Los muros que aún permanecen en pie (y IV)

Si no lo has hecho todavía, puedes leer la primera, la segunda y la tercera parte de esta serie.

El Muro de la Tortilla (Estados Unidos-México)

Durante generaciones la frontera entre México y los Estados Unidos ha servido de puerta de entrada para los inmigrantes de Hispanoamérica, que han teñido estados como California o Nuevo México de color latino (esta es la frase más cursi que jamás se haya escrito en este blog). De un tiempo a esta parte EE.UU. ha venido endureciendo cada vez más su política sobre inmigración, otorgándole cada vez más financiación a las patrullas fronterizas. El muro de la Tortilla, llamado así jocosamente por los inmigrantes dado que “allí los fríen”, se extiende a lo largo de más de mil kilómetros de los tres mil y pico que mide la frontera entre México y Estados Unidos. Es un continuo desde el Pacífico en California hasta Yuma, en Arizona, y posteriormente existen varias secciones más en Texas. La altura de la barrera oscila entre los cuatro y los seis metros; en la mayor parte de su recorrido es una barrera metálica, y en la parte tejana también consiste en verjas de alambre.

Señal de tráfico advirtiendo a los conductores del peligro de que inmigrantes ilegales crucen la carretera, en San Diego. Es típica de las carreteras cercanas a la frontera en California. Debajo, la verja entre Nogales, Arizona (95% de hispanos), y Nogales, Sonora. EE.UU a la izquierda, México a la derecha. Más abajo, la barrera fronteriza entrando en el Océano Pacífico, entre San Diego y Tijuana (fuente).

Las opiniones sobre el Muro son diversas, los que están a favor aducen que cada país tiene perfecto derecho a proteger sus fronteras frente a la inmigración ilegal y que en los lugares donde se ha terminado su construcción la inmigración ilegal ha caido un 90%; sus detractores afirman que no sólo es carísimo (del orden de los 2.500 millones de dólares entre muro y personal fronterizo) y dañino para el medio ambiente, sino que además su única utilidad es que más inmigrantes mueran en el desierto, porque es rematadamente fácil de cruzar. Algunos políticos tejanos han criticado duramente la mera idea del muro. El alcalde de El Paso, una de las 20 ciudades más grandes de EE.UU. y que forma un continuo urbano con la mexicana Ciudad Juárez, afirmó que construir un muro en la ciudad sería como darles una bofetada a la gente que la levantó; más del 80% de la población del lugar es hispana. La expansión del muro se ha detenido por falta de voluntad política pero también de fondos.

Más info 1, 2, 3, 4, 5 Galerías de fotos 1, 2.

Arriba, triple verja en San Luis, California (fuente). Debajo, el muro en el desierto entre Yuma, Arizona, y Caléxico, California (fuente). Más abajo, un grupo de inmigrantes en el que se encuentra un niño de 10 años cruza ilegalmente la frontera entre México y EE.UU. (fuente).

Dos chicas, en su primer intento, alcanzan la cima de la verja en menos de 18 segundos.

Los muros de Sudáfrica (Sudáfrica-Mozambique-Zimbabue-Suazilandia)

La relativa prosperidad de Sudáfrica dentro del continente africano, unida a las guerras civiles y desgracias diversas que han padecido sus vecinos, han llevado a la aparición de un flujo migratorio incontenible desde los países limítrofes. La primera verja erigida por las autoridades sudafricanas en sus fronteras se situó en el Parque Nacional Kruger, en el límite con Mozambique, en 1977, ante la guerra civil que acababa de estallar en la ex colonia portuguesa. La valla fue electrificada en los años ochenta y cientos de personas fallecieron electrocutadas al intentar huir del hambre, la miseria y la violencia. Parte de la verja comenzó a ser desmantelada en 2005, pero para entonces otras dos habían sido levantadas en las fronteras con Suazilandia y Zimbabue, entre brotes de xenofobia contra los inmigrantes de estos países y de Mozambique. Más de cinco millones de Zimbabuenses están refugiados en Sudáfrica, y otros cincuenta mil entran cada mes. A la inmigración ilegal y al tráfico de seres humanos hay que añadirle el contrabando de todo tipo de bienes; las fronteras sudafricanas son un lugar peligroso.

Más info: 1, 2, 3, 4

Verja fronteriza entre Sudáfrica y Zimbabue (fuente). Debajo, la verja del Parque Nacional Kruger en el límite con Mozambique (fuente). Las dos fotos inferiores muestran las fronteras de Sudáfrica y Suazilandia y la de este país con Mozambique, también vallada. Las vistas son desde el trifinium (fuente). 

Las Líneas de Pacificación de Irlanda del Norte

El controvertido estatus político de Irlanda del Norte fue una herida sangrante a lo largo de todo el siglo XX, especialmente a partir de los años 60, cuando comenzó lo que los británicos denominaron, con esa fina ironía que les caracteriza, “The Troubles” (Los problemas). Estos problemas consistieron en treinta años de violencia sectaria, ataques con bomba y masacres de todo tipo, que dejaron más de tres mil quinentos muertos. La violencia intercomunal era especialmente grave en los lugares donde las comunidades enfrentadas se encontraban casi pared con pared. Tras los disturbios de 1969, y para evitar en la medida de lo posible la violencia sectaria entre católicos y protestantes (o entre unionistas y republicanos, que tanto da) se alzaron una serie de muros en ciudades como Belfast, Derry o Portadown, algunos de hasta cinco kilómetros de largo, conocidos como Peace Lines o Líneas de Pacificación. Estos muros, hechos de ladrillo u hormigón, se alzan hasta siete metros separando las dos comunidades. Existen puertas en algunos de ellos que permiten cruzar de un lado a otro, pero se cierran durante la noche. Tras los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 que pusieron fin a los “problemas” las líneas de pacificación no se han retirado; de hecho se han ampliado (la última fue construida en Belfast en 2008), y los debates sobre su desmantelamiento no apuntan a que esto pueda suceder en un futuro próximo. Mientras tanto se han convertido en un atractivo turísitico de las ciudades. Algo bueno tenían que tener.

Más info: 1,2,3.

Arriba, un muro de separación en Belfast (fuente). Debajo, vista de otro muro en Derry (fuente). Más abajo, el Alexandra Park, en Belfast, un parque dividido por un muro de tres kilómetros de largo (fuente). Hasta este año no había manera de pasar de un lado al otro del parque, pero el mes pasado se abrió una puerta entre ambas zonas del lugar.

El Muro Schengen (Unión Europea)

El tratado de Schengen, que entró en vigor en 1995, permite a cualquier persona dentro de los países adheridos moverse sin trabas por toda la zona de libre circulación. Una gran idea, que ahorra toneladas de papeleo y permite agilizar el comercio, pero que tiene su cara y su cruz. Hay una zona Schengen y una zona fuera de Schengen. Y mucha gente que quiere entrar. A lo largo de las fronteras exteriores de la Unión, de Ceuta y Melilla hasta Bielorrusia y Ucrania, se han levantado y se siguen alzando verjas de seguridad para intentar evitar la entrada de inmigrantes ilegales. En algunos puntos de la verja comunidades hermanas, separadas por apenas unos metros, han quedado a efectos prácticos en planetas distintos, lo que añade tragedia al asunto. De momento solo Letonia, Lituania y Eslovaquia, además de España, han cercado sus fronteras, pero Grecia ya ha anunciado que hará lo propio con su frontera con Turquía.

Más info: 1, 2.

En Fronteras ya se habló sobre este tema en El Muro Schengen y en las Ciudades Divididas de Velke Slemence.

Verja fronteriza entre Lituania y Bielorrusia (fuente). Debajo, una barrera entre Eslovaquia y Ucrania (fuente)

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “Los muros que aún permanecen en pie (y IV)”

  1. Los muros que aún permanecen en pie Says:

    [...] Los muros que aún permanecen en pie fronterasblog.wordpress.com/2011/10/11/los-muros-que-aun-…  por elbauldejosete hace nada [...]

  2. Los muros que aún permanecen en pie (y IV) | Noticias - d2.com.es Says:

    [...] » noticia original [...]

  3. Lafló Says:

    El muro de la playa me ha quedado Ko.

  4. PECE Says:

    Sólo un pequeño matiz. Ceuta y Melilla forman parte del acuerdo Schengen pero con peros (art. III del Acta Final)

  5. Nihil Says:

    triste realidad la del humano.

  6. Al otro lado de la verja son mucho más ricos: Las fronteras más desiguales del mundo « Fronteras Says:

    [...] muros que aún permanecen en pie (con una segunda, una tercera y hasta una cuarta parte). Muchos de esos muros están en fronteras aquí [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: