonces no hubo resolucion sobre dicho tributo, ahora lo solicita el ayuntamiento pidiendo que se le releve de él igualando aquella villa con los demás pueblos.

      Hay otro arbitrio que es el tercero que se llama del “puente”, el cual está aplicado a uno que hay construido sobre el Guadiana en el camino de Olivenza a Helvas en Portugal. Nada hablaré sobre este porque redunda en beneficio comun; y yo respeto mocho todo lo que es conveniente á la prosperidad de las poblaciones. De este modo doy una prueba á la comision de mi imparciabilidad.

      Hay otro tributo, señores, que se llama “el á dos médicos”; tributo del cual podian y debieran quedar relevados todos los habitantes de aquella villa, si los própios no estuvieran afectos á pagar otras obligaciones que ascienden a cantidades exorbitantes. Esta contribuición sin embargo, señores, no por eso deja de ser injustísima, porque ningun pueblo debe contribuir con un tributo especial para este pago cuando tiene bienes comunes sobre que debe pesar.

      El 5.º tributo, y sobre este llamo muy particularmente la atención de las cortes y de la misma comision; el 5.º tributo, señores, que como los cuatro anteriores procede de la época en que Olivenza pertenecía a Portugal, está destinado a la construccion y reedificacion de la iglesia de la Magdalena.

      En un pueblo que ha sido muy poblado, que ha sido rico, en donde sobran iglesias, y ha habido conventos, es lo más estraño que se pague una contribuicion semejante, y que esa á pesar de su origen y destino especial se quede hoy entre las manos de los indivíduos que lo administran y manejan. Pero sin embargo este es un tributo que se recauda y que consiste en diez mrs. sobre arrobas de carne, ocho sobre arroba de vino y otros sobre los pescados.

      Señores, ¿no seria una mengua que habendo recurrido el ayuntamiento de esta plaza á lascortes, se permitiera que a pretesto de reedificar una iglesia, se continuase pagando este tributo después de tantos otros como gravitan sobre aquellos infelices habitantes, que desde el estado opulento en que se vieron han venido á caer en la más espantosa miséria? Si las cortes conociesen la situacion particular de aquella poblacion; si tuvieran idea de lo que fué cuando se entregó á España por efecto de capitulación; si pudiesen comparar su decadente estado con el floreciente en que se encontraba entonces; no dudarian un momento en sacar la consecuencia de que una gran parte de su ruína proviene de estes gravámenes y contribuciones especiales.

      Por otra parte, señores, las cortes deben tener entendido, aunque sea hasta escandaloso el enunciarlo, que como todos estos fundos estan aplicados a la fortificacion, no hay con que pagar un solo maestro de escuela ni medio alguno para fomentar la instruccion.

      Ningun recurso les queda para eso, nada pueden hacer, y llega á tanto el estado de miséria en que se encuentra aquella población en cuanto a fondos, que no hay edificio destinado á casa consitorial ó de ayuntamiento.

      Por estas razones pués, creyendo yo que és necesario fomentar la enseñanza primaria y todo lo que pertenezca á la instruccion de la juventud de aquella mal llamada plaza; que es indispensable pagar escuelas que no tiene, y que á esto se puede subvenir; entiendo que los bienes de propios, que hoy estan aplicados á la fortificacion, deberian invertirse en proporcionar á aquellos vecinos escuelas para la educacion de sus hijos; y deste modo sacaríamos á Olivenza del estado escepcional e injusto en que está con respecto á los demas pueblos de Estremadura y de la España entera. Yo suplico prtanto a la comision que tenga la bondad de retirar este dictamen, para que en su seno se instrua el espediente como corresponde, á fin de dar un informe tan luminoso y completo como exije el asunto. De lo contratrio, si insiste en su dictamen, yo me veré en la necesidad de contrariarle con mi voto, sin embargo de la deferencia y amistad que tengo hacia la mayor parte de sus individuos.

      El señor Lujan: Sensible me es, señores, verme en la necesidad de decir á mi amigo el señor Gonzalez, que con la mejor buena fe, y con los mejores deseos, ha estraviado la cuestion hasta tal punto, que la ha sacado de su verdadero terreno, desconociendo el único punto de vista que debe tenerse presente, y del que han partido las comisiones de guerra y diputaciones provinciales para dar su dictamen. Estas han visto una solicitud dirigida al congreso pr el ayuntamiento de Olivenza, único documento que forma el espediente, y que ha motivado su dictamen. A esta solicitud tan solo se acompaña una relacion de los artículos que forman las contribuciones en cuestion, y una copia de la real orden citada por el señor Gonzalez.

      En esta cuestion se deben considerar como partes litigantes, una el ayuntamiento que pide se le relieve de certas cargas, y otra la parte del gobierno, pues aunque el señor Gonzalez se ha desentendido hasta cierto punto de esta consideracion, diciebdo que no debe considerarse á Olivenza como plaza, cortando de un golpe este nudo gordiano; con todo nosotros no podemos prescindir de que es una de las que forman nuestra línea de defesa con el Portugal, y que por lo mismo es indispensable oir á la otra parte que es el gobierno. Este es el órgano por donde nosotros deberemos saber si estamos en el caso de desatender la fortificacion de Olivenza, por ser una plaza inútil y indefendible.

      Ahora bien, señores, con solo una representacion de un ayuntamiento interesado, sin mas antecedentes, datos y pruebas, ¿deberia la comision haber propuesto otra cosa? ¿ Se hallaba este espediente sufucientemente instruido? De ninguna manera, y no quedaba a la comision otro partido que el de proponer, como lo hace, que pase este asunto a el gobierno, á fin de que oyendo a la diputacion provincial, y reuniendo cuantos antecedentes esten á su alcance, vuelva este espediente instruido cual corresponde álas comisiones, y estas puedan dar con el debido conocimiento su dictamen. ¿ Correspondia acaso á las comisiones el entenderse directamente ni con el ayuntamiento de Olivenza, ni con la diputacion de la provincia de Badajoz?

      Véase pues cómo el señor Gonzalez ha estraviado, segun indiqué al principio, la cuestion; pues ni a las comisiones les es dado el instruir por sí el espediente, ni el adquirir noticias directamente. No teniendo pues la comision la instruccion suficiente, ¿qué habia de hacer en este caso? Lo que ha hecho, que es que se formalice este espediente por el gobierno: que este sea quien oiga á la diputacion provincial, y luego que conceptúe aquel completo lo remita, y entonces y solo entonces será cuando las comisiones puedan dar un dictamen definitivo.

      He dicho el señor Gonzalez, que las comisiones dan uno para que este espediente venga á quedar sepultado en poder del gobierno: señor, á mí me parece que esto es llevar demasiado adelante la oposicion. El objecto de la comision no ha sido otro que el de que se instruya el espediente, y en este yo creo que el gobierno tenga tanto interés como el que mas y es hacerle á la verdad bien poco favor el anunciar que el devolverlo es lo mismo que el de que se sepulte en un eterno olvido.

      Ademas ha dicho S.S. ¿por qué las comisiones no han declarado que la villa de Olivenza estaba exenta del pago de la 3.ª parte de sus propios para la fortificacion? Es preciso, señores, tener presente que la peticion del ayuntamiento de Olivenza no se limita á pedir esta exencion sola, sino la de todas las demas contribuiciones, del real de agua, del real de puente y de la asignacion para el médico y de la consignada a la reedificacion de la iglesia de la Magdalena.

      Si la villa de Olivenza queria remediar todos estos males,¿por que no ha acudido por el conducto (?) de la diputacion provincial, autoridad tutelar instituida para remediar abusos perjudiciales á los pueblos?¿Será conveniente, razonable y propio de la madura circunspeccion de las cortes, que sin una certificacion, pruebas de ninguna especie, ni un documento justificativo, se pase por lo que se pide, y se proceda a la supresion? No conteso á S.S. sobre lo que ha dicho acerca de la aquisicion de las propiedades que estan fuera del radio de la plaza. Esta es una cuestion que puede interesar á los vecinos de ella, y de que deberá responder el gobernador de la misma; pero la comision nada tiene que ver en esto, ni en si se han guardado por el gobierno las formalidades y prevenciones de la última ley sancionada sobre espropiacion.

      Ultimamente su señoria ha apoyado el dictamen de la comision, porque no podia menos de hacerlo en su ilustracion y justicia.

      Por todo lo cual yo suplico á los señores diputados, que penetrados de la necesidad que hay de oir antes el gobierno, accedan á lo que propone la comision, acerca de que este espediente pase al gobierno, á fin de que oiga sobre el particular á la junta general de fortificaciones, y reunidos cuantos datos eren necesarios para el acierto, devuelva este espediente á las cortes para la definitiva resolucion.

      El señor “Gonzalez (Don Antonio): Yo siento muchísimo que el señor Lujan haya calificado mi discurso con tanta acritud. Yo me guardaré bién calificar el de S.S .de la misma manera ; pero sin embargo diré á S.S. que el paso que ha manifestado que me he estraviado en la cuestion, ha venido á colocarse en el mismo terreno, porque uno de mis argumentos contra el dictámen de la comision ha sido el que esta no haya instruido el espediente, como debia hacerlo antes de informar á las cortes. La comision ha debido, en uso de la autorizacion general que tienen todas las del congreso, pedir al gobierno los antecedentes, y cuantos datos este pudiese presentar y fuesen suficientes para ilustrar á las cortes.

      Tambien ha cometido S.S. la equivocacion de decir qupasaba al gobiernoe yo habia juzgado ligeramente ó avanzado demasiado, cuando habia dicho que si este espediente pasaba al gobierno, se sepultaria en él. Cuando he sentado esto lo he hecho con mucha madurez y con conocimiento de causa, y no porque mi idea sea culpar en lo mas mínimo al gobierno, sino porque conozcoue en las gravisimas ocupaciones que le rodean, no será difícil que deje a un lado, ú olvide un asunto, que no es de un interés general para la nacion.

      El señor “Lujan”: El hecho que tengo que rectificar es muy sencillo. S.S. dice que la comision debia haber instruido el expediente. Cabalmente es eso lo que la comision propone, que se instruya el espediente, para que las cortes resuelvan despues de instruido.

      El señor “Gonzalez Alonso”: Una verdad resulta del debate que hasta aqui ha girado sobre el dictamen de la comision, y es que está suspendiendo el dar su parecer en razon de las pretensiones del ayuntamiento: quiee perpetuar el único monumento militar que dejó cierto generalísimo [Godoy]; pues no sé cómo puede contestarse a las reflexiones que ha hecho mi digno paisano y compañero el señor don Antonio Gonzalez.

      El señor Lujan se ha contestado á sí mismo, porque no hay comision que no tenga faculdad para paar un oficio á los señores secretarios de las córtes diciendo:necesito del gobierno tales y cuales documentos; pero pocas habrá que quieran desprenderse asi del espediente; y estas la verdadera impugnacion que ha hecho el señor Gonzalez.

      Aun hay mas. Estamos empeñados en desperdiciar todas las ocasiones que se nos presentan para tocar ciertas llagas, y en decir: “quede para mañana: tiempo hay”; y yo quisiera que siempre que llegase una de estas ocasiones se aprovechara. Los señores de la comision no pueden menos de estar penetrados, como yo lo estoy, de que los propios de los pueblos son un ente de razon, y que al mismo tiempo gravitan sobre ellos muchas necesidades y urgencias, que debieran ser atendidos por otros fondos. ¿Cuando ha de llegar el caso de que deje de haber este ente de razon? ¿cuando se ha de aplicar perfecta justicia a los acreedores(?) de los propios, cuyos bienes solo han sido pasto de regidores perpétuos, del consejo de Castilla, de direcciones, de oficinas inmensas, que para nada sirve, sino para entorpecer? ¿Acaso los fondos de propios se han hecho para fortificar pueblos? En este estado se hallan los propios, ¿y ha de estar tan fria la comision que no conozca que es necesario poner la mano en esta herida? Pido pues que vuelva el dictamen a la comision para que le instruya valiendose de los Sres. secretarios de las cortes, y le presente á estas en estado de resolucion.

      El señor “Calderon de la Barca [1]:No entraré á contestar á todas las especies que ha vertido el señor Gonzalez Alonso, aunque debiera hacerlo respecto á algunas, porque S.S. ha hecho una injuria va las comisiones, las cuales no tienen de conservar monumentos de victorias de generales que nunca fueron de su aprobacion.

      S.S. ha estraviado la cuestion lo mismo que el señor D. Antonio Gonzalez, y se ha empeñado en que la comision debe instruir el espediente. ¿Me dirá S.S. si se habran de entender las comisiones con la diputacion provincial de Badajoz, con la direccion general de ingenieros, con el ayuntamiento de Olivenza y con todos los demas que tengan que ver en este asunto? Lo único que tenemos aqui es el memorial de un particular que solicita una cosa, y la comision no se ha creido con el talento necesario para resolver por esa simple peticion, sin oir á nadie.

      Es preciso no olvidar que no se trata solo de quitar solo esa tercera parte de los fondos de propios destinada á la fortificacion, sino que el ayuntamiento pide que se supriman otros impuestos que gravitan sobre los mismos fondos; y es preciso oir a la diputacion provincial que está encargada de proponer los medios con que se han de cubrir las atenciones de los pueblos. ¿No es mas sencillo que entenderse con todas las autoridades, decir: «pase al gobierno para que instruya el espediente, é instruido que sea lo devuelva á las cortes para que determinen?» Me parece que esto es lo mas jusicioso; y solo un deseo de impugnar, separándose de la cuestion, puede haber movido a los señores preopinantes.

      Por lo demas, repito que sin que me conste oficialmente, y por los medios que la ley determina, si las solicitudes de los ayuntamientos son ó no justas, jamas me atreveré a resolver sobre ellas. En esta inteligencia, espero que las cortes se serviran aprobar el dictamen de la comision, para que se instruya este espediente como es debido, sin que las comisiones tengan que entenderse directamente con nadie.

      El señor “Gomez Becerra”: Señores, puntualmente el día que fueran a Olivenza los Srs. Reyes D. Carlos IV y su esposa, fui yo también á aquela plaza. La vi y me llené de placer. Creí que habíamos hecho una adquisición de mucha inportancia. Era sin disputa el pueblo más hermoso que había en toda la provincia de Extremadura. Todo en ella anunciaba la abundancia, la riqueza y la prosperidad. Volvi a los seis años, en el de 1807, y ya no conocí a Olivenza. Ya en aquel corto período de tiempo había perdido en nuestras manos toda la hermosura que tenía. Y por qué? Porque quando el Gobierno espanõl debía haberse esmerado en proteger aquella población,y procurado todos los medios imaginables para conquistar el ánimo de los portugueses, que era lo que necesitaba, parece que trató solo de que fuese considerado como un pueblo de conquista. Envió empleados ineptos que no pensaron más que en hacer negocio, como efectivamente lo hicieron, lo mismo que podrían haberle hecho en las Indias sin pasar agua.
      Esta fue la causa de que los habitantes de Olivenza estuvieran siempre esperando como no sé si lo están ahora, su restituición al Gobierno de Portugal, la venida del Rey D. Sebastian. Además, he mandado en lo político en dos diferentes épocas a aquella provincia, y tengo conocimientos especiales de lo que há pasado en Olivenza.

      He visto que sus habitantes nos tratan como “castellanos” que es el nombre que dan a los espanõles como una marca de odio y rivalidad; y además de que esto consiste en cosas que todos conocemos, se fundan también en que habiendo hecho la injusticia, á Olivenza de conservarle todas las cargas que tenían impuestas por el Gobierno portugués, se le han hecho sufrir todos los abusos que sufren los pueblos españoles; uno de estos es obligarlos al pago de contribuciones que no pagan los demás pueblos de la monarquía. Tenemos que el ayuntamiento de Olivenza reclama que se les releve de ciertas de ciertas contribuiciones perjudiciales á la prosperidad de aquella poblacion.que tiene el espediente Yo no puedo desconocer la falta de instruccion . No entro en la cuestion de sí la comosion tiene medios para suplir esta falta. La comision ciertamente, tenia el de pedir las noticias que creyese necesarias al gobierno, por medio de los señores secretarios de las cortes: es articulo espreso de reglamento. Pero aqui hay un punto que resalta sobre manera, que no necesita de instruccion alguna; ¿ por qué pues no ha de resolverse en el momento? En los otros gravámenes particulares como el del médico exigirse alguna averiguacion por la que constase cual es su objecto ; si pudieran resultar daños en su supresion, y del modo de suplirse; pero nada de esto es (?) aplicable a la contribuicion de la tercera parte líquida de los fondos de propios que podria el ayuntamiento de Olivenza.

      Este se halla sin escuela de primeras letras, porque sus fondos de propios no son suficientes para sustenerla despues de sacada la tercera parte líquida de ellos. En Olivenza se han destruido varios edificios y otras obras públicas que no se han podido reedificar; careciendo al presente de casa de municipalidad por falta de fondos. La inversion de esta tercera parte de los propios de Olivenza se exige con destino a la fortificacion. Este es un hecho, ue la comision no pone en duda; hecho que ya se examinó en la anterior época constitucional, y se dijo que no debia existir. Y seguramente ¿cómo ha de existir una contribuicion tan desigual y que tantos perjuicios lleva consigo? Yo no he visto los presupuestos que ha presentado el gobierno; pero sí vi los que presentó en las anteriores épocas, y sé que en ellos hay un artículo espreso para obras de fortificacion de plazas. Sé también que esto corresponde á un artículo del presupuesto general. Yo no sé que haya alguna plaza en (?) la nacion, en la que se imponga á sus habitantes la obligacion de mantener a su costa las fortificaciones. ¿Qué falta pues para decidir sobre esto?¿qué falta para que la comision pudiera proponer que cesase desde el momento esta contribuicion especial que no hay en ninguna parte?

      Seha dicho por la comision que es necesario instruir el espediente, oir á los inspectores, ´á las juntas de fortificacion general y de la plaza. Hé aqui la razon por ue me opongo á su dictámen; hé aqui el modo de que no se verifique jamas que Olivenza se vea libre de esta carga indebida; porque se dará tal giro al espediente que jamas llegará á verse instruido. Aqui no nos importa saber si la plaza de Olivenza debe permanecer fortificada ó no; sino si debe serlo á conta de la nacion como las demas plazas fuertes de ella. Por onsiguiente la comision deberia desde luego haber propuesto que se relevase de esta contribuicion á Olivenza. Y aunque por lo que acabo de decir no pertenezca directamente á la cuestion, no debo dejar de espresar un hecho, supuesto que ha debido influir en el ánimo de las cortes. Cuando eso proyecto del generalisimo [Godoy?] á que ha aludido el señor Gonzalez Alonso, se formaran tres columnas, una contra Yelves, otra contra Montemayor[talvez Campo Maior] y la tercera contra >Olivenza. Las dos primeras no pudieron resistir los defensores de ellaplazas hicieran resistencia, no asi Olivenza, que abrió sus puertas a nuestras tropas, porque no pudieron resistir los defensores de ella, y entregaron todos sus fuertes en pie y corrientes como han estado algunos años después; pero que ya se hallan en tal estado, que el nombre de plaza que se la da no sirve mas que para mantener empleado un gobernador y plana mayor, para sufrir las incomodidades que llevan consigo las poblaciones fortificadas y sacarla esta contribucion especial que no gravita sobre las demas.

      Pero vamos á otro hecho público. La Extremadura en la guerra de la independencia sufrió muchas invasiones por los ejércitos franceses. En ella se defendió la plaza de Badajoz.¿Y la de Olivenza se defendió alguna vez? ¿Se disparó en ella un tiro siquiera para defenderla de los franceses?¿Fué necesario formar paralelas para tomarla? Nada, en cuanto se presentaron los francesesm Olivenza se tomó . Desde el año 1801, que se agregá a España, jamas ha servido como una plaza fuerte, porque no es plaza ni puede serrlo. Está situada en una llanura, rodeada toda de colinas mas elevadas que ella; de modo que la hacen incapaz de resistir al que se acerque con intención de tomarla. ¿ Y las cortes han de permitir que los propios de esta poiblacion paguen la tercera parte de sus fondos para mantener una fortificacione, que el mismo gobierno no ha confesado cuando se trataba de restablecerla, que era imposible que se verificase? Esto se ouede resolver en el momento; sobre lo que la comision ha debido proponer su dictamen, sin perjuício de hacerlo respecto a lo demas solicitado por el ayuntamiento cuando el espediente esté completamente instruido. Mi opinion es que vuelva a la comision, y que por las razones que se han espuesto proponga por ahora que cese ese abuso como lo exige la justicia y la equidad.

      El señor “Infante”: Estraño ver como se ha complicado esta cuestión, siendo de suyo tan sencilla. El ayuntamiento de Olivenza se dirige á las cortes con un simple memorial, pediendo que se exima á aquella población de pagar tales y tales contribuciones, algunas de ellas afectas a conservar la fortificacionde la plaza. Hay que comprendidas contribuciones de muchas especies, y el gobierno para resolver este espediente habrá de verle en consejo de ministros, por que tendrán que entender en él el de la gobernacion, el de guerra y el de hacienda.

      La comision, sin entrar en la justicia ó injusticia de los impuestos, dice: vaya al gobierno, para que instruyendolo debidamente, vuelva á las cortes, y visto por las comisiones correspondientes, se pueda resolver con acierto.

      Como el señor Gonzalez, como el señor Gonzalez Alonso, como el señor Gomez Becerra, estoy convencido de la necesidad de fomentar y favorecer aquella poblacion; sé como sus señorias el estado de ruina á que ha venido, y la prosperidad en que estaba en otro tiempo, aunque no debe olvidarse que en tiempo de la dominacion portuguesa su prosperidad consistia en que era el foco del contrabando que se introducia en Estremadura, y habiendo ese desaparecido, ha desaparecido con él una de las causas de su prosperidad; sin embargo que tambien ha contribuido á ello el que ha sufrido muchos vejámenes; pero todo esto no es de la cuestion.

      Si se me perguntase a mí, en mi opinion particular, si debia abandonarse aquella plaza, diria que si. Pero las comisiones no podían opinar desde luego que dejara de pagarse una parte de los propios destinada al entretenimiento de esa misma fortificacion, porque seria lo mismo que abandonar la plaza; y ya ven las cortes cuan delicado seria esto, sobre todo tratandose de una plaza fronteriza.

      Ha padecido una equivocacion el señor Gomez Becerra, cuando ha dicho que ningun punto murado paga para el entretenimiento de su fortificacion; todos pagan, no para fortificar, que eso ya está hecho, sino para entretener esa fortificacion; que es á lo que estan destinados esos fondos de Olivenza. Tambien se equivoca S.S. en decir que no ha hecho ninguna defensa, porque la hizo en la guerra de la independencia, y aun está abierta la brecha que fué la que obligó á la plaza a entregarse, y hubo una capitulacion, firmada sobre la misma brecha.

      Pero no siendo de nada de esto la cuestión, no esquivandose las comisiones para tratarlo en su dia, y siendo mi opinion particular que un punto que no está artilado, que no es posible ponerle en estado de ser plaza ni aun de segundo orden, y que está tan próximo á Badajoz debe abandonarse; creo que las cortes conocerán que no podemos decidir sin oir al gobierno porque aun esta sea mi opinion particular podrá muy bien ser equivocada.

      Resulta pues que reducido el dictámen á que pase el espediente al gobierno para que lo instruya, no puede haber inconveniente en aprobarle; que acaso cuando vuelva instruido a la comision, estaremos de acuerdo los que ahora impugnan el dictamen y yo que lo defiendo.

      El señor “Gonzalez” (don Antonio): El señor CAlderon de la Barca ha dicho que las comisiones reunidas no estaban en el caso de instruir este espediente. Para contestar á S.S. y hacer ver que es obligacion precisa de las comisiones instruirle, asi como los demas que ocurran, pido que se lea el artículo 84 del reglamento (“se leyó”). He aqui que la comision podria pedir por medio de los secretrios de las cortes á los del despacho, todo lo que tenga por oportuno para la instruccion del espediente.

      El señor “Gomez Becerra”: El señor Infante no ha convenido en mi proposicion de que la villa de Olivenza no hizo defensa en la guerra de la independencia; sin embargo la proposicion es cierta. Allí no se disparó un tiro: allí no se hizo defensa ninguna; pero el gobernador militar debia cubrir su honor, y un lienzo de muralla, que creo que en términos facultativos se llama cortina, se hallaba en tierra y no se habia vuelto á levantar, y se figuró que esta cortina arruinada era una brecha sobre la cual se habia hecho la capitulacion: pero no hubo defensa.

      El señor “Calderon de la Barca”[1]: A pesar de lo que dice el reglamento, el señor Gonzalez ha olvidado mi duda reducida +a lo que acaba de manifestar el señor Infante. Este es un espediente de otro caracter; requiere una resolucion general, y no basta pedir noticias al gobierno. Ha dicho el señor Infante, y con razon, que este asunto deberá resolverse en consejo de ministros, porque se trata de los propios, y pertenece por este concepto al mimisterio de la gobernacion, al de guerra por la fortificacion, y al de hacienda porque se trata de contribuciones. Há aqui la razon por que se ha dado ese dictamen.

      Declarado discutido el punto, y que habia lugar á votar, quedó aprobado el dictámen. (…)

      ___________________________________________________

      [1]Hay una calle con este nombre en Olivenza…pero es el CALDERON DE LA BARCA del Teatro del siglo XVII, y no el diputado!!!

  64. João Lopes Says:

    Depois de ler tudo isto ,tiro uma conclusão:
    Olivença é território português, mas os oliventinos (muitos ou alguns deles descendentes de Portugal) não querem ser portugueses por isso pouco ou nada haverá a fazer!
    A ser feito devia te-lo sido à 200 anos atras! Agora penso que é muito tarde e devemos olhar para o futuro…

  65. Mário Says:

    Em termos gerais concordo. De fato o princípio da autodeterminação dos povos deixa pouca margem para qualquer outra solução…
    Claro que nos mapa feitos em Portugal (entidades estatais ou com concessão do estado português) poderá sempre não se representar a fronteira nesta região…até porque temos o rio Guadiana.

    No entanto nem isto tem sido feito…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: