Baarle verhalen (historias de Baarle)

(Previamente: Baarle, el pueblo de las mil fronteras)

Radio BaHeNa, la radio que delinquía en dos países

Uno de los personajes más conocidos de la historia de los dos Baarle es el autodenominado Borderhunter (el cazador de la frontera). En 1981 montó Radio BaHeNa (Baarle Hertog Nassau), una radio pirata que emitía todas las noches en la localidad sin tener licencia para ello. Borderhunter era un belga de Baarle Hertog, pero la antena de la emisora pirata estaba situada en Baarle Nassau, en la azotea de un edificio a escasos metros de uno de los enclaves belgas. Ambas policías, la belga y la holandesa, organizaron varias redadas por separado, pero en un pueblo de ocho mil habitantes las noticias vuelan, y la emisora pirata era trasladada de un lado al otro de la frontera según de qué país fuera la policía que le buscaba. Así se mantuvo, emitiendo música y noticias locales, durante más de dos décadas, convirtiéndose, según el propio Borderhunter, en la emisora pirata más longeva de la historia de los Países Bajos. Radio BaHeNa continuó sus emisiones hasta 2003, cuando finalmente las policías de los lados holandés y belga se organizaron y montaron una redada conjunta, que acabó con la confiscación del equipo por parte de las autoridades belgas y la imposición de una multa de 1.100 euros… por parte de las autoridades holandesas. Ante semejante contradicción (la policía de un país le confisca un equipo pero no le acusa de ningún delito, y la del otro país hace lo contrario), Borderhunter recurrió la confiscación de su equipo a las autoridades belgas, que respondieron que, efectivamente, tenía razón, y que le tenían que haber multado, por lo que procedieron a imponerle una sanción… de 500 €, menos de la mitad que la sanción holandesa. La suma fue abonada a la administración belga, y, posteriormente, el radioaficionado pirata recurrió la multa ante la justicia holandesa, argumentando que ya había pagado la multa, y que no podía ser condenado dos veces por un mismo hecho. Las autoridades holandesas le dieron la razón, y se libró de pagar en los Países Bajos.

Mapa de Baarle Hertog y Baarle Nassau (Click para ampliar)
Mapa de Baarle (click para ampliar). En naranja (paradójicamente), el territorio belga (Baarle-Hertog). Los rectángulos blancos en su interior son metaenclaves holandeses (Baarle Nassau). Las fronteras se pueden ver con mayor claridad todavía en Google Maps.

Femisbank, el banco en la frontera

En 1971, un hombre de negocios holandés llamado Hendrik Jacobus Owel fundó Femisbank, un banco que operaba en la dependencia británica de Anguila, pero con sede social en Baarle Nassau, Holanda. El edificio en el que se encontraba la sede era uno de los muchos cruzados por la frontera, encontrándose la puerta de entrada y las oficinas en Holanda y la caja fuerte en Bélgica. Todos los bancos del mundo están sujetos a inspecciones por parte de las autoridades económicas del país donde tienen su sede, pero las autoridades belga y holandesa se encontraron con un serio problema en sus investigaciones. Los inspectores belgas no podían entrar al banco, puesto que la puerta se encontraba en territorio holandés, mientras que las autoridades holandesas sí podían entrar, pero sólo hasta los mostradores, tras los cuales empezaba el territorio belga, en el que estaba situada la caja fuerte. Finalmente, más de veinte años después de la fundación del banco, las autoridades de ambos países se pusieron de acuerdo para efectuar un registro conjunto, obteniendo la policía belga permiso para cruzar territorio holandés, y así poder acceder a la caja fuerte. Acusado de blanqueo de dinero, el Femisbank se declaró en bancarrota en mayo de 1992.

(Ambas historias están sacadas del libro de Evgeny Vinokurov, Theory of enclaves, concretamente de su capítulo 6, páginas 113-114 y 116. Se puede descargar el libro completo desde este enlace).

About these ads

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios to “Baarle verhalen (historias de Baarle)”

  1. Asesinato en la frontera « Fronteras Says:

    [...] Asesinato en la frontera Dos detectives, dos cuerpos de policía, y un solo caso. Cada uno de los detectives sólo tiene accceso a la mitad de las pruebas, y, más aún, a la mitad del escenario del crimen. Una situación perfecta para una novela de Donna Leon o Henning Mankell si el comisario Brunetti o el gran Kurt Wallander vivieran cerca de una frontera. Lamentablemente la situación no está sacada de una novela sino de la pura realidad. Concretamente, de la ciudad holandesa y belga de Baarle, de la que ya se han comentado aquí otras historias. [...]

  2. Una cervecería en dos países « Fronteras Says:

    [...] en las que el recibidor está en los Países Bajos y el salón en Bélgica. Ha llegado a haber bancos con la entrada en Bélgica y la caja fuerte en Holanda, situación que provocaba no pocos dolores de cabeza a las autoridades económicas de los dos [...]

  3. Enclaves y exclaves alrededor del mundo « Fronteras Says:

    [...] que no podían ser inspeccionados y emisoras de radio piratas en dos países, Baarle está lleno de historias que enloquecerán de júbilo al friki de las [...]

  4. Enclaves y exclaves alrededor del mundo Says:

    [...] que no podían ser inspeccionados y emisoras de radio piratas en dos países, Baarle está lleno de historias que enloquecerán de júbilo al friki de las [...]

  5. Dormir con la cabeza en Suiza y los pies en Francia. El hotel en dos países. « Fronteras Says:

    [...] cervecería en dos países, en la mítica ciudad holandesa y belga de Baarle Un campo de golf en dos países, entre Suecia y Finlandia Una [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: