Asesinato en la frontera

Dos detectives, dos cuerpos de policía, y un solo caso. Cada uno de los detectives sólo tiene accceso a la mitad de las pruebas, y, más aún, a la mitad del escenario del crimen. Una situación perfecta para una novela de Donna Leon o Henning Mankell si el comisario Brunetti o el gran Kurt Wallander vivieran cerca de una frontera. Lamentablemente la situación no está sacada de una novela sino de la pura realidad. Concretamente, de la ciudad holandesa y belga de Baarle, de la que ya se han comentado aquí otras historias.

Frontera entre Holanda y Bélgica en una cafeter�a de Baarle (click para ampliar)A finales del pasado mes de febrero se descubrió el cuerpo de una mujer bielorrusa de 26 años en un edificio dividido entre los pueblos de Baarle Nassau y Baarle Hertog. El primer problema, antes de siquiera identificar el cadáver, fue precisar en qué país se encontraba éste. Para ello se requirieron los servicios de un geógrafo que, finalmente, dictaminó que el cuerpo se encontraba íntegramente en los Países Bajos. Pero el escenario del crimen, aún así, seguía dividido entre los dos países, por lo que ambos cuerpos de policía, el belga y el holandés tuvieron que analizar su respectiva mitad del edificio en busca de pruebas, con mucho cuidado de no recoger nada al otro lado de la frontera, pues cualquier prueba obtenida en el otro país podría ser invalidada por defecto de forma (es sabido que las fuerzas de seguridad de un país no pueden penetrar en cualquier otro mientras estén de servicio). Mientras tanto, el principal sospechoso, que no es otro que el marido de la víctima, ya se había dado a la fuga con la hija de cuatro años de ambos.

Edificio dividido de una compañ�a cervecera en Baarle (C) Jan Krogh. Click para ir a la página de la fuente

El caso, finalmente, ha quedado en manos de la justicia holandesa, puesto que el cadáver estaba en territorio holandés y el marido de la víctima y sospechoso número uno también es de esa nacionalidad. Las autoridades belgas permitieron el acceso de la policía de los Países Bajos a su territorio tras los inevitables trámites burocráticos, y, por su parte, la justicia holandesa ha agradecido la colaboración belga en el caso. Pero, qué duda cabe, el hecho de que el crimen se cometiera donde se cometió retrasó de manera notable la investigación. Cosas de vivir en la frontera.

Para saber más:

La historia la encontré en 24 Oranges vía un comentario de Strange Maps, y se puede leer, en francés, en Liberation.

About these ads

Etiquetas: , , , ,

8 comentarios to “Asesinato en la frontera”

  1. pez Says:

    Esto me recuerda que hace muchos, muchos años íbamos de marcha a las tantas de la madrugada por la Avenida Brasil, que és la calle que separa Barcelona de Hospitalet y nos encontramos con un sujeto inconsciente en el suelo (las drongas son muy malas, ya se sabe).

    Como nos pareció que su mal aspecto lo justificaba, llamamos a la guardia urbana, que rápidamente nos preguntó: “En que acera está?” Y como estaba en el lado de Hospitalet, se desentendieron rápidamente porque no era de su competencia y nos remitieron a la guardia urbana de Hospitalet.

    Total, que pasada la sorpresa, llamamos a la comisaría de Hospitalet y, después de explicarles la situación del individuo (empezando por el lado de la calle en que estaba) el munipa de turno nos suelta: “Ahora nos va bastante mal venir, no podrían ustedes TRANSPORTARLO AL OTRO LADO Y LLAMAR A LA GUARDIA URBANA DE BARCELONA?”.

  2. Diego González Says:

    Pez, esa historia es sencillamente genial :D

    QUe panda…

  3. pez Says:

    Ya te digo. Parece una situación sacada de una película de Berlanga. La magia de las fronteras aquí en nuestra ciudad :-D

  4. Angel Cáceres Says:

    Pues cosa igual pasaba aquí en Guatemala, en un municipio llamado Puerto San José tiene dentro de si el llamado Puerto Quetzal con jurisdicción judicial independiente, como mis compañeros (yo trabajo en el organismo judicial) no querían trabajo solo movían los muertos (San Jose tiene muy alta criminalidad) que sucedían dentro del Puerto Quetzal unos dos metros y gualá, ya estaba dentro de Puerto de San José y dejando les completamente el trabajo, así que cuando suceden cosas así que forma más facil de bajar el arduo trabajo que tiene uno.

  5. Una cervecería en dos países « Fronteras Says:

    [...] Si te gustó esta entrada, con toda probabilidad te gustarán las tres que le hemos dedicado en Fronteras a Baarle: El pueblo de las mil fronteras,Baarle Verhalen (Historias de Baarle) y Asesinato en la frontera. [...]

  6. Enclaves: Baarle Nassau y Baarle Hertog | Animal de Ruta Says:

    [...] acá y acá; una visita detallada a la cervecería acá y más sobre la historia del asesinato acá y del pueblo acá. Por último, si te interesa el tema hay un excelente libro que podés ver autor [...]

  7. Enclaves N°2: Baarle Nassau y Baarle Hertog | Animal de Ruta Says:

    [...] acá y acá; una visita detallada a la cervecería acá y más sobre la historia del asesinato acá y del pueblo acá. Por último, si te interesa el tema hay un excelente libro que podés ver autor [...]

  8. Enclaves y exclaves alrededor del mundo « Fronteras Says:

    [...] Baarle un lugar de peregrinación para los amantes de las fronteras. Cervecerías en dos países, asesinatos en la frontera,  bancos que no podían ser inspeccionados y emisoras de radio piratas en dos países, Baarle [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


%d personas les gusta esto: