Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (I)

La Unión Soviética posee varios récords históricos difícilmente igualables. Durante más de cinco décadas fue no sólo el Estado más extenso del planeta, y con amplísima diferencia sobre el segundo, sino probablemente el más extenso de toda la Historia. La República Soviética de Rusia fue también, durante ese tiempo, y de lejos, la entidad subnacional más grande del mundo. Y la desintegración de la URSS supuso la aparición de más países que cualquier otro proceso de desmembración conocido. Hasta 15 nuevos países, Rusia aparte, nacieron entre 1990 y 1991. En ese territorio inmenso, que abarca tres océanos, dos continentes y veintidos millones de kilómetros cuadrados, la caída del sistema supuso también el abandono de ciudades enteras cuya existencia era debida únicamente al interés estratégico o militar del gobierno de Moscú. Otros lugares quedaron abandonados por guerras, desastres naturales y artificiales o, sencillamente, porque se murieron poco a poco. Por todo el territorio ex soviético, de Ucrania a Siberia y del Ártico al Mar Negro, docenas de ciudades y pueblos han quedado abandonados, a merced de los elementos y de la naturaleza, que se ceba con ellos. Prípiat, Kadykchan, Agdam, nombres de ciudades que en su día fueron el centro de la vida de miles de personas y hoy no son más que cáscaras. Pecios de un sistema insostenible, monumentos a la nostalgia, derrelictos repletos de historia, son muchos lugares que bien merecen una visita, aunque sea virtual.

La base soviética de Skrunda-1, en Letonia, abandonada en 1998 y vendida este mismo año por 2 millones de euros a un anónimo ruso en una subasta.

Prípiat, la tierra de los lobos.

En la madrugada del 26 de abril de 1986 el reactor número cuatro de la Central Nuclear de Chernóbil (actual Ucrania) volaba por los aires, matando a 31 personas en el acto, y provocando un incendio de proporciones colosales. Los niveles de radiación alcanzados inmediatamente después multiplicaban por varios cientos de miles las cifras consideradas seguras; en la ciudad de Prípiat, donde vivían la mayor parte de los trabajadores de la central y sus familias, la radiación alcanzó en menos de 24 horas niveles mil veces superiores a lo normal, por lo que se decidió que la ciudad fuera evacuada por completo. En aquel momento la ciudad tenía más de 40.000 habitantes.

Dos imágenes de Prípiat y sus alrededores, cortesía de Deviant_Man. Muchas más imágenes en el enlace.

Cientos de autobuses llegados desde Kiev y las repúblicas limítrofes trasladaron a la población a aldeas y pueblos cercanos, a casas de familiares en Kiev, o a cualquier parte  lejos del infierno nuclear. A la población se le dijo que el traslado sería temporal. Libros, fotos, recuerdos, muebles, posesiones, etc, fueron dejadas atrás, y allí permanecen casi un cuarto de siglo después. El ejército comenzó a disparar a los saqueadores cuando al cabo de una semana aparecieron  televisores radiactivos en las tiendas de electrodomésticos de Kiev. La población quedó desierta en unas horas; poco después se decretó una zona de alienación de diez kilómetros de radio alrededor de la central. Esta zona después se ampliaría hasta treinta kilómetros a la redonda. Más de ciento cincuenta mil personas fueron evacuadas de un área que ya abarcaba varios miles de kilómetros cuadrados de superficie. Cuando se fueron los liquidadores, lo que quedó fue la Zona de Alienación. Una zona restringida que se extiende sobre tres paises y en la que nadie, o casi nadie, se atreve a vivir, o siquiera a adentrarse.

Arriba, mapa de La Zona. El área clausurada afecta a tres países; el más perjudicado es Bielorrusia, que no concede permisos de acceso, al contrario que Ucrania. Bajo estas líneas, edificios abandonados en Prípiat (© Elena Filatova).

La central de Chernóbil se encuentra a apenas 14 kilómetros de la frontera con Bielorrusia, y fue este país quie se llevó la peor parte. Los vientos llevaron más del 60% del material radiactivo al territorio bielorruso, provocando la evacuación de decenas de pequeños pueblos y aldeas, cerrando varios miles de kilómetros cuadrados más a los seres humanos. Hoy aquello es uno de los desiertos más fantasmagóricos de la tierra. Casi un cuarto de siglo después la ciudad sigue atrapada en 1986; resulta sencillo encontrar periódicos, cartas o calendarios de la época. Deberes escolares y libros radiactivos se amontonan en las escuelas abandonadas, que han sido pasto de saqueadores y de la naturaleza. Un parque de atracciones, posiblemente el más horrendo y sobrecogedor de la Tierra, languidece a merced de los elementos, con los coches de choque convertidos en pequeños emisores de radiación y la noria oxidándose irremisiblemente. Nadie se acerca sin un contador Geiger a Prípiat. Y pocos se atreven a ir más allá.

Frontera entre Ucrania y Bielorrusia al norte de la central de Chernóbil. El cartel da la bienvenida a la RSS de Bielorrusia en los quince idiomas oficiales de la URSS (© Elena Filatova). Debajo, otra vista de la desolación fronteriza cercana a Prípiat (© reykh)

Más fotos:

El parque de atracciones de Prípiat. No me digan que no da miedo. La foto superior es de Russ_ell; la de abajo de Danny Boy. Ambas se pueden encontrar en el álbum del grupo de Flickr Road Chrenobyl-Pripyat, donde hay varios cientos de fotos más de La Zona.

El pueblo de Chernóbil, por sorprendente que parezca y pese a la prohibición, sigue habitado, Doscientas personas se atreven a residir allí, en mitad de La Zona. Al norte de Chernóbil y de Prípiat, en territorio bielorruso, se extiende un área cerrada mucho más grande que la zona ucraniana. Miles de hectáreas de bosque radiactivo completamente clausurado. En los mapas posteriores a la catástrofe la zona aparece como un enorme agujero, borrados los pueblos y las carreteras, todo rastro humano. Y sin embargo allí siguen. Carreteras por las que nunca pasa nadie, fronteras que nunca son cruzadas, pueblos invadidos por la vegetación. El mundo sin nosotros. En la frontera, la tierra no es de los seres humanos. Es de los lobos.

El vídeo es sencillamente impresionante. La música, todo sea dicho, ayuda lo suyo.

Fuentes: Hay literalmente cientos de ellas. En mi opinión la mejor es, de largo, Elena Filatova, una ucraniana que descubrió para la comunidad internetera la lóbrega ciudad de Prípiat hace ya seis años. Sus crónicas de viaje de 2003 a 2005 es, sencillamente, sobrecogedora.

Siendo Prípiat una de las ciudades fantasma más espectaculares de la Tierra, y existiendo excursiones organizadas desde Kiev para turistas ávidos de emociones fuertes, hay miles de fotos y vídeos por toda la red. Mis favoritos: Reactor 4, Flickr, Reykh, Deviant Man.

En Youtube también hay unas cuantas toneladas de vídeos sobre la ciudad, también en castellano. Mi favorito, a falta de verlos todos (no pienso hacerlo), es éste:

About these ads

Etiquetas: , , ,

44 comentarios to “Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (I)”

  1. Las ciudades fantasma de la Unión Soviética Says:

    [...] Las ciudades fantasma de la Unión Soviética fronterasblog.wordpress.com/2010/04/26/las-ciudades-fantasma…  por erlik hace 5 segundos [...]

  2. Globo Libero Says:

    Impresionante.
    Muy bueno

  3. Oswaldo Says:

    Cierto que hay muchas poblaciones en la hoy Rusia que están abandonadas, particularmente junto alas bases militares. Pero sigue siendo un país muy grande y falta mucho por colonizar ahí, me sorprende que siendo tan grande el territorio no se hubiera fraccionado en naciones antes siquiera de la llegada del socialismo.

    Por cierto, me gusta el detalle de citar a los autores de las fotos, muy buena nota.

  4. alfanje Says:

    Muy bueno. Precisamente voy a Kiev el mes que viene y ayer, viendo los vídeos de este periodista polaco se me quitaron del todo las ganas de ir a Pripiat y Chernóbil. http://www.podniesinski.pl/portal/?p=2252 . Aunque quizá el silencio del lugar dé menos miedo que esas bandas sonoras inquietantes ¿?

  5. andresrguez Says:

    Las ciudades de la URSS fueron construidas en su mayoría a correr, de forma insostenible simplemente para un recurso material que había en el lugar pero que en cuanto se agotó, adiós a la ciudad.

  6. Remo Says:

    El juego Call of Duty 4 recrea Pripyat a la perfección. la de partidas que me habré echado francotirando bajo la noria…

  7. koji Says:

    Hola, soy koji, hace un tiempo hice un pequeño reportaje con tu entrada de los puntos aislados…

    Esta vez he de decirte que me adelanté un poco a tu fantástica entrada.
    Hace un tiempo, hablando de lugares abandonados pasamos por Pripyat, Gunjankima en Japón y algún otro sitio curioso.

    Te paso el enlace por si quieres verlo (esta en catalán)

    Un abrazo

  8. Mr. Incognito Says:

    Estupendo artículo, excelente enfoque e impresionante documetación gráfica.-

  9. Joan Says:

    Sin duda alguna tiempo a atras se llevo una política nefasta. Ahi tenemos el caso de Chernobil, una tragedía de tremendas consecuencias.
    Sobre las fotos del artículo hay un refran que dice “una imágen vale que mil palabras”.

  10. Las ciudades fantasma de la Unión Soviética Says:

    [...] Las ciudades fantasma de la Unión Soviética fronterasblog.wordpress.com/2010/04/26/las-ciudades-fantasma…  por CarlosJG hace 4 segundos [...]

  11. Christian Macias Says:

    Dicen que la fauna se desarrolló muy bien con la falta de actividad humana en la zona de La Zona.
    Saludos.

  12. Ñbrevu Says:

    Joder, qué chulada. Si no fuera tan peligroso, molaría pasar allí unos meses merodeando entre los edificios vacíos en plan El Último Hombre Vivo.

    Menear sí, por supuesto.

  13. ferrari1 Says:

    super bueno elpost felicidades ya tt la direcion para q tengas muchas visitas

  14. Viperhoot Says:

    Uffa, demasiado impresionante!

  15. rraaffaaaa Says:

    Pace el pueblo “español” que sale en residen evil 4 XD Está interesante el tema este

  16. Administrador Says:

    Muy bueno felicidades

  17. carlokapuscinski Says:

    Interesantísimo artículo que confirma el fracaso de la ideología comunista que ha durado unos 75 años-afortunadamente- en la figura del mayor asesino de la historia y demás acólitos para desgracia del pueblo ruso. Ahora los precios de los pisos de las calles céntricas de Moscú son de los mas exclusivos del mundo en contraste con esas ciudades fantasma de tu increíble reportaje, gracias por abrirnos una vez mas los ojos!

    Leer el libro “Imperio” de R. Kapuscinski, ya me lo agradeceréis…

  18. Antuán Says:

    Muy interesante el post. Yo tuve mi primer “encuentro” con Prypiat en el Museo de Chernobyl de Kiev, muy recomendable, por cierto, igual que la ciudad, a la que llegamos digamos que por azar (no hace falta visado para España, al contrario que Rusia y Bielorrusia, al menos de momento).

    Muchas gracias, Diego

  19. Rosa Says:

    Realmente es espeluznante ver este tipo de imágenes. El paisaje es desolador…

  20. Miquel Says:

    Sobre que pasa a las ciudades cuando la gente deja de vivir en ellas recomindo este libro, hay tambien todo un capitulo dedicado a la zona de Chernobyl

    The World Without Us

    The World Without Us

    Comprar desde Amazon

  21. g0ethe Says:

    “40000 people used to live here…”

    Asi comienza el Call of Duty 4. No se la documentación que habrán tomado, pero la fase de la noria es exactamente igual que las fotos :D. Yo conocia Pripyat antes de jugar, y cuando llegué a ese punto me quedé medio idiota mirando alrededor :)

  22. Enlaces Recomendados de la Semana (Nº48) Says:

    [...] Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (I): "Por todo el territorio ex soviético, de Ucrania a Siberia y del Ártico al Mar Negro, docenas de ciudades y pueblos han quedado abandonados, a merced de los elementos y de la naturaleza, que se ceba con ellos. Prípiat, Kadykchan, Agdam, nombres de ciudades que en su día fueron el centro de la vida de miles de personas y hoy no son más que cáscaras. Pecios de un sistema insostenible, monumentos a la nostalgia, derrelictos repletos de historia, son muchos lugares que bien merecen una visita, aunque sea virtual." Uno de los mejores artículos de la semana, sin dudas.Freud acusado de charlatán en Francia: Como para incitar el debate, un artículo incendiario sobre el nuevo libro del filósofo francés Michel Onfray, quien asegura que "el psicoanálisis es comparable con una religión y su capacidad de curar a la gente semejante a la de la homeopatía." Zas. Plop. Sonic Bom!Los chimpancés sienten la muerte como los humanos: "Los chimpancés perciben la muerte de un modo muy similar a los humanos. Lo han revelado científicos británicos, que han observado los mimos de un grupo de primates a una vieja hembra moribunda y la desgarradora reacción de dos madres tras perder a sus bebés por una enfermedad respiratoria. Los dos estudios, que ofrecen una distinta visión del comportamiento de los chimpancés ante la muerte, aparecen publicados en la revista científica Current Biology." (Extracto)GALERIAS: ¡Volvieron las galerías! Hay de todo: Una fantástica galería de arte conceptual de videojuegos, los divertidos trabajos de StrangelyDrawn y las esculturas ultra realistas de Jamie Salmon. Pero hay más: animales cyborg, cirugías a los ositos gummy y las 28 vidas de Hitchcock. Terminamos con la mejor: La evolución de la lluvia en los videojuegos.BONUS: Norrin Radd – Anomaly / Mega Beardo – A Mega Man 2 Guitar Tribute [...]

  23. maria Says:

    increíble!
    tengo los pelos de punta!

  24. Arianod Says:

    Simplemente acojonante. Ya había visto reportajes sobre Chernobyl y Pripiat; pero aún así, cada vez que vuelvo a ver las imágenes de esa ciudad desierta, me dan escalofríos.

    Sobre el trabajo de los “liquidadores”, me han contado algunas cosas estremecedoras. Por ejemplo, que la mayoría de ellos no eran voluntarios ni tan siquiera estaban informados de que se iban a meter en una zona irradiada. Por lo visto, en cuanto el general soviético a cargo de la emergencia llegó a Chernobyl y se informó de la situación, tomó las siguientes medidas, por riguroso orden:

    1: evacuar Pripiat y todo el territorio en diez kilómetros a la redonda.

    2: enviar a 600.000 personas sin protección antirradiación a apagar el incendio y sellar el sarcófago.

    3: pegarse un tiro en la cabeza.

    También me han contado que algunos de los “liquidadores” tenían la misión de ir haciendo el mapa de los puntos contaminados. ‘Puntos’ y no ‘áreas'; porque, al parecer, la forma en que se propaga la radiación es tan extraña, que dentro de una misma habitación puede haber una parte que esté limpia, y otra en la que esté la radiación flotando en el aire.

    ¿Es surrealista o no es surrealista?

  25. gustavo Says:

    Parece tan distante, cuando la realidad apunta a que ya cruzamos el punto de no retorno y mas temprano que tarde este paisaje sera comun en todo el planeta.

  26. Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (y II) « Fronteras Says:

    [...] Fronteras « Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (I) [...]

  27. DE RUTAS Y CIUDADES FANTASMA Says:

    [...] quiero poner fotos negativas en esta web sobre mi viaje, por lo que os recomiendo este enlace para saber mas sobre este [...]

  28. Luis Says:

    La verdad que es una pena ver y demostrar la ruina que ha traido el capitalismo a Rusia con ejemplos como estos, donde en tuempos de la URSS eran florecientes ciudades y ruina que ha traido el capitalismo a Rusia ha sido incapaz de volver a florecer ninguna de estas ciudades ¡¡ ya llevan 20 años¡¡¡ que inútiles.

  29. LEON T. Says:

    Nada perturba tanto la vida humana como la ignorancia del bien y del mal. (M.T.CICER)

  30. Más artículos relacionados Says:

    Me gustaria leer su blog….

    Está haciendo un trabajo genial….

  31. Pyramiden, la ciudad fantasma del Ártico « Fronteras Says:

    [...] te ha gustado esta entrada no te pierdas Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (y su segunda parte). Ya puestos, puedes encontrar interesantes Los letreros gigantes de Rusia.  Y [...]

  32. mendigo trascendental Says:

    Recomiendo a todo el interesado en Pripiat el documental Radiofobia… a pesar de que la zona es altamente radiactiva, se ha demostrado que esta radiactividad no es uniforme. Existen zonas en donde desciende hasta niveles normales, son lugares donde los campesinos cultivan patatas y otros alimentos y viven plácidamente…

  33. ian Says:

    El record de superficie no lo tiene la URSS, creo que fue el Imperio Británico, que llegó a tener 35 millones de kilómetros cuadrados, ahí fue nada, seguido muy de cerca del Impero Mogol con 33 millones.

  34. Haruya Nagumo Says:

    Muy interesante…,
    la verdad que me encanta leer sobre lo sucedido en Chernóbil, pero cada vez que veo las imágenes aun me dan esos escalofríos… es tan desolador el paisaje

  35. MARIA LOAIZA VELARDE Says:

    CHERNOBIL ES O MEJOR DICHO HERA UNA HERMOSA CIUDAD

  36. CAROLINA LIZARRAGA MORAN Says:

    YO HE IDO A CHERNOBIL ESTA MUY DESAVITADA INCLUSO ENTRAMOS A UNA CASA ENORME ESTAVA MUY PRESIOSA ESPERO Y LA CONOSCAN ALGUNA VES
    DE:
    CARO LIZARRAGA MORAN
    PARA : TODOS LOS QUE LO LEAN

  37. Las puertas del infierno (I): Centralia, el pueblo al que le arden las entrañas « Fronteras Says:

    [...] la ciudad fantasma del Ártico Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (y su segunda [...]

  38. Diez pueblos con exactamente un habitante « Fronteras Says:

    [...] solitarias de la Tierra (y su segunda parte) El último pueblo del mundo (por orden alfabético) Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (y su segunda parte) En mitad de la [...]

  39. RTB » Proxy // Music From The Eastblock Jungles, Pt. 1 (2012) Says:

    [...] al menos quince nuevos países, sin contar a Rusia, 10,000 ojivas nucleares, varias ciudades fantasmas y al parecer, el Electro industrial más bueno de todo el oriente. Con ustedes el primer disco de [...]

  40. cas654 Says:

    yo lo por primera vez en call of duty 4 ,no pense que era verdad
    wow

  41. Un recorrido por algunas ciudades abandonadas alrededor del mundo | Blog de Banderas Says:

    […] Las ciudades fantasma de la Unión Soviética (I) […]

  42. VIlla Epecuén, el pueblo que emergió de las aguas | Fronteras Says:

    […] en la isla caribeña de Montserrat, Centralia, en Estados  Unidos, Pyramiden, en Noruega, Prípiat, en Ucrania, Kadykchán y otras de la antigua Unión Soviética, o Varosha, en Chipre. Y si quieres […]

  43. Pao de Argentina Says:

    Mucha historia. Muy atrapante

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: