La tragedia de Clipperton

La Isla Clipperton es un pequeño atolón coralino situado en el Océano Pacífico, a unos 1.300 kilómetros al suroeste de Acapulco, en la costa mexicana. Es un islote completamente aislado; la tierra emergida más cercana está a casi mil kilómetros de allí (se trata de la Isla Socorro). Con apenas 9 kilómetros cuadrados de superficie, incluyendo la laguna interior, es un pedazo de tierra sin apenas interés de ningún tipo, tampoco humano, porque está completamente deshabitada. La soberanía sobre el atolón la ostenta Francia, formando parte de las posesiones francesas de ultramar. Pero la isla no fue siempre francesa, y tampoco estuvo siempre deshabitada. Hace cien años fue escenario de una tragedia digna de cualquier drama shakesperiano. Esta es su historia.

Vista satelital de la isla

La isla fue descubierta a principios del siglo XVIII por John Clipperton, pirata y corsario inglés que se dedicó, entre otras cosas, a atacar posesiones y navíos españoles en nombre de su majestad británica. Si bien no existe evidencia documental, se afirma que utilizó la isla como base para sus expediciones de rapiña. La leyenda dice que enterró parte de sus ganancias en la isla (¡el tesoro del pirata!), algo que parece poco probable a estas alturas, pero dejémoslo ahí. En 1711 un par de barcos franceses llegaron al atolón y le dieron su nombre galo, la Isla de la Pasión. Algo raro tienen que tener los franceses para denominar así a una isla cuyo único atractivo era y es el guano. Dejémoslo ahí también. Durante el siglo XIX Estados Unidos, Francia y México se disputaron la soberanía sobre el minúsculo islote; finalmente en 1909 Francia y México llegaron a un acuerdo; se someterían al arbitraje de Victor Manuel III, a la sazón rey de Italia. El problema fue que la decisión tardó 22 años en llegar.

Localización de Clipperton en el Océano Pacífico. Su ZEE (Zona Económica Exclusiva) no se aplica en este caso, al carecer de habitantes, condición indispensable para disponer de dichos privilegios.

Previamente al acuerdo franco-mexicano el gobierno azteca había alcanzado un acuerdo con la Pacific Island Company para la explotación del guano de la isla. Era 1906, y Clipperton viviría unos brevísimos años de algo parecido a la prosperidad que culminarían en una horrible tragedia. La compañía británica, junto con el gobierno de Porfirio Díaz, procedió a la construcción de un asentamiento minero, con sus barracones, su pequeño ferrocarril, su faro y sus mineros italianos y chinos traidos de San Francisco. México también envió un pequeño destacamento militar, al mando del cual se encontró Ramón Arnaud, primer (y único) gobernador de Clipperton, título que ostentaría durante 10 años, entre 1906 y su muerte en 1916. Entre medias se casó con una tal Alicia Rovira, a la que se llevó a vivir a la Isla de la Pasión. Por más que sea una idílica isla del Pacífico, un atolón recubierto de mierda no es el mejor destino para una luna de miel, pero bueno.

Cocoteros en Clipperton. Tras los árboles se puede apreciar la laguna del atolón.

Entre 1906 y 1914 la población de la isla se mantuvo alrededor de los 100 habitantes entre mineros, ingenieros, militares y sus familias (mujeres y niños incluidos). En 1908 la Pacific Island Company cesó sus operaciones en la isla, al encontrarse en bancarrota, y al no poder dar salida al guano de Clipperton, de baja calidad. Quedaron pues los hombres del destacamento militar, para reafirmar la soberanía mexicana en la isla, y mineros sin lugar a donde regresar ni nadie que les llevara. Los víveres y demás recursos, incluyendo el agua potable, llegaban cada dos meses con un barco procedente de Acapulco. Es fácil imaginar el acontecimiento que supondría, para una comunidad aislada más allá de lo normal, y de apenas cien personas, la llegada de un buque con todo lo necesario para seguir simplemente vivo. En 1910 se desató la Revolución Mexicana, de la que en Clipperton apenas se enteraron. Hasta enero de 1914, cuando el barco de Acapulco dejó de llegar. Fue hundido por los revolucionarios mexicanos frente a las costas de Mazatlan.

Poco después una goleta estadounidense encalló en el lugar. Ante las noticias que los marinos americanos trajeron de México tres oficiales se lanzaron en un bote hacia Acapulco, a donde llegaron semanas después; sin embargo, las nuevas autoridades mexicanas declinaron rescatar a un declarado partidario del régimen anterior. El escorbuto y el hambre se cebaron con los isleños. Para cuando la marina norteamericana envió un barco de rescate, en junio de 1915, quedaban apenas 24 personas en la isla, 14 hombres, seis mujeres y seis niños, que sobrevivían a base de leche de coco y pescado. Los americanos rescataron a su gente y ofrecieron a Arnaud el transporte hasta Acapulco para toda la guarnición, pero el capitán se negó. En su juventud fue enjuiciado y condenado por deserción, y quizás temió ser acusado de nuevo de lo mismo. Esa decisión fue su sentencia de muerte. Suya y de casi todos los demás.

La playa de Clipperton. Debajo, Clipperton’s Rock, el punto más alto de la isla  (29 metros; la altitud media del terreno es de entre 1 y 3 metros en el resto del atolón)

Durante el siguiente año la mayoría de la población falleció de hambre y escorbuto. Es difícil imaginar las condiciones físicas y sobre todo mentales de la escasa población de la isla. Aislados, sin provisiones y sin esperanza, volviéndose locos a cada minuto. El Capitán Arnaud y cuatro hombres más murieron ahogados al hundirse la precaria balsa en la que pretendían alcanzar un barco que les rescatara. En 1917 en la isla quedaban un hombre (el farero), ocho mujeres y siete niños. El farero, un hombre llamado Victoriano Álvarez, terminó enloqueciendo (como ya habían hecho otros hombres en la isla antes que él), y tras proclamarse Rey de Clipperton procedió a embarcarse en una orgía de violaciones y asesinatos que acabó con la vida de cuatro mujeres. La quinta en la lista era la viuda de Arnaud; cuando comenzó a recibir las atenciones del farero sencillamente lo mató. Muy poco tiempo después un navío de guerra de EE.UU. pasó por la isla y recogió a los 11 supervivientes, cuatro mujeres y siente niños.

Los supervivientes de Clipperton, en 1917

En 1931 el rey Victor Manuel de Italia acató las órdenes de Mussolini y le otorgó la soberanía sobre la isla a Francia. México llevaba catorce años sin poner un pie allí, por lo que no hubo disputas, aunque en la actualidad aún se pueden escuchar voces reclamando la soberanía sobre el atolón. En 1934 la Isla de la Pasión fue borrada de la Constitución Mexicana. Francia reconstruyó el faro y mandó un pequeño destacamento militar a la isla, que fue desmantelado en 1944. La marina de EE.UU. la ocupó secretamente en 1945, y cuando acabó la II Guerra Mundial la volvió a abandonar. Desde entonces sólo breves expediciones científicas o de radioaficionados se acercan por allí. Jaques Costeau, el mítico investigador y divulgador marino, visitó la isla en 1978 junto con un superviviente para rodar un documental. Y algunos naúfragos han pasado allí dos o tres semanas hasta ser rescatados. Pero nada más. La Isla Clipperton fue engullida por el tiempo y el mar y olvidada por la Historia hasta que en 2005 la escritora colombiana Laura Restrepo publicó una novela sobre la isla. Quizás otro día les cuente, queridos lectores, qué tal está la novela.

Fuentes: 1,2,3,4,5,6,7,8

Agradecimientos a Ricardo, alias @rikydiablo85, por la sugerencia y el intercambio de correos.

Otras islas que puede que te gusten:

Pitcairn, la isla de la endogamia
San Martín, la isla dividida
Una isla llamada Navidad
Las Islas Salvajes, la disputa más larga
Las islas del fin del mundo y el Telón de Hielo

About these ads

Etiquetas: , , ,

40 comentarios to “La tragedia de Clipperton”

  1. La tragedia de Clipperton | Noticias - d2.com.es Says:

    [...] » noticia original [...]

  2. Mere Says:

    Coincidió la revolución mejicana, la aparición de fertilizantes artificiales, una menor circulación de barcos de vela que transportaban guano pasando por el Cabo de Hornos hasta Europa y esa gran dependencia de la Metrópoli… Hasta ahí, la debacle cobra sentido.

    Pero el hecho de que ¡3 naciones disputaran fervientemente por un islote, para luego ignorarlo por completo! Qué ironía… ¿no? Y es que con la caída del precio del guano, el atolón dejó de ser rentable y ya no interesaba a nadie.

    Diego, magnífico post. Saludos.

  3. jose luis madrid Says:

    Impresionante historia, yo siempre creía que la isla clipperton estaba más cerca de la polinesia o kiribati, y no tan cercana a Hispanoamérica. En el Golfo de México está la isla Bermeja, según medio mejicanos, esta isla ha sido “borrada” por EEUU (http://www.contralinea.com.mx/archivo/2005/julio/htm/lglobal/isla_bermeja.htm)

  4. Houser Says:

    Gran historia de aventuras. Es curioso que solo sobrevivieran mujeres y niños. ¿Somos los hombres más propensos a la locura? Voy a investigarlo.

    • Laura Says:

      “Como los cocos estaban reservados para las mujeres y los niños, Arnaud y sus hombres comenzaron a delirar y a desesperarse. En septiembre de 1915, Arnaud creyó haber visto un barco, ordenando a sus hombres (excepto al farero) abordar la lancha e intentar llegar a pedir ayuda, sin embargo, la lancha fue volcada por las olas, pereciendo todos ellos. El guardián del faro, Victoriano Álvarez resultó ser el único hombre que quedaba en la isla, junto con 15 mujeres y niños. Pronto, Álvarez se autoproclamó rey y comenzó una escalada de violaciones y asesinatos, antes de ser él mismo asesinado por una de sus víctimas, Tirza Rendón, con la ayuda de Alicia Rovira, la esposa del capitán Arnaud. El 18 de julio de 1917, casi inmediatamente después de la muerte de Álvarez, 4 mujeres y 7 niños, los últimos supervivientes, fueron rescatados por el USS Yorktown de la marina estadounidense, comandado por el capitán H. P. Perril.”

  5. Caskete Says:

    ¿El anterior comentario es obra de Houser de Houser & Houser?

  6. Ricardo Carranza Fernandez Says:

    Mis respetos Don DIego, perfecta investigación, gracias por el credito, pero es todo tuyo, el agradecimiento es mio hacia ti por tomar en cuenta mi sugerencia, espero que estemos en contacto y saludos a todos los lectores de Fronteras, felicidades

  7. M. Damián Says:

    Dato curioso del dato curioso, el hundimiento de Acapulco es considerado como la única batalla naval de la Revolución Mexicana, aunque ésta duró más de 10 años.

  8. M. Damián Says:

    Ah, también hay una novela llamada Isla de Bobos, de Ana García Bergua. ¡Saludos!

  9. Tucumano Says:

    Sumamente interesante.
    Me imagino la locura del farero sólo con ocho mujeres en una isla desierta, justamente llamada “de la pasión”… alguno de los rescatados debe ser hijo suyo.

    Leí una vez que en la jerga política francesa se toma el nombre de “Clipperton” (o “Ile de la Passion”) para referirse despectivamente a un activo inservible que se tiene y que insume algún costo mantenerlo (como un elefante blanco).

  10. Nicko Miszezun Says:

    La espera desde el artículo de las distopías, y la “decepción de las Cuatro Estaciones” valieron la pena. ¡Felicidades, Diego! ¡Y Ricardo!

  11. Ferrán Blasco Says:

    Hola Diego,
    MAgn´fica entrada, me ha gustado esa microhistoria que muestra tantas circunstancias universales, la locura, la política, la codicia, la soledad y finalmente el abandono. Una isla de mierda que se fue a la ídem.
    Saludos

  12. apofis05 Says:

    Que buenas historias

  13. Daniel. Says:

    La novela que comentas se puede descargar desde aqui:

    http://ssh.org.mx/sitio/wp-content/uploads/2010/07/LA_ISLA_DE_LA_PASION_Laura_Restrepo.pdf

  14. itiluth Says:

    Eso de “Gobierno Azteca” es demasiado impreciso, podría llamarlos a todos los españoles moros, digo… tienen descendientes moriscos. O podrían llamarnos a los mexicanos “españoles” porque también somos descendientes de ustedes. Qué les parece mejor “Gobierno Hispano-Azteca”… no… MEXICANO!

  15. martincafe Says:

    Lo sucedido en Clipperton me recuerda a lo de Pitcairn, y la verdad da que pensar…y nada bueno.

  16. Sherlock Says:

    Buenísima historia, Sr. Diego. Todo esto me recuerda al chiste del tío que se tira a Claudia Schiffer en una isla desierta y no tiene a nadie a quien contárselo…

    • Pablo skwd Says:

      Dos náufragos consiguen llegar a una paradisíaca isla desierta: hombre y mujer. Al alcanzar la playa, el hombre se percata de que ella no es otra que la mismísima Claudia Schiffer.

      Pasan los días juntos y la pasión acaba surgiendo y desatándose en todo su apogeo. Tras varias semanas de deleite y placeres sublimes, un día Claudia encuentra al hombre cabizbajo y alicaído, falto de deseo, lo cual continúa persistiendo de forma prolonganda, llenándola de profunda preocupación.

      “Hablemos”, dice ella y, tras una larga conversación, él le dice que tiene que pedirle algo que quizá ella no esté dispuesta a hacer. Ella insiste y le promete que está dispuesta a hacer todo lo que él le pida, entonces él le pide que se vista de hombre. Ella le complace y en ese momento él, sonriente y mucho más animado, la agarra por los hombros y le dice: “Tío, no te lo vas a creer ¡¡¡¡Me estoy tirando a Claudia Schiffer!!!!”

  17. A diez mil kilómetros de casa y sin embargo en casa « Fronteras Says:

    [...] Fronteras « La tragedia de Clipperton [...]

  18. krollian Says:

    Otra situación histórica de poner los pelos de punta:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Isla_Tromelin

  19. A diez mil kilómetros de casa y sin embargo en casa « El otro blog de José Luis Says:

    [...] islas o territorios habitados, lo que descarta joyas como la Isla Bouvetnoruega o la francesa Clipperton. Tampoco he tenido en cuenta aquellos territorios habitados únicamente por investigadores o [...]

  20. luiscuLuis Says:

    Bonita historia, llena de situaciones que dan que pensar. Muchas gracias por compartirla.
    Otra historia que me fascina, ya desde niño, es la de la Isla Tabor o de María Teresa, que aparece en varias novelas de Jules Verne, http://en.wikipedia.org/wiki/Maria_Theresa_Reef

  21. Irving Says:

    Excelente aporte,felicidades por tu blog,
    Respecto al tema de isla de la pasion,quisiera agregar que incluso una pelicula mexicana de mediados del siglo pasado que trata el tema

    Otra cosa es que la isla fue y aun es codiciada por tres paises por su ubicacion estrategica ya que esta en el corredor de entrada hacia mexico y estados unidos de las embarcaciones asiaticas y sudamericanas que van rumbo a la costas del pacifico mexicanas y de estados unidos

    Asi que imaginense un radar militar ubicado en esa isla

    practicamente detectaria submarinos y embarcaciones hostiles a miles de kilometros de las costas de california

    Una ultima cosa,
    hace pocos años una televisora de mexico hizo varios reportajes sobre la isla y en esos reportajes se insinuo que mexico debia tomar posesion de ella,pues el laudo anterior habia sido tendencioso y francia la tenia abandonada y para mexico,por sus ubicacion le resultaba estrategica

  22. Reis Quarteu Says:

    Fantástico post! Es una historia verdaderamente increíble y fantástica. Me ha gustado muchísimo. Cuando empiezo a leer alguno de tus posts, no puedo dejarlo hasta que no lo lea completamente, incluso algunos de los links de Wikipedia que sueles ponder en tus textos. Enhorabuena / Parabéns! Espero que continúes a brindarnos con estos textos tan interesantes. Saludos cordiales desde Portugal! :-)

  23. Daniel. Says:

    Hay un grupo en Facebook reclamandolo como territorio mejicano.

    http://www.facebook.com/group.php?gid=64980356762&v=wall

    Saludos.

  24. Fiordam H. Foix Says:

    fue descubierta por magallanes y fue el quien la bautizo como la isla de la pasión.

  25. @FerBierzo Says:

    Buen artículo, sin embargo, me he leído la novela de Laura Restrepo y he de precisar que quien mata al farero Victoriano Álvarez no es Alicia Rovira, sino Tirsa Rendón, la mujer del teniente Cardona.
    La novela me ha puesto los pelos de punta en varias ocasiones, gracias por la recomendación.

  26. Paloma Garza Says:

    También existe el libro del recientemente fallecido Miguel Gonzalez Avelar (Ex Secretario de Educación Pública) “CLIPPERTON, ISLA MEXICANA”, en donde se transcribe el laudo del Arbitro -el rey de Italia- que la adjudica a Francia.
    (Porfirio Diaz se fué a vivir a dicho país) ???????

    La UNAM ha echo por lo menos una expedición, con otros paises, en plan de estudios.
    Aparte de la película, tengo tres documentales, todos apasionantes; el de Arango, el de Jaques Costeau y el de Ethienne.

    EL SENADO TIENE UNA COMISION PARA RECUPERARLA.

    En la Condesa hay un restaurante que se llama Clipperton

  27. Anita Says:

    No se si estare equivocada pero el nombre de la Isla de la Pasion la recibio de Magallanes….De todas formas desconocia la historia completa y creo que buscare la novela
    que narra su historia

  28. Sofía Says:

    Un gusto haber encontrado tu blog! Bien interesante, seguiré por aquí! Saludos y Bendiciones ;)

  29. Fran Says:

    Según la Wikipedia, Arnaud no murió asesinado por una de las muejeres, si no embarcado con sus soldados en un bote cuando vieron un buque.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ram%C3%B3n_Arnaud

  30. Paco Says:

    Después de conocer la isla de Clipperton a traves del libro de Laura Restrepo y dada la resolución de nuestra justicia. Me parece apropiado el lugar para mandar a Florence Cassez a pasar el resto de sus dias, finalmente es territorio Frances no creen?

  31. Edgar Roberto Says:

    No se como ?? un Pais como Francia que se dice ejemplo de Libertad .. Fraternidad e Igualdad nos quitara el derecho sobre la Isla… El Gobierno Mexicano debio Retomar su posesion cuando Francia se encontraba abatida y ocupada por Alemania durante la segunda Guerra ….

  32. Martin Rico Says:

    Francia guarda un profundo resentimiento a México, al menos eso parece, siempre buscan polemizar sobre cualquier asunto, parece que buscan una confrontación con México, y buscan pretextos, que si lo de Cassez, que si venden artículos arqueológicos que pertenecen a México a pesar de ser solicitado que no lo hagan, bueno parece aun traen clavada la espina del 5 de mayo, por que no encuentro otra explicación, esa isla terminara por reclamarla el océano pacifico dentro de poco. (calentamiento global)

  33. Martin Rico Says:

    por cierto excelente entrada felicito al dueño del blog…

  34. Óscar Says:

    Respecto a la publicación de la novela estás equivocado en la fecha. Laura Restrepo publicó por primera vez “La isla de la pasión” en 1989. El dato del 2005 corresponde a su segunda edición. Yo mismo leí el libro en 1990.

  35. Européens d’outre-mer | xeoRama Says:

    […] Clipperton, un pequeno atolón de 7km2 no suroeste das costas norteamericanas, tamén pertence á República Francesa, e ten unha historia moi sombría. […]

  36. Los esclavos olvidados de Tromelin | Fronteras Says:

    […] La tragedia de Clipperton Pitcairn, la isla de la endogamia A diez mil kilómetros de casa y sin embargo, en casa […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: