Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel

Los más veteranos lectores de Fronteras recordarán el caso de Rock Island y Derby Line, un par de pueblos situados en  la provincia canadiense de Quebec y en el estado norteamericano de Vermont, respectivamente. Se trata de dos pueblos pegados a la frontera y construidos en parte sobre ella, existiendo viviendas particulares y edificios públicos partidos por el paralelo 45 Norte, la raya invisible que decreta dónde empieza Canadá y acaba Estados Unidos, o viceversa. Entre ambos países no existe un tratado de libre circulación como el que disfrutamos en la Unión Europea, y que hace tan fácil la vida a los habitantes de las zonas fronterizas y a los viajeros insensatos. Durante décadas el sentido común permitió que los habitantes de ambos pueblos hicieran vida normal, pero la paranoia post-11 de septiembre ha convertido el sentido común en el menos común de los sentidos, en cuanto a las zonas fronterizas norteamericanas se refiere.

La frontera entre EE.UU. y Canadá (y entre Stanstead y Derby Line)  junto a la Biblioteca Haskell, el único edificio público dividido de América del Norte. © pegase1972

Buzz Roy es un tipo que reside en Derby Line desde hace años. La semana pasada se le ocurrió ir a comprar una pizza al restaurante más cercano, que resulta estar al otro lado de la frontera. Al cruzar Church Street, denominada al otro lado del paralelo 45 como Rue Church, se le acercó un policía estadounidense y le informó de que cruzar esa calle estaba prohibido. Buzz, que había cruzado esa misma calle durante años sin el menor problema, reaccionó con enfado, saltando a un lado y otro de la frontera, demostrando que no ocurre nada ni se hunde el mundo por cruzar una calle para comprar una pizza. El policía procedió a detenerlo y encerrarlo en el calabozo por infringir las leyes norteamericanas, que prohíben entrar y salir del pais sin avisar a las autoridades (y eso que la autoridad estaba delante de sus narices).

Haciendo el ganso en la frontera (deporte nacional de este blog), por rowland-w. Detrás de los fronterizos, la Biblioteca Haskell.

Tres horas después Buzz Roy fue liberado, no sin antes comerse una multa de 500 dólares. Probablemente la pizza se le quedó fría. Según cuentan los vecinos, el centro de la localidad (de las localidades, en realidad) se está quedando vacío como consecuencia del incremento de las patrullas policiales en la frontera, y del tocapelotismo consiguiente. Los vecinos de Rock Island y Derby Line han respondido a la detención poniéndose chapitas con el mensaje Free Buzzy Roy. Only in America.

Buzzy Roy (a la izquierda) y otros dos vecinos de Derby Line con las chapitas reivindicativas.

Visto en Microsiervos; más info aquí, acá y acullá.

Hace dos años, en Fronteras: Ciudades divididas. Rock Island y Derby Line.

Agradecimientos a Patxi por haber cazado la noticia y haberme avisado.

About these ads

Etiquetas: , , , ,

20 comentarios to “Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel”

  1. Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel Says:

    [...] Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel fronterasblog.wordpress.com/2010/03/19/cuando-cruzar-la-call…  por Torosentado hace 2 segundos [...]

  2. PatxidelPaMil Says:

    De nada Jefe!

    A ver si nos sigues enseñando fronteras! Pero que no te pase como al de la pizza…

    Saludos!

  3. Christian Macias Says:

    El tío podria haberse fugado con tan solo correr hacia el lado canadiense no?
    Saludos!

  4. Alber Says:

    Vamos, que en un par de semanas te puedes quedar sin hojas en el pasaporte a base de cuños XD

  5. Luis Says:

    Imagínate como nos traen a los mexicanos…
    Nos toca la peor parte…
    Saludos

  6. Antonimous Says:

    Pinche migra nos esta esperando!!!!!!!! Buenisimo el blog Diego!!!!!!!!

  7. Marco Says:

    Que bueno que era Canadience, por que en el Río bravo (frontera México-USA) al tipo le metes cinco tiros y un Juez Federal gringo libera al policia alegando defensa propia

    • armillo Says:

      La diferencia es que los canadienses no va a EEUU a fastidiar ni a robar, a diferencia de muchos Mexicanos y centro americanos que pasan “de mojados” a EEUU a vivir ilegalmente y algunos a delinquir o alterar el orden de ese país. Con el debido respeto, pero comparar una frontera como la de Canada-EEUU con la de México-EEUU es una infamia. Por eso la border patrol actua con violencia por el lado sur y por el norte es benigna y civilizada. Dejemos la hipocresía, sino vean el ejemplo de España y comparen la frontera con Africa (Algeciras) y la de Francia o Portugal (antes de la apertura de fronteras europeas) la diferencia de trato hacia los marroquies siempre ha sido peor que hacia los paises vecinos europeos, ¿por que? creo que la respuesta es evidente.

  8. Sherlock Says:

    El tratado de libre circulación en Europa nos ha facilitado muchas cosas, pero… ahora las fronteras son menos fronteras y mola mucho menos.
    Me encantaría sentir el morbo que tiene que producir infringir la ley simplemente por dar un paso adelante… Tendré que irme a Ceuta?

  9. Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel - apezz.com Says:

    [...] Cuando cruzar la calle te puede llevar a la cárcel [ fronterasblog.wordpress.com ] [...]

  10. Pablo Says:

    Llegué a este blog por casualidad y me enganché, es muy muy interesante.
    Saludos desde Argentina y te invito a ver mi blog Periodismo de fútbol internacional

    Pablo Aro Geraldes

  11. David Says:

    Gran post y gran blog. Me gusta mucho. Enhorabuena.

  12. NIPO Says:

    Curioso cuanto menos… con lo fácil que hubiera sido correr al Canada y no encotnrarse con la jurisdicción yankee

  13. duffman7 Says:

    Lo bueno es que podrías seguir yendo a una pizzería que ya conozcas si te destierran de uno de los dos países… lo malo es que quieras ir a la biblioteca y la sección que quieras visitar esté en el lado del país donde se te prohíbe entrar.

    ¡No me sorprendería entrar en la biblioteca y ver la continuación de la línea blanca fronteriza! Y los lavavos masculinos en Canadá y los femeninos en EEUU.

  14. mapi Says:

    me gustaria recibir info sobre este blog. gracias

  15. El blog de Albert Esplugas Says:

    Barreras a la inmigración: reducción al absurdo…

    Leo en el blog Fronteras una curiosísima anotación sobre la frontera europea, vallada y vigilada, que parte en dos a varios pueblos limítrofes de Lituania y Bielorusia. Normalmente las reducciones al absurdo de una determinada política son hipotéticas,…

  16. juan Says:

    En México tambien tratan bastante mal a los inmigrantes(hondureños, Guatemantecos, etc) si la policía los coje los deportan igual que en Estados Unidos. Hace no mucho cojieron a un indio y a pesar de sus protestas lo deportaron a Guatemala después resultó que era mexicano :P

  17. carlos matus Says:

    porque tantos problemas para crusar de un lado para el otro y vise versa

  18. Lo que es la paranoia IV « El regreso del Director Says:

    [...] septiembre ha convertido el sentido común en el menos común de los sentidos”, dice el excelente blog Fronteras. Esto después de que una ciudad, parte canadiense, parte estadunidense, está dividida por el [...]

  19. Dormir con la cabeza en Suiza y los pies en Francia. El hotel en dos países. « Fronteras Says:

    [...] en Canadá y Estados Unidos La biblioteca dividida, también entre EE.UU. y Canadá, en un pueblo donde cruzar la calle puede llevarte a la cárcel. La callle francesa cuya acera está en Francia; el pueblo de El Pertús Rihonor de Castilla y Rio [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: