Kowloon, el enclave amurallado

En el imaginario colectivo occidental Hong Kong es una ciudad absolutamente trepidante, un cruce de caminos que más bien parece un choque de trenes entre Oriente y Occidente; el Manhattan del Sureste asiático. El estatus colonial de la ciudad durante casi todo el siglo XX propició un irresistible desarrollo económico que la llevó a ser una potencia económica de primera fila. Aún en la actualidad, y pese a pertenecer a China, es uno de los lugares donde existe mayor libertad económica. Hong Kong, con su mestizaje a machetazos y sus pelis de artes marciales se ganó la fama de poseer una idiosincrasia rayana en la anarquía, fama que, en muchos casos, está más que merecida.

kowloon2

Un Boeing 747 aterrizando en el antiguo aeropuerto de Hong Kong, el Kai Tek. Fue clausurado en 1998 por razones obvias. Estaba tan dentro de la ciudad que las luces de aproximación se instalaban en las azoteas de los edificios. Más fotos, por ejemplo, aquí, y un vídeo acá.

Pero si hubo un lugar de Hong Kong donde la anarquía era una forma de vida, ese fue la Ciudad Amurallada de Kowloon. Oficialmente se trataba de un enclave chino en territorio británico, en realidad era una isla de cemento sacada de una distopía de pesadilla, un mamotreto laberíntico  donde la densidad de población era la más alta de la Tierra, una especie de mundo aparte donde las reglas, todas, eran otras. Más de trescientos edificios se apiñaban en una superficie de dos hectáreas y media (camposdefútbol en el sistema de medidas televisivo), y allí se apelotonaban  burdeles, fumaderos de opio, clínicas ilegales y restaurantes de carne de perro mezclados con iglesias y colegios. Miles de personas nacían, crecían y vivían allí sus vidas, en opresivos y oscuros callejones que todavía desafían la imaginación.

kowloon3

Vista aérea de la ciudad en 1989 (click para ampliar). Nótese lo abigarrado de la construcción, una atroz mastaba de cemento absolutamente claustrofóbica.

Toda historia tiene su origen, y el de ésta se remonta a mediados del siglo XIX. Gran Bretaña se anexó la Isla de Hong Kong (una pequeña parte de lo que después sería la colonia) en 1842, merced al Tratado de Nankín o Nanjing, que puso fin a la primera Guerra del Opio. En aquel tratado las autoridades chinas se reservaron un pequeño trozo de terreno en la península de Kowloon, con el objetivo de poder vigilar de cerca las actividades británicas, aunque sin interferir en ellas. Dicho terreno correspondía al de una pequeña fortaleza establecida varios siglos antes para vigilar la costa y limpiarla de piratas, conocida como la Ciudad Amurallada de Kowloon (Kowloon Walled City, en inglés). Los británicos, siempre fieles a la palabra dada, tardaron como un año en arrepentirse del trato y procedieron a atacar el enclave chino, que encontraron desierto tras las murallas. Sin embargo, el tratado de Nankín no fue modificado ni corregido posteriormente, por lo que, de manera oficial, ese pequeño trozo de tierra continuó bajo soberanía china.

hong-kong-map

Mapa de Hong Kong (click para ampliar) con la localización de Kowloon.

En 1898 China y Gran Bretaña llegan a un acuerdo según el cual los primeros cedían a los segundos la soberanía de la isla de Hong Kong y varios territorios nuevos (conocidos, en uno de esos alardes de originalidad que nos depara la Historia, como Nuevos Territorios), excluyendo expresamente la ciudad amurallada, que por entonces contaba con 700 habitantes. El peculiar estatus del enclave permitió que, rodeados y a la vez protegidos por el territorio colonial, los habitantes de la ciudad amurallada apenas se enteraran de la caída de la dinastía Qing y el establecimiento de la República de China a principios de la década de 1910. De lo que si se enteraron, y bastante, fue de la ocupación japonesa de Hong Kong. Las murallas que le daban su nombre al enclave fueron demolidas  y los escombros usados para construir un aeródromo (posteriormente se convertiría en el aeropuerto de Kai Tek) y la población evacuada. Cuando Japón se rindió en 1945, de la ciudad no quedaba prácticamente nada.

kowloon-walled-city-1915

La ciudad amurallada de Kowloon, en 1915

Con posterioridad al final de la II Guerra Mundial, cientos de sin techo se dirigieron al enclave chino. La policía de Hong Kong no tenía derecho a entrar en él, y las autoridades chinas estaban demasiado ocupadas en librar una guerra civil como para darse por enterados. Incluso después de la fundación de la China Popular en 1949 el enclave permaneció ajeno a cualquier tipo de control. Varios miles de personas se refugiaron en la ciudad para escapar de las autoridades chinas, de hecho. Las tríadas y, en general, el sindicato del crimen, se fueron haciendo con el control de la ciudad y de las innumerables actividades ilegales que allí se desarrollaban. El crecimiento descontrolado empezó entonces, pero se agudizaría tras las sucesivas redadas de la policía china en el enclave, que acabaron con el dominio de las mafias locales.

kowloon7

La ciudad amurallada, en 1973

A partir de principios de los setenta se produjo el boom de Kowloon. Sin el yugo de la mafia y carentes de cualquier tipo de control estatal, los edificios empezaron a brotar como setas. Unos encima de otros, invadiendo las calles, acaparando todo el espacio disponible. Cientos de modificaciones, ampliaciones y nuevas construcciones realizadas sin control, planos o la supervisión de alguien que hubiera pisado la facultad de arquitectura. El resultado fue un laberinto enloquecedor, sacado directamente de una película futurista. A las calles, de un metro de ancho en su inmensa mayoría, rara vez llegaba la luz del sol, por lo que se iluminaban durante las veinticuatro horas con fluorescentes.  Esto fue lo que le hizo ganarse el sobrenombre de City of darkness (La ciudad de la oscuridad). En realidad, los callejones solían estar vacíos porque los kowloonenses se movían a través de la ciudad mediante pasajes y pasadizos que conectaban los edificios a partir de la cuarta o quinta planta.

kowloon14

Sobre estas líneas, el entramado de las azoteas en Kowloon City. Debajo, una impresionante vista de la fachada interior.

kowloon4

En la ciudad amurallada de Kowloon la ley era la que establecían sus habitantes. China se desentendió del enclave y Hong Kong se limitó a indicar que hicieran el favor de no construir más allá del piso quince, que el aeropuerto estaba muy cerca y no era plan. Las autoridades coloniales también facilitaban agua y electricidad al enclave, así como el reparto del correo, que tenía que ser de lo más entretenido. En la ciudad, carente de ley escrita tanto como de luz, de la vigilancia se encargaban sus propios habitantes, que no dejaban entrar a nadie que no tiuviera una buena razón para ir. Numerosos dentistas sin licencia operaban dentro de los muros de Kowloon, dando servicio también al resto de Hong Kong. Miles de inmigrantes ilegales se encerraron en la ciudad, donde estaban a salvo de la extradición, ya fuera por parte de las autoridades chinas o  británicas. A finales de los ochenta la ciudad contaba con cincuenta mil habitantes. Teniendo en cuenta su superficie (26.000 metros cuadrados, o 0.026 kilómetros cuadrados), resultó que la ciudad amurallada se había convertido en el asentamiento humano con mayor densidad de población en toda la historia de la humanidad, con casi dos millones de habitantes por kilómetro cuadrado.

kowloon11

Arriba, vista de la ciudad en 1989. Debajo, la fachada exterior en la década de los ochenta.

kowloon10

En un momento dado la actividad criminal y el tráfico de drogas fueron demasiado para los gobiernos chino y británico (aunque según algunas crónicas la criminalidad en Kowloon era menor que en el resto de Hong Kong). A mediados de los ochenta ambos países acordaron la devolución de la colonia a soberanía china en 1997, lo que permitió a las autoridades locales llegar a un acuerdo con Pekín para solucionar el espinoso asunto del enclave. En 1987 se anunció la inminente demolición de la ciudad, y la construcción en su lugar de un parque. Era algo que tenía que suceder tarde o temprano, pero los habitantes del enclave no se lo tomaron demasiado bien. La evacuación se prolongó durante cuatro años, de 1988 a 1992, que fue lo que tardaron las autoridades en conseguir echar a todos los vecinos reacios a marcharse. El gobierno de Hong Kong se gastó unos 3.000 millones de dólares locales (al cambio actual, unos 300 millones de € o 400 millones de dólares americanos, más o menos) en indemnizar a los propietarios de las miles de viviendas de la ciudad. Algunos adictos a la heroína, traficantes de drogas y demás gentes de mal vivir resistieron hasta el último día. En 1993 comenzó la demolición, que concluyó a mediados de 1994.

kowloon12

El día y la noche. Las azoteas y los callejones de la Ciudad Amurallada de Kowloon.

kowloon15

En 1995 el gobernador británico inauguró un parque que llevaba el nombre de la ciudad. Una isla verde  en el lugar donde antes se levantaba la horrenda y anárquica mastaba de cemento. Varios monumentos recuerdan lo que fue la Ciudad Amurallada de Kowloon a lo largo de los siglos, entre ellos algunos restos de la muralla original que sobrevivieron a décadas de construcción descontrolada. Pero de la ciudad, una vez más, no queda nada.  Sin duda alguna es mejor así, pero para el recuerdo queda uno de los escasos lugares donde el desgobierno fue la única forma de gobierno.

kowloon16

La ciudad amurallada, completamente vacía, en 1993, justo antes de su demolición.

Para saber más:

En el interín de la demolición, desde que se comenzó a evacuar la ciudad hasta que se inició el derribo, se rodaron un par de pelis (de Van Damme y Jackie Chan, sólo aptas para cinéfilos) en el lugar. Aquí debajo podéis ver una escena de la de Van Damme (Bloodsport) rodada all. El chino que habla básicamente cuenta la historia del enclave.

En castellano hay varios sitios que hablan sobre la ciudad amurallada, aunque la mejor reseña es la de Ión Litio. También en GaliciaCAD o Urbanity se pueden encontrar textos y fotos sobre el enclave. En Wengweng Blog también tienen vídeos bastante espectaculares. También podemos encontrar más info en la Wiki, por supuesto.

En inglés, además de la Wiki, son recomendables los siguientes sitios: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

About these ads

Etiquetas: , ,

30 comentarios to “Kowloon, el enclave amurallado”

  1. Javi Says:

    Yo hubiese sido partidario de no derribarlo, sino desalojarlo y conservarlo como recuerdo, el tema del mantenimiento y la seguridad de los turistas seria algo espinoso, pero como atracción turistica no tendria precio.

  2. Jorge Says:

    Impresionante historia, no conocía esta ciudad y me he quedado de piedra. Muy buena entrada!

  3. LaFló Says:

    Había leído algo sobre esa ciudad, era en referencia a la densidad de población. ¡Tenía que ser agobiante vivir ahí!
    Te felicito por la entrada, completa e interesante

    saludos

  4. Los Fantasmas del Paraíso Says:

    “(camposdefútbol en el sistema de medidas televisivo)”, “Hong Kong se limitó a indicar que hicieran el favor de no construir más allá del piso quince, que el aeropuerto estaba muy cerca y no era plan”, “(conocidos, en uno de esos alardes de originalidad que nos depara la Historia, como Nuevos Territorios)”, “el reparto del correo, que tenía que ser de lo más entretenido”.
    Me encantan el sarcasmo y la ironía de tus escritos, en serio, consigues una muestra de humor y rigor genial, además de que los temas son realmente interesantísimos. Increíble, increíble.

  5. Càtxum! Says:

    Un video que explica bien los giros que tenían que hacer los aviones para aterrizar, visto incluso desde la cabina de pilotos

  6. martin Says:

    Uf, hubiera sido el escenario perfecto para la película de “Cuando el destino nos alcance”, da para mas de una novela de Ciencia ficción…

  7. Dani Says:

    Felicidades por el blog, muy buenas e interesantes entradas, lo descubrí hace poco tiempo a través de un amigo.

    Yo hace tiempo dediqué en mi blog una entrada en catalán a Kowloon, aunque menos completa que la tuya:

    http://ideesicontraidees.blogspot.com/2008/07/la-ciutat-amurallada-de-kowloon.html

    (por cierto que veo que han desaparecido algunas imágines del post, cuando tenga un rato ya investigaré qué ha pasado)

  8. martin Says:

    Je,por cierto, en el segundo 5-6 del video que dejaste de la pelicula de Van damme…momento castizo, juas,juas.

  9. Diego González Says:

    Buen ojo, Martín, no me había fijado en el camión. ¡Qué grande!

    Si has leído el famoso “criptonomicón” recordarás alguna escena parecida.

  10. martin Says:

    Pues aun no lo pille, pero ganas tengo, que me han hablado bien de el.

  11. Castedo Merinero Says:

    Muy curiosa historia. En mi vida había oído hablar del enclave. Tremendo.

  12. estocasticom Says:

    Esas imagenes de la pelicula de van damm me recuerda mucho(salvando las distancias) al Quartieri Spagnolo (El Barrio Español, sic) de Napoli. Calles estrechas y sucias y edificios altos y viejos que dan a todo el entorno una lobreguez carasteristica y que te impulsan incoscientemente a mirar a todos lados y adquirir una pose agresiva y aprensiva.

  13. Fronteras en la radio (volumen II) « Fronteras Says:

    [...] y sin sentido” (en eso se parece a algunas líneas de metro de Barcelona)  hablaron del Enclave de Kowloon, y me invitaron a decir algunas cosillas con mi escasamente radiofónica voz. Como empieza a ser [...]

  14. Cerezo Says:

    Diego ¿estás seguro de que esas fotos no son del barrio de la Concepción de Madrid?

    Y felicidades, tío.

  15. 4ojos Says:

    Paul Theroux tiene un libro (no de viajes, sino de ficción) ambientado allí: “Kowloon Tong”. Lo he leído y no está mal.

  16. Iñaki Says:

    Increíble, desde luego..una especie d “Blade Runner” china. Ocurrió algo parecido en Edinburgo allá por el siglo XVII por el teme de la peste; pero los escoceses no se lo pensaron y soterraron un barrio entero, viviendo los pobres moradores en un inframundo.
    Hoy aún se puede visitar este antiguo barrio en el subsuelo de Edinburgo.
    Dejo enlaces para los curiosos:
    Artículo:

    http://sobreleyendas.com/2007/12/15/marys-king-close-el-lado-oculto-de-edimburgo

    Sitio web (turístico):

    http://www.realmarykingsclose.com/

  17. José Says:

    Es impresionante, pero a mi parecer es mejor que no se haya derribado, y que se haya conservado, como otras ciudades abandonadas, Craco, en Italia, Our de la Glane, Francia, Humberstone, en Chile, y otras, que son utilizadas como monumentos turísticos, al fin y al cabo visitar, una ciudad abandonada debe ser una experiencia muy novedosa.

  18. Alfred Says:

    Con mucho orgullo os escribo a escasos 100 metros del actual Kowloon Park que es un sitio muy pacifico dentro de una de las zonas mas densamente pobladas de HK. A este lado de Hongkong, en el distrito que toma el mismo nombre, se juntan miles de tiendas de fotografias con las tiendas de los mejores disenyadores, todo ello a escasos 200metros de lo que antes era el citado barrio. Igualmente se pueden encontrar ejemplos de construcciones similares por todo el sur de la actual China, si bien las condiciones un tanto surrealistas que se dieron en el enclave era lo que lo hacia especial. Guangzhou o Shenzhen comparten ese mismo “estilo arquitectonico” en muchos de sus edificios. Disculpas por la falta de acentos al utilizar un teclado chino.

    • Diego González Says:

      Gracias por el comentario viajero, Alfred, y por acordarte de este humilde blog :D

      Y no te disculpes por los acentos…bastante mérito tiene escribir en el alfabeto latino con un teclado de China :D

  19. Dos años en la Frontera « Fronteras Says:

    [...] Kowloon, el enclave amurallado. Sobre una fortaleza china que se transformó en una pesadilla de hormigón. Esta entrada me valió [...]

  20. neverbot.com » Enlaces compartidos en Enero Says:

    [...] fronteras, la ciudad amurallada de Kowloon, y la historia de una cervecería que se encuentra ubicada sobre la frontera entre dos países. [...]

  21. Documento Kowloon que quita el sentío! | Says:

    [...] la ciudad amurallada de Kowloon, Hong Kong; los que no, estáis suspensos, podéis pinchar aquí y ya veremos [...]

  22. Documento Kowloon que quita el sentío! – Zoohaus Says:

    [...] la ciudad amurallada de Kowloon, Hong Kong; los que no, estáis suspensos, podéis pinchar aquí y ya veremos [...]

  23. Animeche Says:

    Esta ciudad es impresionante. La llegué a ver en un videojuego llamado Shenmue y me dió bastante curiosidad la forma en que la presentaban, haciendome pensar que era solo un invento de los creadores del juego, pero NO!!! Es una realidad que es una ciudad concentrada que creció verticalmente >_< muy interesante!

  24. La Triple Frontera (por Tucumano, primera parte) « Fronteras Says:

    [...] Una esquina en Ciudad del Este. En las inmediaciones de la frontera se construyen cada vez más edificios y cada vez más altos. Al ver aquello me preguntaba si quizás el lugar acabaría pareciéndose a Kowloon. [...]

  25. Enclaves y exclaves alrededor del mundo « Fronteras Says:

    [...] Kowloon, China amurallada dentro de Hong Kong. La ciudad amurallada de Kowloon era un enclave chino dentro de la colonia británica de Hong Kong, surgido del tratado de finales del siglo XX por el que los británicos se agenciaban la colonia. El nulo control que sobre el lugar podían ejercer tanto chinos como británicos llevó a que Kowloon se convirtiera en un lugar al margen de la ley, de cualquier ley. A mediados de los noventa, cuando fue desmantelado, era el assentamiento humano con mayor densidad de población de la Historia. [...]

  26. bianca Says:

    wowwww increible nunca me imaginare el tipo de vida que llevaron las personas que habitaron ese lugar, debio de ser algo frustrante e inimaginable, pero me parecio super interesante tu blog, felicidades.

  27. liquidacion de haberes Says:

    impresionante

  28. Jorge Says:

    Me pregunto qué harían con los cadáveres (porque seguro que añguno se moriría). Como evidentemente no los podían enterrar por falta de espacio, ¿los quemarían en alguna azotea? ¿O los añadirían al puchero? Perdón por el mal gusto de este comentario, pero nada me extrañaría en una comunidad tan sumamente degradada.

  29. Lugares del mundo donde no estarás solo | Los apuntes del viajero Says:

    […] Ciudad Amurallada de Kowloon, un curioso lugar que daría para un artículo (como el del blog Fronteras). Fundado como puesto de vigilancia chino en el s.XIX, se convirtió en un lugar especial en 1842, […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: